Como enseñar a tus hijos a ser ordenados en casa

Gladys 30 abril, 2016

Los padres deseamos inculcar el valor del orden en el niño desde muy temprana edad, pero para tener éxito en esta enseñanza aquí tienes unos trucos de cómo enseñar a tus hijos a ser ordenados en casa.

Enseña al niño a que crezca dentro de la disciplina del orden, así en poco tiempo se acostumbrará a la misma y hará de ella un hábito de vida. Explícale que ser ordenados en casa es indispensable para su desarrollo, pues le servirá para organizar y confrontar el mundo que está empezando a descubrir.

Cualquier momento y espacio es oportuno para enseñarle a ser ordenado en casa, cuanto antes empiece el niño a asimilarlo mejor, de esta forma, lo ayudamos a que los conocimientos que va adquiriendo cada día se transformen en cualidades y actitudes que ayudarán a formarse como mejor persona.

Es importante enseñarles a nuestros hijos que el orden es fundamental en la vida, como la alimentación,o por ejemplo dormir o inclusive es comparable con la higiene propia, es un elemento necesario para su aprendizaje, y ademas de crearles buenos hábitos, les proporcionará seguridad en su desenvolvimiento.

Haz de estas actividades relacionadas con la organización y aseo algo divertido, así conseguirás que los más pequeños te ayuden con las tareas del hogar

Tu actitud y ejemplo son fundamentales

ordenados en casa 2

Dale un buen ejemplo a tu hijo y enséñale como lograr ser ordenados en casa, así irás inculcándole la idea de que no puede tenerlo todo desordenado. El caos siempre produce nerviosismo y dificulta la tarea de encontrar las cosas, mientras que el orden transmite calma, favorece la concentración y ayuda a pensar y a reaccionar serenamente.

Puedes comenzar por mostrar la forma de indicarles cómo guardar sus juguetes, a colocar sus cuentos en el estante, a no dejar sus zapatos tirados por la habitación y ordenarlos, colgar las toallas mojadas, guardar la ropa sucia o un sinfín de actividades sencillas que lograrán educar a tu hijo en el orden.

Toma en cuenta que no todos los días de la semana son iguales, en el momento de establecer horarios diariamente, en las comidas, el sueño, la higiene y en el juego haciéndolo de una manera cómoda, flexible y placentera, evitando cambios drásticos constantes, de lo contrario solo conseguirás desorientarle.

Tips para que nuestros pequeños sean ordenados en casa

Algunas veces a los padres se nos dificulta tener paciencia cuando la casa se convierte en un caos, pero aquí te recomendamos cómo empatizar y lograr el objetivo de mantener todo arreglado.

  • Evita adoptar una actitud de queja constante por su desorden, las críticas nunca ayudan, en la mayoría de los casos no ordenan porque no pueden.
  • Tampoco tomes la actitud contraria y caigas en la sobreprotección, dando por hecho que como es pequeño no puede ordenar y termines haciéndolo tú siempre.
  • Hasta los 7 u 8 años tendrás que darle una mano después de jugar, esto no significa que él mire lo bien que lo recoges todo, sino que arregles las cosas junto con el niño de forma amena. Es normal que tu hijo juegue en desorden, con todo a la vez, que mientras desarma un juguete quiera tener a mano sus pinturas o un taco, ellos necesitan sentirse libres en sus actividades.
  • Revisar los juguetes con tu hijo cada cierto tiempo y animarle a regalar a los niños necesitados los que ya no use, además de evitar acumular trastos, y mantener todo limpio, le estarás dando una enseñanza muy positiva con respecto al valor de la caridad.

Desde pequeños y para que de adolescentes sea algo natural y lo adopten como parte de su comportamiento habitual, las actividades del hogar deben inculcarse y ser utilizadas como una norma de respeto, para que puedan ir comprendiendo el compromiso de llevar una casa y una familia adelante además de aprender a colaborar.

Cada cosa en su lugar

Mantener una casa ordenada no es tarea fácil, menos cuando hay niños, pero mantener limpio y ordenado no solo es importante por motivos estéticos sino que resulta fundamental para evitar enfermedades y para reducir los niveles de estrés en el ámbito familiar.

El hábito de ser ordenado se construye a diario, que sea más organizado no es algo que vas a lograr de la noche a la mañana, pero es un excelente comienzo para crear una vía de comunicación positiva, por tanto, estimula a tus hijos a dejar las cosas siempre en un lugar específico para que no pierdan tiempo buscándolas.

Cuando tus hijos consigan organizarse en algo, por poca importancia que tenga, es muy significativo que premies su esfuerzo, nunca debes utilizar frases como: “bueno, esta vez lo hiciste bien”, “¡a ver si te dura el cambio!” o “¡ya era hora de que te organizaras!”. Con esto solo conseguirás el eecto contrario que deseabas obtener.

Te puede gustar