Cómo criar a un niño con persistencia

María José 8 marzo, 2016

Muchas personas cuando existen adversidades tienen incapacidad para persistir algo que sin duda puede hacer que el fracaso llame a la puerta. Todos tenemos días en donde parece que las cosas son más difíciles de lo normal y nos cuesta trabajo encontrar las energías suficientes para poder tener persistencia y perseverancia, y esto es lo más normal del mundo.

Pero la realidad es que el ser perseverante puede determinar nuestras posibilidades de éxito más que cualquier otra característica. Cuando no se tira la toalla ni se rinde se pueden lograr grandes cosas.

Los padres quieren que los niños alcancen el éxito

Lo normal es que los padres quieran que sus hijos alcancen el éxito, pero contrariamente desean que al menos durante los primeros años de vida no sean persistentes en las cosas que quieren conseguir porque resulta molesto. Pero es necesario incentivar esta actitud ante la vida para que aprendan los beneficios de la persistencia. Para que puedan adquirir el hábito de intentar las cosas y si las circunstancias se ponen a favor, conseguirlas.

Sin embargo, la persistencia es una característica maravillosa del ser humano y es esencial para la vida. Si tienes la suerte de tener un hijo persistente entonces debes saber que es algo que debes fortalecer a toda costa. La perseverancia es un rasgo heredado pero también puede ser aprendido. ¿Quieres criar a tu hijo con persistencia y perseverancia? ¿Qué puedes hacer para conseguirlo?

Anima cuando no se da por vencido

Si tu hijo trabaja en algo sin importar el resultado, si no se da por vencido… es motivo para alabarle y ofrecer aliento. Incluso cuando tu hijo es persistente y quiere mantener un argumento contigo y esto provoca una discusión hay que aplaudir su persistencia (cuando se ha acabado la conversación y se han encontrado soluciones de ganar – ganar para ambos).

blow-bubbles-668950_640

Busca la flexibilidad

Es posible que si tu hijo tiene coraje en sus convicciones es posible que se cierre en banda a posibles alternativas. En los primeros años de vida puede ser un niño con más rabietas de lo normal. Esto no está mal, pero te darás cuenta como a medida que crezca y madure podrá estar abierto a más flexibilidad ante las alternativas. Pero para ello, será necesario que lo entrenes y que cuando esté cerrado en banda trabajes con alternativas o varias opciones para se sienta más flexible en escoger entre varias cosas.

Buscar soluciones de ganar – ganar

Si tienes un hijo que es persistente en algún asunto es probable que no quiera buscar soluciones que no tengan que ver con su objetivo.

Esto puede hacer que parezca un niño rebelde, pero con los niños persistentes que saben cuáles son sus objetivos, es muy importante enseñarle a cómo identificar la necesidad fundamental de cada persona y poder encontrar soluciones para que todos salgan bien parados.

Esta es una habilidad muy necesaria para la vida, para poder entender las emociones y necesidades de los otros desde la empatía y poder mostrar los propios sentimientos y necesidades con asertividad.

the-little-girl-277697_640

Ofrece apoyo emocional

Si tu hijo quiere dejar las clases extraescolares escucha por qué quiere dejarlo, quizá no fueron lo que creía o no le han gustado. Ayúdale a buscar sus pasiones y a que experimente diferentes sensaciones para encontrar qué es lo que realmente le gusta.

Aunque si tu hijo/a quiere dejar todo lo que empieza pero es un niño/a persistente por naturaleza, es que hay algo que le impide avanzar y quizá sea miedo al fracaso. Necesitará de tu ayuda para trabajar con esa emoción y que no le invada en otras áreas de su vida.

De este modo podrá aprender a enfrentarse a los miedos, pero es necesario hacerlo siempre desde el juego y desde la confianza.

Los descansos también son importantes

Es necesario que los niños entiendan que no siempre se puede llegar a todo y que no pasa nada. Es necesario que le enseñes a controlar su estado de ánimo y a tomar un descanso siempre que lo necesite. Las frustraciones pueden ser un habituales y para que no se vuelva algo negativo deberá aprender a tomar un respiro para poder despejar las ideas y volver a intentarlo en otro momento.

Te puede gustar