13 consejos para ayudar a los niños a mejorar su escritura

¿Tienes hijos pequeños? Si es así, anota estos consejos para ayudarlos a mejorar de manera fácil y divertida su caligrafía.
13 consejos para ayudar a los niños a mejorar su escritura

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 12 enero, 2023

¿Quieres saber cómo ayudar a los niños a mejorar la escritura? Educar y enseñar a un niño no es una tarea fácil. Cada una de las actividades requiere de mucho tiempo y dedicación. En este sentido, eso es exactamente lo que pasa con la escritura y su aprendizaje.

Esta habilidad es algo que, debe aprenderse y reforzarse desde niño, para que no repercuta de manera negativa en la etapa adulta. Por este motivo, te ofrecemos a continuación algunas pautas para que tu hijo mejore su caligrafía.

La caligrafía: el origen de la nueva era digital

Una de las mayores claves vitales del gran Stephen Hawking, según relata Alfredo Verdoy en su artículo de 2018, fue aprovechar sus cursos de caligrafía para incorporarlas al lenguaje de los ordenadores. Desde entonces, la escritura desde una pantalla de ordenador, móvil o tablet, se ha vuelto parte de la iconicidad de nuestro siglo.

Como consecuencia de la hermandad creada con la nueva era tecnológica, es importante entender que el puro hecho de escribir a mano fija mejor los conocimientos, aviva la creatividad, activa y potencia las capacidades neurológicas. 

Así lo demostró una de las mayores expertas en esta área de conocimiento: la investigadora del departamento de Ciencias Cerebrales y Psicológicas de la Universidad de Indiana (EE UU), Karin Harman James. En su estudio publicado en 2012 por la Revista Tendencias en Neurociencia y Educación, dictaminó que no solo la caligrafía ayuda en el proceso de aprendizaje a la lectura, sino que también es importante para el temprano y buen desarrollo de las letras.



¿Qué pasos debes seguir para ayudar a los niños a mejorar su escritura?

Planteaba la maestra Emilia Ferreiro que los niños deben tener disponibles los elementos y las ocasiones para aprender según sus necesidades. Requieren de los adultos (padres y maestros) el soporte alfabético, conocimientos suficientes en el área y, en especial, que les revelen el sentido que la escritura y la lectura tienen.

Esto como requisito para sentar las bases de una actividad que será fundamental en su formación escolar y profesional.

Al respecto insistía la propia E. Ferreiro: “Si perciben que las letras son importantes para los adultos (sin importar por qué y para qué son importantes) van a tratar de apropiarse de ellas“. Aliviémosles el camino, con estos sencillos y prácticos consejos:

1. Pónselo fácil

Ofrécele la posibilidad de que se familiaricen con los lápices y los cuadernos desde muy pequeño. Por eso, lleva siempre con ellos un pequeño estuche con colores y lápices, además de un cuaderno para colorear. Bríndale la libertad de plasmar lo que desee, de forma que no sienta que es una tarea tediosa y se familiarice con los instrumentos.

Niña escribiendo

Cuando tu hijo se entienda con los instrumentos, enséñale poco a poco, con mucha paciencia, la manera correcta de agarrar los lápices. Una buena manera puede ser con hojas de renglones grandes u hojas cuadriculadas. Así, el niño podrá guiarse y obtener el tamaño adecuado de la letra. No olvides que todo se aprende por etapas.

2. Muéstrale la postura correcta para escribir antes de empezar

Un agarre adecuado del lápiz, junto a una buena postura a la hora de sentarse es fundamental para conseguir excelente escritura. Para eso, debe mantener la espalda recta y relajada, y la cara no debe estar cerca del papel. Además, la hoja o cuadernillo tiene que colocarse un poco inclinado. Si el niño está cómodo le resultará una actividad más agradable.

3. Usa diferentes técnicas

Trabaja con él o con ella realizando actividades con las manos. De esta manera, podrá obtener habilidad y mejorar en gran medida su motricidad. Las mejores actividades en estos casos son: trabajar con plastilina, colorear con pinturas de dedos o realizar pequeñas bolitas de papel.

Todas estas son actividades excelentes para que mejoren su motricidad y, además, te permitirán pasar un tiempo de calidad junto ellos.

4. Utiliza cuadernillos por edades, uno de los mejores consejos para ayudar a los niños a mejorar su escritura

Los cuadernillos especializados en caligrafía por edades siguen siendo uno de los mejores métodos para fomentar una buena caligrafía. De hecho, normalmente se aconsejan por parte de los docentes y de los especialistas en el área educativa infantil. Así que cuentan con el respaldo y las investigaciones profesionales oportunas.

Cada uno está adecuado según el nivel de tu hijo. Por eso, están preparados con ejercicios lúdicos y divertidos para mejorar de forma efectiva el aprendizaje de escritura.

5. Practica el método de Spencer

Platt Rogers Spencer desarrolló la caligrafía tipo ‘Spencerian’ para lograr una letra elegante, legible y con mucha personalidad. Este tipo de escritura a mano consta de resultados ovalados y es leída con suma rapidez a pesar de que también es muy fácil de realizar y, por tanto, también muy rápida de hacer.

6. Escoge un entorno tranquilo

El entorno es esencial a la hora de escribir con soltura. En línea con lo anteriormente mencionado, hay que procurar que el pequeño se sienta cómodo, confortable y esté tranquilo a la hora de practicar los ejercicios de caligrafía. La clave es conseguir que aprenda con la máxima calidad, y no con el mayor tiempo.

Si tu hijo está intranquilo, tiene la habitación desordenada y no quiere hacer los deberes, posiblemente sea por esta razón. La concentración es crucial y, para lograrla, es importante evitar distracciones.

7. Pon en práctica el “truco del colchón”

Seguro que has utilizado este pequeño truco que hace que tu letra quede perfecta. Se trata de poner unas cuantas hojas debajo del papel en el que el pequeño vaya a escribir. De esta forma, hará de “colchón”, la caligrafía saldrá más bonita y el resultado lo hará sentir orgulloso.

Como pauta final, también puedes trazar líneas con una regla en un folio (respetando el interlineado) para ponerlo justo debajo de donde escriba tu hijo de modo que le sirva de guía.

8. Aprende jugando, uno de los mejores consejos para ayudar a los niños a mejorar su escritura

Juega con él escribiendo al aire, una manera fácil de practicar la forma de las letras, demuéstrale que escribir puede ser muy divertido. También es importante que juguéis al ahorcado, a completar crucigramas o cualquier otro juego que les parezca divertido. De esta forma no sentirá que es una obligación.

9. Da ejemplo

El mejor ejemplo a seguir lo dan los padres, y los niños son los primeros en saberlo y en copiar cada acto como esponjas. Por este motivo, te aconsejamos no abusar de las pantallas delante de tu hijo cuando se tengan las sesiones de escritura a mano. 

Como ya podrás imaginar, esto no significa que el pequeño no te vea utilizando las tecnologías. El objetivo está en encontrar un equilibrio para hacerle ver que ambas actividades son beneficiosas y cada una tiene su momento y su lugar.

10. Utiliza el tip de la creatividad, uno de los mejores consejos para ayudar a los niños a mejorar su escritura

Hay diferentes alternativas para que el niño se inspire y sea capaz de sentir pasión cuando se acerque la hora de la tarde en la que practique junto a ti caligrafía. Por ejemplo, te aconsejamos que le compres cartulinas de su color favorito y le pidas que te escriba frases de sus personajes animados preferidos.

Luego, es bueno también que dibuje o ilustre sobre lo que escriba. Esto ayudará a su memorización y a tener una mayor conciencia de lo escrito.

11. Motivación

Siempre dale ánimos y fuerza para que cada vez escriba más bonito y mejor. Enséñale el valor del esfuerzo en cada cosa que hace y a mantener sus actividades pulcras, respetando siempre los márgenes. En este sentido, es importante que lo motives a realizar ejercicios de caligrafía en casa.



Soy profesor y esa es la vocación de mi vida.

12. Estimular el garabato

El garabato es una forma espontánea de trazado de líneas que refleja emociones y logra en la ejecución, la activación de elementos técnicos en cuanto al agarrado del lápiz, la crayola o el pincel. En esta forma de dibujo libre hay firmeza, resolución y un propósito gratuito y placentero.

Conducir este ejercicio hasta llegar poco a poco a la caligrafía expresiva le demostrará al niño que a fin de cuentas el dibujo de las letras tiene mucho de arte y de libertad.

13. Practicar la dactilografía

Con el garabato y la dactilografía el niño trabaja la mano, la muñeca, el antebrazo y el brazo. Todos estos elementos necesita manejarlos con agilidad y ductilidad, para lograr enfocarse en una pequeña hoja de papel a la hora de la caligrafía.

La coordinación viso-manual que requiere la escritura se afina pintando, pero también, recortando, moldeando plastilina, coloreando, enhebrando agujas, entre otras muchas actividades.

Esta comprobado que el desarrollo de la psicomotricidad incide positivamente en la caligrafía y su legibilidad.

Cuidarse tanto por dentro como por fuera: la mejor forma de ayudar a los niños a mejorar su escritura

Recuerda combinar el ejercicio intelectual con el físico. Debes permitirle ejercitarse al aire libre realizando actividades que incluyan motricidad como montar bicicleta o lanzar la pelota.

Además de ayudar a trabajar su musculatura, tu hijo obtendrá el equilibrio perfecto entre la motricidad fina y la motricidad gruesa, lo que lo ayudará en gran medida a avanzar cada vez más en cada actividad.

También, recuerda que si tu hijo no corrige y en cambio presenta cada vez mayores problemas con la escritura, debes consultarlo con un profesional que lo pueda ayudar.

Te podría interesar...
La importancia del gateo para leer y escribir
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La importancia del gateo para leer y escribir

Muchas veces se ha hablado de la gran importancia del gateo para los bebés. Sin embargo, nos ocuparemos de abordar su influencia en la lectura y es...



  • Ferreiro, E. (2007). Leer y escribir en un mundo cambiante. Versión. Estudios de Comunicación y Política, (11), 99-112. https://versionojs.xoc.uam.mx/index.php/version/article/download/159/159
  • James, KH y Engelhardt, L. (2012). Los efectos de la experiencia de escribir a mano en el desarrollo funcional del cerebro en niños prealfabetizados. Tendencias en Neurociencia y Educación , 1 (1), 32-42. doi:10.1016/j.tine.2012.08.001
  • Morillo Santamaría, D. D. R., & Navarrete Rivadeneira, S. A. (2011). El desarrollo de la psicomotricidad fina y su incidencia en la caligrafía en los alumnos de los sextos años de educación básica de las escuelas “Leopoldo Nicolás Chávez” y “María Angélica Hidrobo” de la parroquia san pablo del lago cantón Otavalo (Bachelor's thesis). http://repositorio.utn.edu.ec/handle/123456789/1710
  • Verdoy, A. (2011). Steve Jobs, un icono de nuestro tiempo. Razón y fe, 264(1358), 375-380. https://revistas.comillas.edu/index.php/razonyfe/article/view/10116

El contenido de Eres Mamá es solo para fines educativos e informativos. En ningún momento sustituye el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.