¿Cómo armar una pañalera perfecta?

A la hora de salir con nuestro hijo terminamos llevando objetos que no vamos a necesitar u olvidamos lo fundamental. Pero, ¿qué es lo que realmente debemos llevar? Aquí te enseñaremos cómo armar una pañalera perfecta.

A la hora de pensar en una pañalera perfecta debemos ser prácticas y concisas, pues muchas veces cometemos el error de llevar de todo “por si acaso” y terminamos cargando con un peso absolutamente innecesario que no nos permite estar cómodas, ni con nosotras mismas ni mucho menos con nuestro hijo.

Seamos realistas, una cosa es salir a casa de los abuelos o de paseo al parque y otra muy distinta es ir de viaje, ¡no exageremos! Cuando vamos a salir de casa apenas por unas horas no es necesario empacar como si nos fuéramos de excursión.

Pañalera perfecta: lo que debes considerar

pañalera perfecta 3

Para armar la pañalera perfecta debemos partir de algo fundamental: tener el bolso adecuado. Es necesario tener la pañalera perfecta, una que se caracterice práctica y con diversos bolsillos, esto nos ayudará a mantener organizado todo lo que allí guardemos.

La pañalera debe ser ligera, no debe ser pesada porque imagina cuánto más pesará cuando la rellenemos. Otra característica a considerar a la hora de elegir la pañalera adecuada es sentirnos realmente cómoda llevándola. Actualmente, encontramos en el mercado diversas marcas y modelos, solo debemos hallar la que más se adapte a nuestras necesidades.

Además, la pañalera debe ser una que definitivamente combine con nuestro estilo, es cierto que contendrá solo las cosas de nuestro pequeño, pero después de todo quienes deberán cargarla durante el día somos nosotras.

Recuerda que no tiene por qué estar atiborrada de muñequitos o del personaje infantil de moda, o ser rosada o azul según el sexo de nuestro bebé. Lo importante es que se ajuste a tus gustos y exigencias.

Una vez resuelto el tema de la pañalera idónea, debemos aprender a llevar lo indispensable para ajustarlo a cada situación y a cada lugar. Evitemos tener una pañalera abarrotada de cosas a punto de explotar.

¿Qué debe contener la pañalera perfecta?

pañalera perfecta 1

A continuación conseguirás los elementos que debe tener una pañalera perfecta.

  • Una muda de ropa, seleccionada de acuerdo al clima a donde se van a dirigir. Si hace calor necesitará ropa fresca con la que pueda moverse con facilidad, en cambio si hace frío lo mejor es un pantalón largo, chaqueta y gorro, lo importante es que esté vestido de acuerdo a la ocasión y temperatura.
  • Pañales desechables, esto es imprescindible. Podemos olvidar cualquier cosa menos los pañales desechables, no queremos sorpresas desastrosas ni que nuestro bebé se irrite por pasar mucho tiempo con un pañal húmedo. La cantidad depende de cuánto tiempo vas a pasar fuera de casa, pero tres o cuatro pañales es un número aceptable.
  • Un paquete de toallas húmedas, son tan prácticas y versátiles que siempre debes tener un paquete contigo. Sirven para la hora de cambiar el pañal, limpiar su boca, manos y cuerpo, o incluso para recoger ese líquido que derramó mientras jugaba.
  • Una toalla pequeña o pañal de tela, esto resulta súper útil para cuando llega el momento de sacar los gases o cuando ocurre cualquier imprevisto.
  • Teteros, por los general son dos, uno para el agua y otro para el alimento o la leche si no lo estás amamantando directamente.
  • Acetaminofén pediátrico, en la etapa inicial de crecimiento es muy probable que nuestro bebé pesque un resfriado y para ello hay que estar preparada. Recuerda incluir también sus medicamentos si está bajo algún tratamiento.
  • Crema antipañalitis, esto sin duda hará que tú y tu bebé sean más felices, sin irritaciones en la piel la vida es más fácil.
  • Una cobija o cobertor, siempre es necesario para arropar al pequeño o recostarlo sobre algún mueble o silla.
  • Un juguete, puede ser un carrito preferido o una simple maraquita, esto le ayudará a entretenerse.
  • Cambiador plástico o no reusable, estos facilitarán el cambio del pañal. Siempre que lo coloques sobre la superficie podrás cambiar a tu hijo encima sin preocuparte porque esté más expuesto a bacterias o suciedades.

Ten en cuenta que cada cabeza es un mundo, quizá la abuela llevaba cosas distintas a las que tú llevarías a un picnic, por ejemplo. En estos casos lo importante es que tengas a mano lo mínimo que necesitas para el bienestar de tu bebé.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar