¿Cómo afecta el cambio de colegio a los niños?

Naí Botello 11 septiembre, 2018
El cambio de colegio no tiene por qué ser una experiencia difícil para los niños. A continuación, vamos repasar todas las claves sobre este tema que tanto preocupa a padres y docentes.

Hay varias etapas en la vida de nuestros hijos que suelen causarnos aprehensión, pues no sabemos exactamente de qué manera responderá el pequeño. Sin dudas, el tema de la educación y el arribo a una nueva escuela es uno de los que conllevan al mayor número de interrogantes. Si tu hijo debió ser trasladado de institución, de seguro te preguntarás ¿cómo afecta el cambio de colegio a los niños?

La respuesta, desde luego, tiene varias aristas, ya que van a entrar en juego múltiples factores como la edad del pequeño, las características de la nueva institución o si el traslado de colegio también es a otro país. Por supuesto, la personalidad del niño tiene mucho que ver también.

Pensando en todas esos factores, vamos a revisar cada una de estas situaciones para luego ofrecerte consejos útiles para que la transición al nuevo colegio no sea una experiencia negativa.

La relación del niño con la escuela

La vida social de los niños se divide en dos áreas: el contacto con sus familiares en casa y los vínculos con los niños y profesores del colegio. Es necesario partir del hecho de que los pequeños pasan al menos 6 horas al día en la escuela, mientras que las horas de la tarde se destinan a hacer las tareas. Ya solo con esos datos queda claro que el colegio se torna, posiblemente, en el eje principal de su vida.

Desde luego, la solidez del vínculo que el niño tiene con su colegio va a depender de múltiples factores. Uno de los más desatacados es la edad, pues no es lo mismo un niño que va al jardín infantil que uno de 10 o 12 años, cuyos rasgos de personalidad y empatía hacia los demás ya están más definidos.

Si tu hijo debió ser trasladado de institución, de seguro te preguntarás ¿cómo afecta el cambio de colegio a los niños?

Por otra parte, no cabe duda de que en la edad escolar, los  niños desarrollan la mayoría de las habilidades sociales que definirán su carácter y cómo se relacionarán con los demás. Es durante estas etapas cuando se reforzará también su autoestima, su capacidad en creer en sí mismos y un vínculo sano con la sociedad.

Ahora bien, vale preguntarse qué ocurre cuando el niño debe enfrentar un cambio radical en lo que representa uno de los puntos neurálgicos de su vida.

¿Cómo afecta el cambio de colegio a los niños?

Existe un pensamiento generalizado según el cual se cree que los niños son capaces de adaptarse rápidamente a cualquier situación, sin que esto realmente afecte su estabilidad emocional. Sin embargo, no hay nada más alejado a la realidad; los pequeños pueden llegar a sentir angustia emocional, ansiedad hacia lo desconocido y miedo.

En el caso de los adolescentes, por ejemplo, la situación se torna más difícil aún, pues además de tener que adaptarse a ser el nuevo del salón, o en casos extremos sufrir ataques de bullying, si el traslado fue a otra ciudad o país, pierden por completo todo su círculo social.

“Los pequeños pasan al menos 6 horas al día en la escuela, mientras que las horas de la tarde se destinan a hacer las tareas. Por tanto, el colegio se torna, posiblemente, en el eje principal de su vida”

No obstante, no todas las experiencias son negativas; muchos niños piden y hasta agradecen un cambio hacia una nueva escuela. El grado de afectación dependerá de que el niño pueda sentirse cómodo  contar con el apoyo de sus padres, quienes previamente deberán encontrar estrategias para controlar las consecuencias del cambio de colegio.

Estrategias para minimizar los efectos del cambio de colegio

Los niños podrán adaptarse con éxito a su nueva escuela si cuentan con el apoyo constante de sus padres, quienes deben, a su vez, tomar ciertas medidas con antelación para ir preparando al pequeño para esta nueva aventura que deberá emprender. Estas son algunas de las recomendaciones para este momento:

  • Hablar con el pequeño y explicarle los nuevos planes; se debe detallar con total sinceridad cuáles son los motivos del cambio y sus beneficios.
Responder las preguntas más comunes de los niños debe hacerse con paciencia y claridad.

  • Se debe llevar con antelación al niño a su nueva escuela para que se familiarice con su nuevo centro de aprendizaje.
  • Animar al niño para que se inscriba en actividades extracurriculares dentro o fuera del colegio; esto le ayudará a socializar con diferentes grupos de niños con intereses afines a él, con lo que conseguirá hacer amigos rápidamente.

Como recomendación final, es bueno que los padres sean pacientes, tolerantes y escuchen a sus hijos para que ellos puedan expresar sus inquietudes y sentimientos con respecto al nuevo cambio en sus vidas.

Te puede gustar