3 problemas de autoestima en niños

Mervis Romero 15 junio, 2018
Los problemas de autoestima en niños pueden dejar una huella que los acompañe hasta la edad adulta. Conocer los factores que rodean este tema, sin duda, ayudará a los padres a actuar a tiempo y evitar consecuencias emocionales.

Los padres deben vigilar de cerca los problemas de autoestima en niños, pues de ello depende la imagen que proyecten a medida que crecen. La mejor manera de determinar si se está en presencia de este tipo de trastornos es vigilar su comportamiento.

¿Qué es la autoestima?

Se entiende por autoestima a la conciencia del valor propio que tiene una persona; es una parte esencial de la formación del niño. Por medio de esta, se logra la aceptación y se dirige el amor propio hacia relaciones personales sanas. En otras palabras, es la analogía existente entre la forma de ser del pequeño y el ambiente que lo rodea.

Importancia de la autoestima en el niño

Una autoestima saludable es importante a cualquier edad; no obstante, en los niños marca su desarrollo sano. Además, estimula los procesos de aprendizaje, lo que fomenta buenas relaciones con el entorno y permite alcanzar la felicidad. Un niño con una autoestima estable es seguro, competente, se siente valioso y parte activa de la sociedad.

Del modo contrario, un chico con una autoestima deteriorada o baja puede llegar a ser un individuo crítico y tímido. Lamentablemente, estas actitudes lo pueden llevar a desarrollar agresividad, lo que hace difícil adaptarse al contexto en que se desarrolla.

3 frecuentes problemas de autoestima en niños

La concepción que posee cada persona sobre sí mismo puede dar cabida a los problemas de autoestima en niños. Al ser un estado variable e influenciado por los factores externos, ocasiona cambios en el comportamiento dignos de observar.

Con respecto a esto, los expertos señalan al menos tres dificultades en niños, las cuales pueden ser:

1. Autoestima inflada

Se conoce también como falsa autoestima y no es sana para quien la posee. En los niños, se identifica cuando tienden a ser engreídos y a exigir cosas porque piensan que tienen la razón. Además, sienten la necesidad de demostrar los logros y cualidades a todas las personas para obtener reconocimiento.

Sorprendemente, el exceso de confianza también es uno de los problemas de autoestima en niños más frecuentes.

Por lo general, esta condición aparece cuando el niño no recibe la atención, admiración y cariño por parte de sus padres.

Esta necesidad lo lleva, de una manera inconsciente, a exagerar su imagen para ser aceptado y recibir atención del entorno. También, cuando en la crianza no hay límites, se le permite creer que tiene la razón o se le admira en exceso.

“En los niños, una autoestima saludable estimula los procesos de aprendizaje, lo que fomenta buenas relaciones con el entorno y permite alcanzar la felicidad”

2. Autoestima baja y constante en niños

Este es uno de los problemas de autoestima en niños a los que más se enfrentan los padres. Estos niños se caracterizan por ser individuos que se minimizan en cualquier circunstancia, sin lograr responder a estímulos positivos o negativos.

Por lo general, suelen ser indecisos, tienen gran temor a las burlas, al fracaso y no defienden lo que piensan. Este problema puede aparecer cuando se encuentran afectados por las exigencias de la sociedad, e incluso de los padres.

Entonces, al no poder estar a la altura de lo que se les pide, dejan de esforzarse. Con el paso del tiempo, se convierten en individuos pesimistas y negativos.

Los hábitos familiares negativos pueden tener muy malas consecuencias para la autoestima de los pequeños.

3. Autoestima baja e inestable

Es aquel tipo de autoestima que se ve influenciada significativamente por los estímulos del mundo exterior. Frente a eventos positivos, esta llega a niveles elevados, pero al pasar el momento vuelve a decaer.

Es difícil de detectar en pequeños por lo cambiantes que pueden ser; sin embargo, algunas de las señales de este problema son:

  • Niños tranquilos, pero que se vuelven irritables ante las críticas constructivas.
  • Se muestran ansiosos ante eventos que requieren de responsabilidad, por ejemplo una tarea escolar. Esto se debe a que creen que no la pueden cumplir correctamente.
  • Les temen a los logros.
  • Mienten, engañan, se tornan agresivos o muy tímidos.

Generalmente, este problema surge cuando el chico es expuesto a comparaciones por parte de padres o maestros. También se da cuando hacen frente al bullying o al pasar por un episodio que les cause conmoción, como la llegada de un hermanito.

En resumen, conocer los problemas de autoestima en niños puede ayudar a los padres a actuar a tiempo. El apoyo de la familia es indispensable para superar los obstáculos que se presentan a esta edad. Sin duda, el amor, el cariño y la comprensión marcarán el contraste.

Te puede gustar