Coger un avión durante el embarazo

Paco María García 16 enero, 2018
Uno de los aspectos más importantes que se deben tomar en consideración al coger un avión durante el embarazo son las políticas de la línea aérea. ¿Qué otras medidas hay que tener en cuenta en estos viajes?

Por placer, por negocios o para hacer compras, una mujer se puede ver en la obligación de coger un avión durante el embarazo. Sobre los viajes y las embarazadas existen muchos mitos. Hace algunas décadas el embarazo era considerado como un padecimiento. A la embarazada la rodeaba un halo de misterio.

Hoy en día hay acceso a la información. El embarazo se trata como un tema natural. Se dan las recomendaciones necesarias abiertamente para que tanto la embarazada como las personas que la rodean sepan qué hacer.

Las líneas aéreas

Uno de los aspectos más importantes que se deben tomar en consideración al coger un avión durante el embarazo son las políticas de la línea aérea. Se deben revisar las restricciones, ya que la línea aérea puede prohibir el embarque si la embarazada no cumple con sus requisitos.

Aunque cada línea aérea tiene distintas restricciones, hay algunas condiciones que aplican para casi todas.  A continuación veremos algunas de las restricciones más comunes.

1.- Certificado médico

Muchas aerolíneas lo solicitan para asegurarse del tiempo de gestación. A partir de la semana 28 de embarazo para muchas compañías es obligatorio. En este certificado debe estar el permiso del médico en el que garantiza que la embarazada no sufre de ninguna complicación.

En algunas ocasiones se exige que el certificado no haya sido expedido con más de dos semanas de anticipación. Estas medidas buscan evitar emergencias difíciles de tender durante un vuelo.

2.- Tiempo de gestación

La mayoría de las aerolíneas no permiten abordar a embarazadas con más de 35 semanas de gestación; algunas llegan a la semana 36. En la mayoría de ellas solicitan el certificado médico a partir de la semana 28.

3.- Distancia

Los vuelos largos suelen tener más restricciones. En todos los casos está prohibido abordar un avión en fechas muy cercanas al parto. Esto también aplica para mujeres recién dadas a luz, ya que deben esperar a su recuperación total.

Por distintos motivos algunas mujeres deben coger el avión durante el embarazo.

4.- Embarazos múltiples

Algunas aerolíneas pueden tener restricciones especiales cuando se trata de la gestación de más de un feto. Es un dato que deben considerar las futuras madres de mellizos, gemelos o de embarazos de más de dos bebés.

El tiempo de gestación

Hasta la semana 28 no suele haber restricciones por parte de las compañías aéreas. Aunque no haya problemas con la normativa para las embarazadas, las distintas etapas de la gestación influyen en la conveniencia de realizar un viaje en avión.

Primer trimestre

Es el primer trimestre en el que las estadísticas registran más abortos espontáneos. No existe una relación directa entre este hecho y los viajes, sin embargo, es conveniente tener esto en consideración.

Durante el primer trimestre los síntomas del embarazo pueden ser más molestos. Las náuseas son uno de los principales inconvenientes durante este período. Las embarazadas podrían experimentar muchas náuseas durante un viaje. Para evitarlas se recomienda:

  • Oler limón. Puede ser una rodaja, esto minimiza las náuseas.
  • Comer poco. Las porciones pequeñas evitarán las ganas de vomitar.
  • Ingerir bebidas frías. Podrían reducir las náuseas.

Segundo trimestre

Es el ideal para coger un avión durante el embarazo. Los síntomas has disminuido y aún la madre no ha aumentado mucho de peso.

Existen muchos mitos acerca de las embarazadas y los vuelos.

Tercer trimestre

La madre puede haber aumentado más de peso, de manera que los asientos e incluso el baño del avión le resulten incómodos.

Recomendaciones para coger un avión durante el embarazo

  • Viajar con ropa cómoda. La futura mamá debe evitar problemas circulatorios. Además, es importante que se sienta confortable durante el viaje.
  • Tomar agua. La hidratación es fundamental para que la sangre no se espese. En los aviones el ambiente suele se más seco, de modo que se recomienda tomar mucha agua.
  • Mantenerse en movimiento. Uno de los riesgos de los viajes en avión es el de sufrir trombosis. Para que esto no ocurra, se recomienda levantarse cada hora y dar paseos durante unos minutos.
  • Ponerse bien el cinturón de seguridad. Es importante no ponerlo sobre la barriga. En caso de turbulencias o de un aterrizaje agitado es importante que la cinta no presione el abdomen de la madre.
  • Comer poco y ligero. Esto evita náuseas e indigestiones. Una complicación en la digestión podría ser difícil de manejar durante el vuelo.

Siempre lo más recomendable es contar con la a asesoría del médico antes de coger un avión durante el embarazo. Nada puede sustituir sus consejos.

Te puede gustar