Consejos de vuelo para embarazadas

Amanda · 5 agosto, 2016

Las mujeres embarazadas deben convivir con una serie de recomendaciones en la mayoría de las actividades diarias, desde luego, viajar es una de ellas. Las precauciones no están de más cuando de emprender viajes en avión se trata; por eso es importante tomar en cuenta todos los consejos de vuelo que los expertos tengan para nosotros.

Tanto médicos especialistas en la materia, como aerolíneas y agencias de viaje en general, pueden aportar sus conocimientos para crear una guía definitiva para que las embarazadas puedan asumir su vuelo con responsabilidad y seguridad. Como sabemos, para la madre lo más importante es el bienestar de su hijo, así como su salud personal; sin embargo, en ocasiones son las empresas especializadas quienes ponen las pautas, por eso se recomienda acatar con propiedad.

Dependiendo de la etapa del embarazo varían las precauciones, por ejemplo, una mujer en sus primeras semanas de gestación puede hacer su vida bastante normal, pero pasadas las 30 semanas, muchas cosas cambian. En la mayoría de las aerolíneas existen regulaciones para permitir que las embarazadas vuelen; siendo el  tope la semana 36 para que se admita su viaje en casi todas las líneas aéreas.

Principales consejos de vuelo

Además de las conocidas restricciones de las aerolíneas por la seguridad de la embarazada, hay otras recomendaciones de utilidad cuando hemos decidido volar en este estado. Como hemos dicho, si el médico nos autoriza que podemos tomar un avión y contamos con los requisitos exigidos, no hay razón para dejar de hacerlo; sin embargo, algunas precauciones deben prevalecer.

153a330eb1a7cefedb22f67a80fa7061

La responsabilidad de viajar en avión estando embarazadas implica que tomemos medidas antes y durante el vuelo; por lo general las recomendaciones están destinadas a favorecer un viaje placentero para la gestante. No solo se trata de prohibir que viajen, sino de brindar pautas útiles para las madres que sí son aptas para viajar; entre los principales consejos tenemos los siguientes:

  • Consultar a nuestro médico tratante sobre las posibilidades de tomar un vuelo. Es importante que el especialista consultado conozca nuestro embarazo y autorice que podemos viajar. Algunas aerolíneas van a pedir como requisito que presentemos un certificado médico, por ejemplo Air Europa, exige una vigencia no mayor a siete días para este documento. También lo exigen, Iberia, Lufthansa y British Airways, entre otras; en el caso de Emirates, estos requieren que la embarazada además sea evaluada por el personal médico de su empresa.
  • Comprobar con anterioridad cuál es el límite tiempo de gestación para viajar según la aerolínea en la que viajemos. Algunas de ellas presentan restricción desde cuatro semanas antes de la fecha de parto, otras desde la semana 29 y algunas, como Air France no tienen limitación alguna.
  • Tomar precauciones en cuanto a la tramitación de tarjeta sanitaria, su vigencia, coberturas y aceptación en el destino que elegimos. Se aconseja que se consulte la legalidad de la entrada de mujeres embarazadas en nuestro destino, puesto que algunos países lo prohíben.
  • Tratemos de viajar con comodidad, evitando llevar exceso de equipaje o con indumentaria inapropiada. En el equipaje debemos llevar lo necesario para cualquier contingencia médica, así como recetas y suplementos prescritos, todos con su debida información de fábrica.
  • En el momento de adquirir el boleto, es recomendable asegurarnos de que tomamos un asiento donde sea fácil levantarnos, estirar un poco las piernas y mantenerlas elevadas. Es aconsejable viajar con ropa ligera, holgada y cómoda; en muchos casos se recomienda el uso de medias de compresión para mejorar la circulación sanguínea
Tomando en cuenta los consejos de vuelo

  • Cuando el embarazo ha superado las 28 semanas no se recomienda que viajemos sin un acompañante, puesto que en esta etapa pueden presentarse mayores complicaciones
  • Durante el viaje se recomienda tratar de moverse con frecuencia, tomar mucho líquido pero evitar las bebidas gaseosas o comer demasiado
  • La seguridad en el avión es muy importante y aunque no siempre está en nuestras manos evitar contingencias, es conveniente aceptar todas las recomendaciones del personal de la aerolínea. Además, es adecuado que ajustemos el cinturón de seguridad por debajo del abdomen, es decir, en la zona pélvica.