6 claves para enseñar a coger bien el lápiz

Si quieres enseñarle a tu hijo a tomar mejor el lápiz para hacer sus trazos más precisos, no te pierdas estos consejos.
6 claves para enseñar a coger bien el lápiz
María José Roldán

Escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán.

Última actualización: 05 julio, 2022

Es posible que recuerdes en tu infancia las diferentes formas que tenían tus compañeros de clase para coger el lápiz. ¡Había modos muy raros! Algunos por manías, otros porque no aprendían bien la manera. Por eso hoy vamos a darte algunas claves para enseñar a tu pequeño a coger bien el lápiz.

Cómo enseñar a coger bien el lápiz

Algunos niños cogen el lápiz entre los dedos índice y corazón, otros lo hacen con una pinza un poco extraña. Incluso, dejan marcas en sus manos, cuando aprietan demasiado el útil de escritura. Todas estas estrategias no son las más apropiadas y deberían ser corregidas en la infancia para adoptar mejores hábitos.

Si quieres enseñar a tu hijo a que coja bien el lápiz es importante que tengas en cuenta algunas cosas. Por eso, a continuación vamos a darte algunas claves para que puedas hacerlo correctamente y que tu hijo aprenda muy bien gracias a tu guía y a tu apoyo incondicional. ¿Empezamos?

1. Fíjate cómo lo coges tú

Primero, tienes que fijarte cómo coges tú el lápiz y reflexionar sobre ello. Es clave que te observes tus modos, pues tú eres el principal ejemplo y referente para tu hijo. Recuerda que la enseñanza más valiosa no se logra con las palabras, ¡sino a través de la observación y la imitación!

Padre e hijo jugando a juegos con papel y lápiz en casa.
El aprendizaje en la infancia se basa, principalmente, en la observación y en la imitación. Por eso, fíjate cómo coges tú el lápiz antes de enseñarle a tu niño a hacerlo.

2. Proporciona situaciones óptimas para este aprendizaje

Desde que el niño es pequeño debes proporcionarle situaciones que faciliten el uso de las manos para que vaya perfeccionando la manipulación y mejore sus habilidades. Esta es una estimulación natural clave para trabajar la motricidad fina y que los pequeños aprendan a coger bien el lápiz desde el principio.

3. Enséñale cómo es la forma correcta

Cuando tu niño tenga la fuerza suficiente para manipular un lápiz correctamente y presionar sobre el papel, ese será el momento ideal para explicarle cómo es la mejor manera de coger el elemento de escritura. Tienes que mostrarle cómo se realiza la pinza para tomar el lápiz entre sus dedos, dónde se pone el pulgar, el índice y el corazón.

Para que lo aprenda correctamente, primero tendrás que mostrarle con tu mano cómo se deben poner los dedos y cuál es la posición correcta de cada uno de ellos. Luego, pedirle que imite esa postura hasta que sepa hacerlo más o menos bien.

Lo importante no es que copie la posición exacta, sino que sea la adecuada y que se sienta cómodo para hacer el trazo, sin forzar demasiado la postura. Debe salirle lo más natural posible.

4. Ofrece lápices de entrenamiento

En el mercado actual hay lápices de entrenamiento que van muy bien para los niños. Así, los pequeños pueden aprender de una manera más práctica cómo coger bien el útil. Se trata de un objeto pequeño que se debe poner en el lápiz, que tiene la forma exacta para que los niños coloquen sus dedos sobre él. Este elemento no solo favorece al aprendizaje, sino que también facilita la corrección.

5. El tamaño del útil de escritura

Si el niño o la niña es muy pequeño, más grande deberá ser el útil de escritura. Esto es fundamental porque los más chiquitos tienen más torpeza para poder coger los objetos pequeños que los mayores y el hecho de que el útil sea más grueso les ayuda a cogerlo con mayor facilidad. No obstante, sus trazos pueden ser inexactos o “torpes”.

Niño dibujando para canalizar su ira.
Cuanto más pequeño sea el niño, más grueso debe ser el elemento de escritura. Si bien sus trazos no serán tan precisos, mejorará el agarre con respecto a los útiles más finos.

6. Enseña siempre desde el amor

Cuando se le enseña a un niño a coger bien el lápiz nunca hay que hacerlo de manera agresiva, o como “orden y mando”. Esto significa que se pueden usar algunas estrategias como juegos o canciones para que resulte más divertido y más sencillo, pero siempre desde el respeto al niño y a su ritmo de aprendizaje.

Cada niño tiene un ritmo propio y no hay que forzarlo para que vaya más rápido de lo que puede (y debe) ir. Este respeto es crucial en todos los sentidos. No podemos perder de vista que cualquier tipo de enseñanza a cualquier edad se debe hacer siempre desde la empatía y nunca desde la obligación.

Además, si los infantes no se encuentran receptivos, lo mejor es no presionarles hasta que estén más preparados para llevar a cabo cualquier tipo de aprendizaje, incluido este. Porque aunque coger el lápiz te parezca algo sencillo o automático, para tu hijo es toda una novedad que debe aprender poco a poco.

Nunca le riñas a tu niño si no lo hace bien o si tiene dificultades de algún tipo para coger el lápiz. Debes tener paciencia para poder enseñarle sin perder los nervios. Los niños, además de tu ejemplo, también necesitan tu cariño y todo tu amor para poder aprender las cosas sin bloquearse emocionalmente.

Enseñar a coger el lápiz es más sencillo de lo que pensabas

Como has visto, hay muchas cosas que puedes hacer para enseñar o corregir la forma de coger el lápiz de tus niños. Todas son estrategias sencillas, pero deben llevarse a la práctica en un contexto apropiado para que tengan su efecto. Es decir, en un ámbito de amor, tranquilidad, respeto por los tiempos individuales y mucha empatía.

¿Te animas a probarlo?

Te podría interesar...
Los 10 mejores ejercicios de grafomotricidad para aprender a escribir
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los 10 mejores ejercicios de grafomotricidad para aprender a escribir

Los ejercicios de grafomotricidad ayudan a los niños a prepararse para aprender a escribir. ¿Practicamos juntos?



  • Gamboa, R. (2012) Desarrollo Motriz: Habilidad Motriz Basica y Patron de Movimiento. Editorial: EAE