Claves para educar niños felices con inteligencia emocional

Virgynia Duque 2 febrero, 2016

A lo largo de mi vida he leído cientos de experiencias de personas que han dejado vicios como el alcohol, las drogas o el tabaco, pero que aseguran que en su camino hacia ser mejores personas, lo que más les ha costado es cambiar rasgos de personalidad y controlar sus emociones.

Y es que controlar las emociones es una de las cosas más difíciles que existe en la vida. Y todos estamos de acuerdo en que no es agradable estar cerca de alguien que no sabe controlarlas. Como queremos que nuestros hijos sean seres maravillosos a los que todo el mundo adore y que dejen huella en la vida, vamos a hablarte de cómo puedes educarlos con inteligencia emocional.

¿Que es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad de percibir, asimilar y controlar nuestras propias emociones o las de otros desarrollando nuestro intelecto y estado emocional. Luego, usando esa información que hemos recibido, podremos utilizarla para canalizar nuestro comportamiento hacia el camino debido.

inteligencia_emocional

¿Qué implica la inteligencia emocional?

Conocer las emociones propias

Es vital que sepamos reconocer nuestras emociones, pues de ese modo podremos saber qué sentimos y cómo afrontarlo. Esto nos ayudará a tomar buenas decisiones.

Manejar las emociones

Todos sentimos ira, amor, frustración y otras emociones. Sean positivas o negativas, todas las emociones tienen ambos lados de la moneda.

Por ejemplo: el amor es una bella cualidad, pero mal manejado nos puede llevar a la obsesión y a romper buenas relaciones con otros.

Para controlar las emociones, o eliminar los aspectos negativos de estas, es vital serenarse, calmarse y pensar antes de hablar o actuar. Ahí entra en juego la inteligencia emocional.

Autodominio y contentamiento

Es indispensable controlar los impulsos y saber esperar por aquello que con nuestro esfuerzo hemos ganado. Aun si el premio es inferior a lo que creíamos, conformarse es una buena señal de la inteligencia emocional.

La empatía

La empatía es la capacidad de ponerse en el lugar de otro, por lo que ello implica percibir sus sentimientos y necesidades y con ello, actuar para ayudarles.

IM_20150211_VIDAYESTILO_150219852-1024x736

¿Cómo educar a los hijos con inteligencia emocional?

Como hemos dicho siempre: “las palabras mueven, pero el ejemplo arrastra”. Por tanto, debes dar el ejemplo. Si quieres que tu hijo tenga inteligencia emocional, sepa controlar las emociones y sea un adulto al que todos quieran, respeten y admiren, primero deberás tú aprender a controlarte.

Recuerda que los niños son como esponjas que absorben todo sin importar si es bueno o malo, ya que ni siquiera tienen criterio para juzgarlo. Por tanto, si te dejas llevar por las emociones y eres impulsiva, es muy probable que tus hijos copien ese ejemplo.

inteligencia-emocional

Pero hay otras formas en que los puedes ayudar:

  • Hazle entender. No importa que se enfade, que grite o cualquier otra cosa. Siéntate cuando todo se enfríe y hazle saber qué es lo que ha sentido, qué lo ha llevado a eso y por qué dar rienda suelta a ese sentimiento es malo. Luego ayúdalo a encontrar una solución para actuar de distinta forma la próxima vez que se vea en una misma situación.
  • Ayúdalo a controlarse. Ponle casos hipotéticos parecidos a situaciones reales que él haya vivido y haz que él mismo llegue a la conclusión sobre cuáles serían las consecuencias. Eso lo hará meditar y pensará antes de actuar de una manera u otra.
  • Haz que tenga metas. Enséñalo a ser disciplinado y perseverante, a asumir sus responsabilidades.
  • Enséñalo a sensibilizarse con los demás. Ayuda a que desarrolle su empatía haciéndole entender cómo se sentiría él en la misma situación por la que está pasando la otra persona. Ayúdalo a aprender a sentir el dolor de otros en su corazón.
  • Es esencial que desarrolle sus habilidades sociales. Debe aprender por sí mismo a relacionarse con otros y a darse cuenta de qué hace mal y resolver sus problemas. Si siempre le sacas las castañas del fuego, nunca sabrá afrontar las consecuencias de sus actos.

La inteligencia emocional es vital para que nuestros hijos sean adultos de bien, pero como todo, la educación en esto también debe empezar en el hogar y desde que son pequeñitos.

Te puede gustar