Celiaquía en bebés y niños: lo que debes saber

Es importante estar atento a los síntomas gastrointestinales para detectar problemas complejos como la celiaquía. A partir de aquí, habrá que adaptar la dieta.
Celiaquía en bebés y niños: lo que debes saber
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 08 septiembre, 2022

La celiaquía es una de las patologías digestivas e intestinales más comunes que se suele desarrollar durante las primeras etapas de la vida. Esta condiciona la alimentación de los más pequeños. Bajo esas circunstancias, hay que llevar a cabo una serie de modificaciones dietéticas con el objetivo de salvaguardar la función del tubo, ya que de lo contrario se podrían experimentar síntomas graves.

Ahora bien, es importante tener en cuenta que, con un adecuado tratamiento, se puede convivir con la celiaquía sin demasiados problemas. Eso sí, será necesario retirar la proteína gluten. A partir de aquí, será óptimo confeccionar un menú equilibrado y lo más variado posible para evitar déficits nutricionales.

Síntomas de la celiaquía

Cuando un bebé o un niño ha desarrollado celiaquía suele presentar una serie de síntomas característicos. Entre ellos se encuentran las diarreas, los dolores abdominales, la ansiedad, la falta de energía e incluso la depresión. Obviamente, todos ellos se relacionan con el consumo de gluten. Por su parte, también la pérdida de peso suele ser un signo significativo.

En el caso de que un bebé presente alguno de estos síntomas de forma frecuente y sin causa aparente, lo mejor será consultar con el especialista. Este realizará una serie de pruebas diagnósticas que permitirán confirmar la presencia de celiaquía. Posteriormente, habrá que poner en marcha las medidas oportunas.

También, cabe destacar que en los casos más graves pueden presentarse otros signos como los siguientes:

  • Anemia.
  • Hinchazón.
  • Calambres musculares.
  • Osteoporosis.
  • Erupciones dolorosas en la piel.
Los niños que tienen celiaquía deben evitar el consumo de gluten en todas sus formas para evitar los síntomas y no dañar el sistema digestivo.

¿Qué hacer cuando se diagnostica la celiaquía?

Una vez que se confirma el diagnóstico de celiaquía, es importante tomar una serie de medidas a nivel dietético para evitar los síntomas y los daños en el sistema digestivo. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista Nature Reviews. Será fundamental evitar el consumo de gluten en cualquiera de sus formas. Incluso los análogos como la avenina pueden causar malestar.

A diferencia de otros problemas digestivos, como la sensibilidad no celíaca al gluten, los pacientes de celiaquía son hipersensibles a la proteína. Esto quiere decir que cualquier resto o traza de la misma en los alimentos desencadenará síntomas y generará un peligro para la salud. Por este motivo, habrá que poner en marcha una serie de mecanismos relacionados con la higiene alimentaria.

Del mismo modo, será clave fijarse en los etiquetados nutricionales. En muchos de los alimentos que se comercializan se declara la presencia o no de gluten en su interior. Se deben elegir siempre aquellos productos que carecen de la proteína, sobre todo cuando hablamos de cereales infantiles o preparados para papillas.

Celiaquía y otras patologías intestinales complejas

A día de hoy se desconoce si realmente la celiaquía puede incrementar el riesgo de desarrollar otras patologías intestinales complejas, aun si se modifica correctamente la dieta. Por este motivo, es necesario tomar ciertas precauciones al respecto para así garantizar la homeostasis a nivel inflamatorio y evitar problemas mayores.

En este sentido, una de las mejores recomendaciones es la introducción de alimentos fermentados con probióticos en la dieta de manera temprana. Dichos productos, se ha demostrado que ayudan a mejorar la salud de la microbiota y que evitan la promoción de los mecanismos inflamatorios y oxidativos que puedan causar daño. Los yogures son una excelente opción. Incluso se podría valorar la suplementación con probióticos, previa consulta con el especialista.

El consumo de yogur es una buena opción para los bebés y niños que padecen celiaquía, ya que por naturaleza no contiene gluten.

Es importante estar atento a los síntomas digestivos en niños

Como ves, la celiaquía es una patología que se refleja con una sintomatología en los niños por la ingesta de gluten, que es la proteína que causa la reacción. Será importante identificarla a tiempo para evitar los daños en las vellosidades intestinales, lo que podría condicionar negativamente los procesos de digestión y de absorción de los nutrientes.

Por último, ten en cuenta que plantear un menú sin gluten es posible y no es demasiado complicado. Habrá que estar muy atentos a los etiquetados nutricionales y poner en marcha una serie de métodos higiénicos para evitar contaminaciones cruzadas que puedan generar reacciones adversas. Con un buen planteamiento dietético se puede llevar a cabo una vida saludable.

Te podría interesar...
Alimentación en niños con enfermedad de Crohn
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Alimentación en niños con enfermedad de Crohn

La alimentación en niños con enfermedad de Crohn debe cuidarse y varía en función de la fase en la que se encuentre, pues puede acarrear problemas ...



  • Lindfors, K., Ciacci, C., Kurppa, K., Lundin, K., Makharia, G. K., Mearin, M. L., Murray, J. A., Verdu, E. F., & Kaukinen, K. (2019). Coeliac disease. Nature reviews. Disease primers5(1), 3. https://doi.org/10.1038/s41572-018-0054-z
  • Wieërs, G., Belkhir, L., Enaud, R., Leclercq, S., Philippart de Foy, J. M., Dequenne, I., de Timary, P., & Cani, P. D. (2020). How Probiotics Affect the Microbiota. Frontiers in cellular and infection microbiology9, 454. https://doi.org/10.3389/fcimb.2019.00454