Cambios psicológicos de las mamás durante el embarazo

Óscar Dorado · 19 octubre, 2018
El embarazo es una etapa especial en la vida de una mujer, pero algunas embarazadas tienen dificultades para conllevar la presión. De hecho, este período se caracteriza por trastornos y cambios físicos, fisiológicos y psicológicos.

No hay dudas de que el embarazo es un momento de felicidad pura, aunque también hay que tener en cuenta que es una etapa de fragilidad emocional. Ciertamente, la mujer embarazada sufre muchos cambios y trastornos psicológicos, como puede ser la sensación de fatiga o depresión intensa.

El cambio del cuerpo, el miedo al parto y las preguntas sobre la capacidad para ser madre provocan ansiedad en las futuras mamás. Por desgracia, los cambios psicológicos durante este período son intensos y, muchas veces, preocupantes.

¿Cuáles son los cambios psicológicos de la mujer embarazada a los que nos referimos? ¿Cómo se manifiestan? ¿Y cuáles son los remedios recomendados? A continuación, ponemos respuesta a todas estas preguntas.

Cambios psicológicos de las mamás durante el embarazo

El embarazo es un período repleto de cambios físicos y fisiológicos. En el transcurso de la gestación, se pueden experimentar grandes trastornos psicológicos como la ansiedad, la depresión o la fatiga psicológica.

1. Cambios de humor del embarazo

Los cambios de humor de la mujer embarazada suelen aparecer sin ninguna lógica particular. Están fuertemente influenciados por los trastornos hormonales durante el primer trimestre del embarazo, responsables de alterar el comportamiento de la mujer, su percepción de las cosas y su estado de ánimo.

Sin embargo, los cambios de humor del embarazo pueden ser difíciles de sobrellevar, ya que generalmente se manifiestan por deseos extraños, como el disgusto de ciertos olores o alimentos, náuseas y vómitos en el período inicial. Esta etapa suele estar marcada por preguntas, dudas sobre el embarazo, emociones, ansiedades y temores que pueden causar trastornos graves.

Los cambios psicológicos de las mamás durante el embarazo son intensos y muy notorios.

2. Depresión

La depresión es una enfermedad que afecta los pensamientos, las acciones y los sentimientos. Algunas mujeres embarazadas son más vulnerables a la depresión en estas fases de sus vidas, y llegan a experimentar un sufrimiento real.

Además, los cambios hormonales durante el embarazo a menudo causan depresión y ansiedad. Las tensiones en la relación o las dificultades en la pareja, unidas al malestar físico, pueden causar depresión para la mujer embarazada.

Es necesario tratar la depresión durante el embarazo, porque puede causar problemas graves para la madre, como el aborto espontáneo o el parto prematuro. Por ende, también trae consigo problemas para el pequeño, como dar a luz a un bebé con poco peso.

3. Ansiedad

El embarazo no es necesariamente un momento de absoluta alegría; también es, para muchas mujeres, una etapa de ansiedad y miedo. El cuerpo de la mujer sufre transformaciones y cambios que pueden interrumpir su vida diaria. Además, los cambios hormonales a veces aumentan la inestabilidad emocional, por lo que algunas mujeres sufren ansiedad.

Como mencionamos antes, las futuras mamás experimentan trastornos psicológicos intensos durante los últimos meses de embarazo. Este período plantea muchas preguntas y preocupaciones, entre los que podemos destacar:

  • Miedo al aborto involuntario.
  • Temor al parto.
  • Preocupación porque el bebé no tenga buena salud.
  • Miedo a perder al bebé.
  • Incertidumbre por la posibilidad de no ser una buena madre.

“El cambio del cuerpo, el miedo al parto y las preguntas sobre la capacidad para ser madre provocan ansiedad en las futuras mamás”

En resumen, la ansiedad de la mujer embarazada puede causar un aumento en el riesgo de parto prematuro o tener un bebé con un peso muy bajo al nacer. Por lo tanto, es importante manejar este estado durante los meses de gestación. Afortunadamente, en la mayoría de los casos la ansiedad de la mujer no provoca consecuencias mayores.

4. Fatiga psicológica

Las futuras mamás experimentan cambios en su estado físico y psicológico durante los tres trimestres del embarazo. Estas son las principales características de cada etapa:

  • Primer trimestre del embarazo: Las hormonas como la progesterona causan cambios en los patrones de sueño; las náuseas y los vómitos son comunes durante este período. Las mujeres sienten una fuerte fatiga fisiológica, con deseos irresistibles de dormir.
  • Segundo trimestre del embarazo: El nivel de progesterona disminuye; las futuras mamás experimentan menos fatiga, los vómitos finalmente se detienen y los trastornos del sueño son menos frecuentes. Sin embargo, la fatiga puede aumentar en caso de deficiencia de hierro.
Los consejos para superar el miedo al parto suelen ayudar a muchas mujeres en esta difícil etapa.

  • Tercer trimestre: Suele estar marcado por el regreso de la fatiga; el sueño también puede verse perturbado. En este punto, el útero y el bebé comienzan a pesar para el cuerpo de la madre. Por lo tanto, es natural sentir cansancio en la recta final de la gestación.

En resumen, la mujer embarazada sufre una marcada fragilidad emocional y grandes cambios hormonales durante estos nueve meses. La futura madre está sujeta a cambios importantes y a intensos trastornos psicológicos. Por ello, necesita apoyo, tanto físico como emocional. ¡El papel de la pareja es esencial!