Ansiedad durante el embarazo: 5 factores que la producen

Ansiedad durante el embarazo: ¿cuáles son sus causas? ¿Se puede evitar? Repasamos los aspectos más importante de este síntoma tan común.

La maternidad es uno de los regalos más preciados de la vida. Aunque la recompensa de la espera de los nueve meses sea realmente única, el proceso del embarazo puede ser también agotador. Esta etapa para muchas mujeres es bastante dolorosa y difícil. Algunas futuras madres se cargan de malas vibraciones que producen ansiedad durante el embarazo y que no son buenas para el bebé.

El control de la ansiedad

Si bien es cierto que seguramente las primeras semanas estén repletas de felicidad, los meses que vienen pueden llegar a ser bastante complicados. Es bastante usual que las madres se llenen de ansiedad y de miedo a mitad del camino. Se trata de una sensación de peligro indefinido que las lleva a un estado de tensión física y mental.

Es normal que las madres que dan a luz por primera vez sientan más ansiedad durante el embarazo que las experimentadas. Eso no quiere decir que las que ya pasaron por la experiencia hayan superado esa etapa de nerviosismo e inquietud. También les puede suceder a quienes han tenido ya varios hijos.

5 causas de ansiedad durante el embarazo

1.- Cambios hormonales

Los cambios en la mujer embarazada son bastante evidentes. En su cuerpo se produce un cambio biológico interno y un cambio físico externo. Esos síntomas, producto del embarazo, pueden llegar a cambiar por completo el humor y la mentalidad de la madre. Todo eso, al final, conlleva a una serie de eventos psicológicos que pueden derivar en ansiedad e inquietud mental.

Cuando es la primera vez, las mujeres no saben cómo comportarse ante el cambio tan evidente y pronunciado de sus barrigas. La apariencia para las mujeres es algo importante y un cambio así rompe con su estética visual. Las transformaciones durante el embarazo hacen a las futuras madres sentirse raras, incomodas e inconformes.

El acompañamiento durante el embarazo muchas veces es necesario.

El embarazo no solo las afecta físicamente, también se produce un cambio biológico interno muy importante. Durante este periodo, las mujeres sufren una gran inestabilidad emocional, producto del desajuste del balance corporal y hormonal. Todo eso lleva a que la mujer reajuste toda su vida para poder readaptarse. Este proceso puede ser algo complicado.

2.- Miedo del momento del parto

El parto es sin duda la etapa que más ansiedad le genera a la madre. Las mujeres tienden a ser muy frágiles psicológicamente en este periodo. Les invade la incertidumbre de saber si su bebé nacerá sano o si tendrá complicaciones en el parto. Les da miedo que nazca antes de tiempo o que pueda suceder algún imprevisto con el que no contaban.

“El embarazo no solo afecta a las mujeres físicamente, también se produce un cambio biológico interno muy importante”

3.- El futuro

Es inevitable para las mujeres pensar en el futuro cuando están embarazadas. Una de las cosas que más les genera ansiedad es saber cómo será su vida después del parto y tras el nacimiento del bebé. Muchas veces, la causa de esto es la situación financiera en la que se encuentra la familia y la inquietud de saber cómo afrontarán ese problema en el futuro.

4.- Alejarse de su vida normal

Por más que muchas lo intentan, cuando se está embarazada se tiene que renunciar a realizar ciertas actividades o trabajos. Alejarse de su cotidianidad y de su rutina habitual de labores les puede generar estrés y ansiedad. Sin embargo, es necesario saber que es importante no forzar las cosas y realmente alejarse de los ajetreos de la cotidianidad. Es vital para la salud del bebé y de la madre tener un cuidado especial durante estos meses.

La ansiedad durante el embarazo es muy común sobre todo en madres primerizas.

5.- Náuseas y malestares

Sentirse mal y tener náuseas puede ser sinónimo de ansiedad durante el embarazo. No por el hecho de sentirse mal, sino por no saber cómo controlarlas ni cómo afrontar esos episodios. El no saber qué hacer produce en las mujeres mucho estrés y ansiedad.

Por todo ello, siempre es bueno que la madre esté 100% relajada. Hacer ejercicios suaves y sin forzarse demasiado será de gran ayuda. También es recomendable que pruebe la meditación y el yoga y que hable con otras personas para desahogarse y compartir sus emociones y sentimientos.

Categorías: Preparación para el parto Etiquetas:
Te puede gustar