Cambios en el cuerpo en la quinta semana de embarazo

Amanda 17 mayo, 2017

La quinta semana de embarazo no representa mayores cambios perceptibles. Para esta etapa casi nadie puede notar a simple vista cómo se desarrolla tu cuerpo. Sin embargo, dentro del útero el bebé crece de manera apresurada, ha logrado importantes avances y los ha trasmitido.

El cuerpo de la embarazada cambiará durante unas 40 semanas sin parar. Aunque no sean muy evidentes, estos cambios representan la evolución de su proceso interno. A pesar de que apenas han pasado cinco semanas, te contamos cómo se producen las principales transformaciones en la gestante.

Semana cinco de embarazo

 

Algunos embarazos no alcanzan a notarse sino hasta que están bastante avanzados. Sin embargo, no todas las mujeres somos iguales, y los embarazos tampoco. La mayoría de las embarazadas pueden estar conscientes de cómo sus cuerpos se van transformando.

Cuando hablamos de cambios, nos referimos a cualquier variación y detalle. No solo notamos que hemos aumentado de peso porque la ropa deja de ajustarnos como antes. También percibimos variaciones en la piel o el cabello, es decir, modificaciones que solo una misma pueden notar.

En ocasiones los síntomas propios del embarazo constituyen los cambios que nos hacen estar conscientes de que algo pasa dentro de nosotras. Es difícil no saber que estamos embarazadas en la quinta semana, pero si existen probabilidades.

Entre los principales cambios el cuerpo en la quinta semana de embarazo, tenemos los siguientes.

  • Sensibilidad e inflamación en las mamas. Este puede ser un síntoma de embarazo, pero igual es una situación que continua durante todo el proceso. Para esta etapa ya se puede decir que tu busto ha comenzado a crecer
  • Amenorrea, que es la ausencia de la menstruación
  • Cansancio, fatiga, sensación de tener menos energía para realizar nuestras actividades diarias
  • Son frecuentes los mareos y todavía se presentan con intensidad los vómitos y náuseas
  • Aumento en la producción de las hormonas progesterona y estrógenos. Esto conlleva a que también aumente el flujo de sangre, causando el cansancio en las piernas y la sensibilidad mamaria
  • Aunque no es muy perceptible el crecimiento del abdomen, ya pueden notarse como ajustan algunas prendas de vestir. No ocurre tanto por el tamaño del embrión, que es muy pequeño, pero sí por la formación de la placenta y la retención de líquidos
  • Miedos, frustraciones y ansiedades, también comienza a aparecer en las primeras semanas.

Salud y emociones en la quinta semana

 

Todo el proceso de la gestación tiene una influencia directa en las emociones y la salud de la mujer. Como sabemos, de manera integral se ven afectados todos nuestros sistemas. Por ejemplo, se ha descubierto que el propio cerebro de la madre se modifica, hallándose incluso pérdida de materia gris. Muchas de las trasformaciones se ven reflejadas en la salud de la embarazada.

Si en la semana cinco aún no has sido atendida por tu ginecólogo, debes hacerlo cuanto antes. Este te confirmará el embarazo y los principales detalles. Desde entonces serán necesarias algunas pruebas y se aplicarán los correctivos pertinentes.

Todavía faltan unas cuantas semanas para realizar tu primera ecografía prenatal, que se planifica para la semana doce. Las primeras semanas de embarazo son muy importantes para el desarrollo del bebé, por eso es conveniente actuar a tiempo.

Algunos cambios en nuestros hábitos deben aplicarse de inmediato. En la quinta semana, quizá muchas madres no se adaptan totalmente a su nueva vida, por ejemplo, tener que abandonar un hábito. Esto genera modificaciones en la conducta, debido al choque de emociones. Al mismo tiempo, cesar el consumo de excesivo de algunos productos, provoca que nos veamos diferentes.

De igual manera, la incorporación de suplementos como el ácido fólico puede beneficiar otros aspectos de nuestra salud. La modificación en la dieta, es uno de los motivos principales por los que se observan cambios en nuestro cuerpo. Además, los hábitos saludables causan efecto en nuestras emociones.

El embrión de cinco semanas

El embrión se desarrolla mucho más rápido de lo que pensamos, en la quinta semana ya comienza a verse más como un bebé. Mide unos tres milímetros y su tubo neural, que dará lugar a la columna vertebral, ya se está formando. La pequeña cola característica del embrión, va desapareciendo; sus manos y sus pies también han comenzado a formarse. Su cerebro y sistema nervioso están en proceso de formación.

 

Te puede gustar