Cambios de color en las uñas de los niños: ¿por qué ocurren y qué indican?

Las uñas de los niños dicen mucho y el cambio en su coloración puede ser la manifestación de alguna enfermedad. Entérate más de qué se trata.
Cambios de color en las uñas de los niños: ¿por qué ocurren y qué indican?
Marcela Alejandra Caffulli

Escrito y verificado por la pediatra Marcela Alejandra Caffulli el 11 septiembre, 2021.

Última actualización: 11 septiembre, 2021

Las uñas protegen a la porción más lejana de nuestro cuerpo: la punta de los dedos. Su presencia facilita las destrezas manuales, mejora la percepción del tacto y cumple una función estética. Por eso, cuando las uñas de los niños cambian de color generan una gran preocupación.

En muchos casos, estas modificaciones se deben a causas banales, mientras que en otros, pueden alertar sobre la presencia de enfermedades más graves.

¿Quieres saber por qué se produce este cambio de coloración? A continuación, te lo contamos.

Desarrollo normal de las uñas de los niños

El primer esbozo de uña aparece en la novena semana de gestación y para la semana 20 todas están completamente formadas. El crecimiento continúa a lo largo de la vida y varía según la presencia de ciertos factores, como la edad, el sexo, la nutrición y las enfermedades.

Las uñas tienen varios componentes, dentro de los cuales se destacan los siguientes:

  • Placa ungueal: Es una estructura rígida y translúcida, de forma rectangular, bordes y superficie lisa. Es lo más superficial y visible.
  • Lecho ungueal: Es la capa que se encuentra inmediatamente debajo de la placa. Es de color rosa pálido, ya que a través de ella circulan los vasos sanguíneos, los nervios y los vasos linfáticos.
  • Matriz ungueal: Es una estructura vital que fabrica a la placa ungueal. Se encuentra por debajo de la piel y se visualiza como una medialuna blanca en la base de la uña (la lúnula).
  • Pliegues ungueales y cutículas: Son capas de piel que se repliegan en tres bordes de la placa, para favorecer el sellado e impedir ingreso de gérmenes a la matriz. Son del mismo tono que el resto de la piel.

Cambios patológicos de las uñas de los niños

Cualquier modificación en el aspecto habitual de las uñas amerita una consulta con el médico.

Algunos de estos cambios pueden estar presentes desde el nacimiento y formar parte de algunas enfermedades congénitas. Pero otros, pueden adquirirse en etapas posteriores e indicar la presencia de patologías locales (en la proximidad de la uña) o a distancia.

Dentro de las alteraciones del aspecto de las uñas, se encuentran los cambios de color. Estos abarcan desde pequeñas manchas hasta un cambio completo de la tonalidad habitual.

A continuación, describiremos las patologías que se asocian a cada color de las uñas de los niños.

Blanco

  • Traumatismos leves.
  • Candidiasis congénita (infección por hongo).
  • Síndrome de Stevens-Johnson (enfermedad aguda y grave de la piel).
  • Fármacos quimioterápicos (medicamentos para el cáncer).
  • Acrodermatitis enteropática (enfermedad metabólica innata).
  • Insuficiencia cardíaca (falla de la bomba cardíaca).
  • Vitiligo (ausencia de pigmentos de la piel).
  • Ingesta de ciertos antibióticos, como las sulfonamidas.
  • Síndrome de Noonan (enfermedad genética).
  • Anemia severa.
  • Bajos niveles de proteínas en sangre.

Negro

  • Nevo melanocítico (lunares).
  • Melanoma (tumor de la piel).
  • Ingesta de ciertos fármacos, como ciclofosfamida (inmunosupresor).
  • Traumatismos severos (por ejemplo, el aplastamiento con una puerta).
  • Paroniquia (infecciones en pliegues ungueales).

Rojo

  • Tumores vasculares.
  • Uñeros o infecciones.
  • Petequias (sangrados de la piel tipo puntillado).
  • Enfermedades autoinmunitarias como el lupus o la artritis reumatoidea.
  • Porfirias (enfermedad de la sangre).
  • Liquen Plano (enfermedad inflamatoria de la piel).
  • Hematomas o hemorragias por debajo del lecho ungueal.

Azul o gris

  • Manchas de tinta.
  • Uso de barnices para uñas.
  • Intoxicaciones por cianuro, monóxido de carbono, plata o cobre.
  • Uso de algunos antibióticos, como minociclina.
  • Agentes quimioterápicos.
  • Bajo nivel de oxígeno en sangre, como ocurre en la dificultad respiratoria severa.

Amarillo

  • Consumo de tabaco.
  • Ingesta de ciertos antibióticos, como tetraciclinas.
  • Uso de barnices para uñas.
  • Carotenodermia (por ingesta excesiva de vegetales anaranjados).
  • Infecciones por hongos.
  • Psoriasis (enfermedad autoinmunitaria).
  • Síndrome de las uñas amarillas.

Verde

  • Enfermedades de la glándula suprarrenal.
  • Infecciones por hongos, como Aspergilus.
  • Infecciones por bacterias, como las pseudomonas.

Marrón

  • Tratamiento con antralina (para Psoriasis).
  • Permanganato de potasio (farmaco antiséptico y antioxidante).
  • Enfermedad de Peutz Jeghers (poliposis del intestino).

¿Qué hacer si las uñas de tus niños cambian de color?

En primer lugar, debes higienizar bien las manos con agua y jabón, a fin de descartar aquellas causas reversibles como las suciedades.

Si los cambios de color en las uñas persisten, entonces debes hacer la consulta con el pediatra. Sin importar el color o la extensión a lo largo de la uña, es importante valorar el estado general del niño y buscar otros indicios. En general, el médico solicita algunos estudios para lograr determinar y resolver la causa.

En el caso de que se trate de una enfermedad específica de las uñas, el tratamiento puede ser localizado o dirigido a este motivo puntual. Por ejemplo, cuando el niño presenta una infección por hongos se indica un antifúngico durante varias semanas, ya que el tejido demora en recuperar el aspecto habitual.

Cuando se trata de enfermedades generalizadas, los cambios en el color de las uñas del niño son un signo más. De esta forma, el tratamiento está orientado a resolver el problema de base y no a mejorar el aspecto de estas estructuras.

tratamiento local medicamento topico una onicomicosis micosis pie pipeta dolor eritema

¿Se puede prevenir las enfermedades de la uñas de los niños?

En algunos casos si, como los traumatismos o las infecciones. Dentro de las medidas de cuidado general de la piel, se destacan las siguientes:

  • Mantener una correcta higiene de manos y de las uñas, incluso por debajo de las mismas.
  • Evitar las grietas o lesiones de la piel.
  • Ingerir suficiente cantidad de agua a diario.
  • Hidratar la piel con cremas humectantes.
  • Evitar el contacto con sustancias irritantes, como los solventes o los alcoholes.
  • Usar calzado holgado y mantener los pies ventilados.
  • No caminar descalzo en natatorios y vestuarios.
  • Utilizar únicamente los elementos de higiene personal y no compartirlos.

Acerca de los cambios de color en las uñas de los niños

Las uñas son parte de nuestro cuerpo y al igual que otras zonas de la piel, pueden poner de manifiesto señales de alarma de enfermedad.

Algunas veces podemos prevenir sus daños a través de las buenas prácticas de higiene y cuidados, pero otras veces esto no es posible. En este sentido, la consulta oportuna con el médico de cabecera es fundamental para orientar el diagnóstico y realizar los tratamientos apropiados.

Te podría interesar...
Uñas de los niños: esto es lo que dicen sobre su salud
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Uñas de los niños: esto es lo que dicen sobre su salud

Las uñas de los niños pueden ser el reflejo de determinadas enfermedades; desde condiciones transitorias hasta patologías graves.