Beneficios de estudiar en grupo

Este artículo ha sido verificado y aprobado por María Alejandra Castro el 11 febrero, 2019
Mónica Heras Berigüete · 18 febrero, 2019
¿Conoces las ventajas de estudiar en grupo? Motivación, superación de obstáculos y experimentación con roles, temas importantes para que tus hijos se desarrollen mejor.

Si hablamos de estudios, es fácil que nuestros hijos caigan en etapas de apatía y desmotivación, principalmente durante la adolescencia. En estas edades, el abandono escolar suele aparecer como una opción para ellos. Lo importante aquí es escucharlos y ofrecerles soluciones que los ayuden a enfrentarse a sus obligaciones de la mejor forma posible. Estudiar en grupo, es uno de las claves que puede hacerles más llevadera la vida escolar.

Si bien es cierto que estudiar en grupo está lleno de ventajas, también lo es el hecho de que no siempre es tarea fácil conseguir que funcione. Es necesario definir los propósitos correctamente, repartir el trabajo y aprovecharse de las facultades que cada miembro pudiera aportar. Al fin y al cabo, es un ejercicio colaborativo que también les ayudará a enfrentarse a la vida, donde convivimos con personas distintas a nosotros y resulta muy enriquecedor aprender a tratar con todas ellas.

Vamos a hacer equipos

A la hora de estudiar en grupo hay que tener en cuenta algunas premisas, ya que estas garantizan que funcione de la mejor forma posible. El tamaño, la organización o los recursos son algunos de los puntos que analizaremos para que todo fluya como la seda.

Richard Hackman, aclamado profesor e investigador de psicología organizacional por la Universidad de Harvard, se ha dedicado a estudiar la inteligencia colaborativa y la forma en la que el trabajo en equipo puede beneficiarnos.Estudiar en grupo aporta grandes beneficios a nuestros hijos.

Entre sus conclusiones dice que, para que el trabajo en equipo resulte positivo, hay que tomar en cuenta cinco puntos principales, a los que él ha llamado el “Modelo de los cinco factores”.

Modelo de los cinco factores

  1. Para formar un buen equipo, cada uno de sus componentes debe tener bien definida su tarea. De esta forma, unos pueden dedicarse a investigar, otros a hacer resúmenes y uno más a sacar las conclusiones. Lo importante es que todos tengan un rol y sean 100 % proactivos. En pocas palabras: se trata de ponerse la camiseta del equipo y desempeñar nuestro papel con compromiso.
  2. Ir hacia un mismo fin. Todos los componentes del equipo deberán compartir la misma visión, avanzando, así, a un paso firme hacia la meta. Hay que definir los objetivos de una forma clara y tomar en cuenta que los retos aparecerán tarde o temprano. En este sentido conviene aclarar que si el grupo está bien conformado, esto los mantendrá motivados.
  3. Los equipos pequeños trabajan mejor y de manera más organizada. Siempre es más fácil ponerse de acuerdo con pocas personas que con muchas. Además, en los grupos grandes se puede caer en la pasividad de algunos miembros de el equipo.
  4. Cuando estudiamos en grupo se debe contar con los recursos necesarios. Así aseguramos que se va a realizar el trabajo de una forma fácil. Guías, libros, información en la web, resúmenes hechos por los miembros del equipo. En la actualidad, los jóvenes se valen de la tecnología para todo y hay aplicaciones que les pueden ser de gran utilidad para su aprendizaje y que podemos poner a su alcance.
  5. La colaboración de un guía o maestro es parte importante en los grupos de estudio. De él se obtiene la retroalimentación de los conocimientos adquiridos, lo cual ayuda a mantener la motivación y la dirección.Estudiar en grupo.

Algunos beneficios de estudiar en grupo

  1. Motivación. La sinergia entre los componentes, puede desencadenar un efecto positivo entre todos ellos y un compromiso que los mantendrá positivos y con ganas de cumplir objetivos.
  2. Aprendiendo del conflicto. Siempre y cuando sea controlado y enfocado a lograr los objetivos, el conflicto siempre nos lleva a buscar soluciones creativas que generen la armonía en el equipo.
  3. Experimentar roles. Ver qué se siente al ser un líder o cómo desempeñar mejor las funciones que nos han asignado siempre es una forma de autoconocimiento. Es muy necesario que nuestros hijos experimenten distintos roles.

Estudiar en grupo puede ser muy positivo y, siguiendo estos puntos, el éxito está asegurado. Compartir con los iguales siempre nos hace aprender y superarnos. En el caso de los jóvenes, la socialización forma parte esencial de su desarrollo, por lo que esta técnica es muy efectiva.