¡Bebé a bordo! ¿Cómo debe viajar un bebé en coche?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Nelton Ramos el 21 enero, 2019
Naí Botello · 28 enero, 2019
Para los traslados en coches con bebés a bordo, los padres deben conocer las normas básicas de seguridad y adaptarse a ellas. 

Según estadísticas, los accidentes de tráfico producen un número elevado de víctimas mortales cada año, y dentro de esas cifras los niños ocupan un lugar importante. De ahí que resulte tan fundamental que los adultos tomen precauciones y sepan cómo debe viajar un bebé en coche.

La educación y el uso correcto de los medios para transportar a nuestros hijos son las mejores armas de prevención. Acompáñanos y descubre a continuación cuáles son las medidas de seguridad más eficientes para tu hijo en el coche.

¡Bebé a bordo! ¿Cómo debe viajar un bebé en coche?

En este artículo pretendemos abordar dos de las vertientes vinculadas a la forma en la que deben viajar los bebés y niños pequeños dentro de los coches. La primera está vinculada a la seguridad y prevención de accidentes, y la segunda, a la comodidad y bienestar que debemos proporcionarles.

Seguridad y prevención de accidentes

Un gran error de muchos padres es pensar que conducir despacio y respetar las normas exime de sufrir un percance. A pesar de que dentro de nuestro vehículo nos podemos sentir confiados, lo cierto es que en la carretera nos enfrentamos no solamente a nuestro criterio como conductores, sino también al de cientos de personas más con las que nos toparemos en la vía.

Dos niños sentados en las sillas del coche.

Otra idea negativa que desemboca muchas veces en accidentes es fruto de la actitud sobreprotectora de los padres que quieren llevar en brazos a los bebés recién nacidos o a los niños pequeños. Esta acción es en extremo peligrosa, y en porcentajes, es la que provoca más víctimas con lesiones graves o mortales.

Las normas básicas

Las normas para el traslado de menores en vehículos son muy específicas y su funcionalidad ha sido comprobada en múltiples ocasiones. En ellas se indica que los niños siempre deben ubicarse en los asientos traseros del vehículo utilizando el sistema de retención infantil adecuado según su edad. Estos sistemas de uso obligatorio se clasifican según el peso y la edad, y los padres deben ajustarlos según vayan creciendo.

Para los niños de edades más cortas, los más vulnerables a sufrir impactos mortales dentro de vehículos, la norma exige que, además de trasladarlos asegurados en su silla de bebé en la parte trasera, deben ubicarse en sentido contrario a la marcha de coche, evitando así posibles lesiones por impacto en la columna, el cuello o la cabeza.

Para todas las edades las sillas deben ser homologadas y compradas en lugares especializados para ello; además, se deben desactivar los airbags que se ubiquen frente a la cabeza de los niños y el cinturón de seguridad debe ser utilizado siempre sin excusas y ajustado a su tamaño. Por último, tanto puertas como ventanas deben emplear el seguro especial para niños.

Bebé dormido en la silla del coche.

Comodidad y bienestar

Otras de las tareas indispensables de los padres es conocer cómo evitar los mareos de los niños en los viajes o durante los traslados en coche. Y es que la cinetosis, o los trastornos en el organismo ocasionados por el movimiento, producen en los pequeños síntomas tan desagradables que, además del conocido mareo, pueden provocar vómitos y un malestar general en el cuerpo.

En ese sentido, las medidas más efectivas durante los traslados en coche son las siguientes:

  • Los niños debe ir sentados en su silla especial, o cuando tengan más edad ajustados al cinturón de seguridad, con la mirada fija en el horizonte o, a lo sumo, con su cabeza levemente girada en dirección a la ventana.
  • No es recomendable que el niño coma durante el traslado. La sugerencia es que solo ingiera agua y en pocas cantidades. En caso de que el viaje sea largo, el niño debe alimentarse durante las paradas.
  • Dentro del coche se deben evitar las temperaturas extremas, es decir, poner el aire acondicionado a temperaturas muy altas o demasiada calefacción.
  • No olvides ubicar siempre junto a su ventana una pantalla de protección solar para evitar que se expongan a los rayos solares. 

Esperamos que estos consejos te permitan estar alerta y a la vez confiada a la hora de salir en coche con tu bebé a bordo.

  • Villalobos P., L., & Hernandez G., R. (2013). Accidentes De Tránsito. Acta Pediatrica Costarricense. https://doi.org/ISSN 1409-0090
  • Prado, T., & Muñoz de la Rosa, D. (2009). Politraumatismo. Accidentes de tránsito. Revista Asociación Argentina de Ortopedia y Traumotología.
  • Pérez Salas, G., & Bueno Carachi, S. (2012). Seguridad vial y salud pública: Costos de atención y rehabilitación de heridos en Chile, Colombia y Perú. Boletín FAL.