Cómo ayudar a los niños en la adaptación a la escuela

Durante los primeros días de adaptación a la escuela es importante que dialoguemos con los chicos. De este modo, podremos conocer cómo se sienten y cómo ayudarlos.
Cómo ayudar a los niños en la adaptación a la escuela
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 20 septiembre, 2022

La escuela es un ámbito en donde los niños desarrollan habilidades cognitivas, emocionales y sociales. Allí, logran a conocer más sobre el mundo y de sí mismos. También, entablan amistades y aprenden a comportarse en otro ambiente diferente del hogar de origen. Esta institución es un lugar de aprendizaje que contribuye con el desarrollo de los pequeños. Sin embargo, al inicio, la adaptación a la escuela puede presentar algunos desafíos y dificultades. Exploremos un poco más sobre el tema.

Cómo ayudar a los niños en la adaptación a la escuela

Si lo pensamos, la adaptación es algo propio de toda situación nueva. Algunas personas se sienten cómodas más rápido que otras. También, hay quienes se tienen confianza y están aquellos que tardan más tiempo en sentirse a gusto hasta que conocen a sus maestros y a los compañeros. Por eso, la adaptación a la escuela no es solo cosa de niños, sino que es algo que necesitamos todas las personas ante una situación de cambio.

Es importante que acompañemos a los menores en esta transición para que el ambiente escolar sea agradable y apto para el aprendizaje. Algunas recomendaciones para ayudar a los niños en la adaptación en la escuela son las siguientes:

  • Cuéntale tu experiencia sobre la escuela: esta es una forma de abrir el diálogo y facilitar la conexión con los niños. También, ofrece una oportunidad para se saquen las dudas que tengan, para que manifiesten sus temores y que encuentren a un adulto como interlocutor y sostén.
  • Háblale de los beneficios de ir a la escuela: enséñale sobre los aspectos positivos de compartir una clase con los compañeros, de conocer sobre nuevos temas y de jugar junto a otros en los recreos.
  • Presta atención a los estados emocionales de tu hijo: especialmente en los primeros días, pregúntale cómo le fue en la escuela, cuál es su clase favorita, qué hace en los recreos y cómo lleva la jornada.
  • Observa si hay cambios en su comportamiento en general: por ejemplo, debes estar atento a si modifica sus formas en cuanto al apetito, en el sueño o en las ganas de jugar. De esta manera, podrás hacer un seguimiento y estar atento ante cualquier señal llamativa.
  • Facilita algún objeto o experiencia transicional: Winnicott, un reconocido psicoanalista, hace referencia a los objetos que utilizan los niños para sentirse seguros ante la ausencia de sus progenitores. Ese objeto transicional, que puede ser, por ejemplo, un juguete o una mantita, hace las veces de representante de sus padres y simboliza el apego.
  • Comparte información sobre lo que sucederá: explícale sobre la jornada, las normas y las actividades que tendrá que afrontar. De esta manera, el escenario será menos desconocido para el pequeño. De acuerdo con la edad, puedes emplear distintos recursos didácticos. Por ejemplo, a través del cuento, de un juego sobre ir a la escuela o alguna película que trate sobre esta situación.


Contarle al niño sobre tu experiencia en la escuela cuando tenías su edad es una forma de lograr un mejor diálogo con él y de brindarle la posibilidad de sacarse las dudas que se le presenten.

Flexibilidad y respeto, claves en el proceso de adaptación a la escuela

Todas las medidas anteriores son recomendaciones que pueden facilitar que los niños se sientan a gusto en la escuela. Sin embargo, hay dos valores esenciales en este proceso: la flexibilidad y el respeto. Ambos implican una escucha activa y una receptividad atenta y cercana respecto de lo que les ocurre en este proceso.

Se trata de adecuar nuestras expectativas, de salirnos de lo que indican los expertos y de los libros para permitir que sea la propia voz de los niños la que nos guíe en la experiencia. De este modo, también abrimos una vía de comunicación de ida y vuelta, que facilita que si tienen algún problema se sientan con la confianza de compartirlo.

Por último, también debemos aceptar nuestras propias emociones y temores respecto de la primera vez que los chicos se quedan en la escuela. Ser honestos sobre nuestras preocupaciones, sacarnos las dudas con el equipo docente o pedir sugerencias a otras familias nos puede servir para ayudar al pequeño. Si nos sentimos seguros, también podremos transmitir dicha calma.



No debemos transmitir a los niños nuestros propios temores ante su primer día de clase. De ser necesario, lo mejor es buscar ayuda para sentirnos seguros y poder brindarles calma.

«Ser parte» de la adaptación

Cuando pensamos en cómo favorecer los procesos de adaptación a la escuela, diseñamos una experiencia que trasciende el espacio escolar en concreto. Se trata de ser el sostén y de acompañar en aquellas necesidades emocionales de los niños. De este modo, aportamos en torno a la seguridad, la autoestima, la cohesión escolar y en las estrategias que les permitirán afrontar las dificultades y resolver desafíos de la mejor manera posible.

Por eso, este momento del año no debe ser tomado a la ligera. La adaptación a la escuela sacude el terreno de lo conocido para los menores. No se trata únicamente de depositarlos en la puerta del colegio, sino de ser parte de este momento de la vida. Cuando consideramos que esto implica un mero trámite y nos guiamos por ciertas posturas rígidas, corremos el riesgo de que la escuela se convierta en un lugar temido. En este sentido, los primeros días debemos tratar de organizar nuestra agenda y estar disponibles para compartir las primeras actividades escolares y los imprevistos que puedan surgir.

Te podría interesar...
La escuela como factor protector ante la exclusión
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
La escuela como factor protector ante la exclusión

La escuela tiene que actuar como un factor protector ante la exclusión de ciertos estudiantes. ¡Hay que intervenir para paliar este grave problema!



  • Pacheco Sanz, Deilis-Ivonne; Díez González, Mº del Carmen; García Sánchez, Jesús- Nicasio ¿CÓMO INFLUYE LA ADAPTACIÓN ESCOLAR Y LAS HABILIDADES SOCIALES EN LOS ALUMNOS? International Journal of Developmental and Educational Psychology, vol. 3, núm. 1, 2010, pp. 871-878 Asociación Nacional de Psicología Evolutiva y Educativa de la Infancia, Adolescencia y Mayores Badajoz, España.
  • Albornoz Zamora, Elsa Josefina. (2017). LA ADAPTACIÓN ESCOLAR EN LOS NIÑOS Y NIÑAS CON PROBLEMAS DE SOBREPROTECCIÓN. Revista Universidad y Sociedad9(4), 177-180. Recuperado en 18 de septiembre de 2022, de http://scielo.sld.cu/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2218-36202017000400024&lng=es&tlng=es.