¿Cómo amamantar con pezones planos o invertidos?

La lactancia es un momento de disfrute, placer y desarrollo del vínculo materno. Sin embargo, la presencia de pezones planos o invertidos pueden dificultar el proceso.
¿Cómo amamantar con pezones planos o invertidos?
Maria del Carmen Hernandez

Escrito y verificado por la dermatóloga Maria del Carmen Hernandez.

Última actualización: 25 noviembre, 2022

Los pezones invertidos son una afección que se presenta entre el 10 y el 20 % de la población en general. Si bien es una condición que no reviste gravedad para la vida, altera la fisiología y la psicología de la persona. Incluso, puede dificultar algunos aspectos de la lactancia, pero no por ello se debe perder la motivación y dejarse vencer por estas dificultades. A continuación, te detallamos algunos consejos para amamantar con pezones planos o invertidos.

¿Qué son los pezones planos o invertidos?

Los pezones invertidos son una condición en las que el pezón se retrae hacia adentro, en lugar de apuntar hacia el exterior, como en la anatomía normal. Además, puede ser tanto adquirido como congénito y ocurrir en ambos sexos. Por lo tanto, cuando se presenta en las mujeres, puede ser problemático durante la lactancia, manteniéndose sin síntomas antes de ello.



Clasificación de los pezones invertidos

Existe una clasificación quirúrgica que los divide en 3 grados, de acuerdo con la facilidad de manipulación, el grado de fibrosis y la extensión del daño sufrido por los conductos lactíferos:

  • Grado 1: se los conoce como pezones tímidos. Poseen una leve fibrosis y sus conductos lactíferos son normales, lo que permite amamantar con facilidad, aunque el inicio puede ser dificultoso.
  • Grado 2: tienen una moderada fibrosis y sus conductos lactíferos tienen una leve retracción. Por ende, es posible amamantar, pero el bebe puede ser quien tenga dificultades para agarrar al pezón.
  • Grados 3: existe una importante fibrosis, los conductos lactíferos son pequeños, están retraídos en gran medida y constreñidos. Por lo tanto, la lactancia se torna casi imposible. Además, suelen experimentar erupciones, mastitis recurrentes y dolor en los pezones.
En general, muchos pezones invertidos se resuelven de manera espontánea durante la pubertad. No obstante, si esto no ocurre, la reparación puede estar indicada por razones de lactancia, estéticas o psicosociales en la edad adulta.

Amamantar con pezones planos o invertidos

Lo más importante es obtener ayuda especializada si se tiene pezones planos o invertidos. Además, experimentar diferentes posiciones ayuda a encontrar la que sea más cómoda y eficiente para el agarre correcto del recién nacido. Incluso, existen aparatos o elementos que pueden contribuir y facilitar la lactancia materna.

Usar formadores de pezones

Existe mucho debate respecto al manejo de los pezones planos o invertidos durante el embarazo. Sin embargo, se cree que el uso de formadores de pezones que se colocan dentro del corpiño sirve para retraerlos.

Se aconseja comenzar con su utilización a partir de la semana 32. Se debe iniciar con una hora al día y aumentar de manera gradual hasta cumplir 8 horas diarias. Incluso, luego del nacimiento, se pueden utilizar al menos media hora antes de amamantar para extraer el pezón.

Amamantar de manera temprana

Lo ideal, es intentar experimentar el contacto piel con piel con el recién nacido de manera inmediata luego del nacimiento y que permanezca entre los senos la mayor cantidad de tiempo posible. De hecho, esta práctica permite y estimula que el pequeño utilice sus reflejos innatos para localizar los pechos de la madre y adherirse con mayor facilidad a ellos.

En aquellos casos en los que al bebé se le dificulta el agarre y alimentarse de manera correcta, se puede intentar protruir el pezón justo antes de mamar. Incluso, suele ser útil una compresa fría para mantener el pezón en eversión durante algunos minutos.

Utilizar un extractor de leche

El uso del extractor de leche se puede indicar para quitar hacia afuera el pezón justo antes de amamantar. Asimismo, de acuerdo con una revisión realizada en 2021, una lactancia exitosa está estrechamente relacionada con un agarre adecuado. A su vez, los extractores se suelen indicar luego del nacimiento para eliminar las adherencias que existen por debajo del pezón.

El uso de un extractor de leche ayuda a quitar el pezón hacia afuera y contribuye para que el recién nacido se adhiera más rápido y de manera correcta.

Estimular el pezón en forma manual

Antes de amamantar al bebé, se recomienda agarrar el pezón y girarlo de manera suave durante dos minutos. A su vez, si solo existe dificultad con un solo pezón, se debe iniciar por ese pecho, debido a que el bebé ejerce mayor succión al inicio.

Se solía aconsejar la técnica de Hoffman, que consiste en hacer masajes para ayudar a la eversión del pezón, pero en la actualidad se encuentra en desuso debido a que no existe evidencia de sus beneficios.



Usar la técnica de la jeringa

Esta técnica utiliza una jeringa común pero con determinadas modificaciones caseras. Es decir, se le corta la parte donde se encuentra la aguja y se invierte el émbolo para cambiarlo de dirección. Luego, se coloca la parte trasera de la jeringa sobre el pezón y se ejerce fuerza hacia atrás con el émbolo para ayudar a quitarlo hacia afuera. En consecuencia, estudios publicados por Trial concluyen que es una técnica segura, económica y simple.

Utilizar pezoneras

Lo ideal es optar por una pezonera que sea lo más fina posible. De hecho, las hay de silicona ultrafina que no requiere quitarla, ya que son eficaces. La función de las pezoneras es brindar una superficie más firme y grande al bebé, además de estimular su paladar para que le sea más sencillo succionar.

Los pezones planos o invertidos y la lactancia materna

Aún con pezones planos o invertidos, todos los pechos son aptos para amamantar. Sin embargo, algunos requerirán poner en práctica consejos particulares y, en simultáneo, tener constancia y paciencia. Por esto, ante cualquier duda, puede consultar a un especialista en lactancia materna o a una consultora de lactancia.

Te podría interesar...
¿Qué son los tubérculos de Montgomery?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿Qué son los tubérculos de Montgomery?

Los tubérculos de Montgomery son pequeñas glándulas que mediante su secreción facilitan la lactancia materna. Te contamos mas sobre ello.



  • Chow, S., Chow, R., Popovic, M., Lam, H., Merrick, J., Ventegodt, S., Milakovic, M., Lam, M., Popovic, M., Chow, E., Y Popovic, J. (2015). El uso de protectores para pezones: una revisión. Fronteras en salud pública , 3 , 236. https://doi.org/10.3389/fpubh.2015.00236
  • Kalarikkal SM, Pfleghaar JL. Breastfeeding. [Updated 2021 Jul 26]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2021 Jan-. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK534767/
  • Nabulsi M, Ghanem R, Abou-Jaoude M, Khalil A. Breastfeeding success with the use of the inverted syringe technique for management of inverted nipples in lactating women: a study protocol for a randomized controlled trial. Trials. 2019 Dec 16;20(1):737. doi: 10.1186/s13063-019-3880-8. PMID: 31842992; PMCID: PMC6916061.