Alimentos transgénicos, ¿son realmente seguros?

27 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Olga Carbajo
Cada vez son más los alimentos transgénicos que entran en nuestra cesta de la compra sin darnos apenas cuenta. Pero ¿qué ventajas y qué inconvenientes tienen?

Los alimentos transgénicos cada vez están más presentes en nuestras vidas. Basta con darse un paseo por el supermercado y acercarse a la zona de frutas y verduras para darse cuenta de una realidad: todas la hortalizas parecen clones de sí mismas, ya que encontramos tomates con igual rojo intenso, manzanas de exacto tamaño, sandías sin pepitas… Pero ¿cómo puede afectarnos su consumo?

¿Qué son los alimentos transgénicos?

Es cierto que todos estos alimentos son muy saludables, pero su origen puede hacernos dudar de sus beneficios. Los alimentos transgénicos son producto de una modificación mediante ingeniería genética a los que se les ha incorporado un gen de otro organismo para conseguir unas características determinadas.

Actualmente, la mayor parte de estos caracteres alterados están orientados a incrementar la producción de estos alimentos:

  • Resistencia a herbicidas. De esta forma es posible utilizarlos de manera que solo afecten a las plantas ajenas al cultivo.
  • Supervivencia frente a una o varias especies de insectos con lo que se disminuye el uso de insecticidas.
  • Resistencia frente a las sequías. Es posible crear variedades con menores necesidades hídricas y posibilitar su cultivo en zonas de secano.Alimentos transgénicos, ¿son realmente seguros?

Aunque todos estos procesos están muy controlados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) que asegura que todos estos cultivos, tanto para consumo humano como animal, son tan seguros como los convencionales, a día de hoy continúa habiendo muchos detractores de su uso para consumo humano.

Pros y contras de los alimentos transgénicos

Siendo justos, el hombre lleva seleccionando especies tanto para el cultivo como para la ganadería desde que abandonamos el nomadismo. Pero la biotecnología, en este caso, lo que hace es llevar un paso más allá estos procesos de selección genética. ¿Qué posturas defienden o desaprueban los alimentos transgénicos?

Ventajas de los transgénicos

  • Su plantación no supone un riesgo para su entorno. Recientemente, un estudio de la Universidad de Barcelona ha demostrado que si ambos cultivos, el convencional y el transgénicos, se plantan a una distancia de 30 metros y con 11 días de diferencia, no habrá transferencia entre sí.
  • La FAO (Organización para la Agricultura y la Alimentación), por otro lado, remitió en uno de sus informes que los países que han introducido estos cultivos han reducido el uso de pesticidas, disminuyendo, así, la contaminación ambiental y del suelo.
  • La OMS (Organización Mundial de la Salud) asegura que, tras múltiples estudios y unos estrictos controles sobre dichos productos para consumo humano, no se han detectado riesgos para la salud humana.
  • Son una solución frente al hambre en el mundo. Richard Roberts, bioquímico y Premio Nobel de medicina en 1993 resaltó al respecto: «La invención del ‘arroz dorado’, que incluye vitamina A en su composición, proporcionará la nutrición necesaria de los niños de países en vías de desarrollo.

Desventajas de los transgénicos

Uno de los mayores críticos de los alimentos transgénicos es el grupo Greenpeace debido, principalmente, a la pérdida de biodiversidad que suponen estos alimentos. El problema no radica tanto en su peligro (no demostrado) para el consumo humano, sino a la utilización de los mismos.

Pero la producción de semillas transgénicas, negocio que mueve millones al año, produce plantas en su mayoría estériles, con lo que es necesaria la compra cada temporada de nuevas remesas.

Monsanto Company, multinacional productora de agroquímicos y biotecnología destinada a agricultura, es una de las empresas mas potentes del sector. Según Greenpeace, posee la patente que cubre toda la soja transgénica:

«Si un agricultor compra sus semillas resistentes a un herbicida concreto, también debe adquirir su herbicida o unos químicos concretos para activar las características deseadas.

-Greenpeace-

Alimentos transgénicos, ¿son realmente seguros?

Otro de los factores es su impacto medioambiental negativo, ya que estas técnicas no favorecen ni una agricultura sostenible ni el desarrollo de modelos locales basados en las utilización de variedades autóctonas fértiles.

Esto abre un debate constitucional sobre la protección de los sistema de cultivo tradicionales, que respetan la selección natural en la producción de semillas, y el control por parte de unas cuantas empresas de la agricultura mundial.

Resumiendo

En definitiva, la controversia que rodea a los alimentos transgénicos no se encuentra tan centrada en su seguridad como sí en los aspectos económicos. Lo que parece preocupar a asociaciones como Greenpeace es más, quizá, las manos que controlan la riqueza que genera esta nueva tecnología, ampliando la brecha social en países en vías de desarrollo.

Por supuesto que cualquier alteración genética en laboratorio puede tener consecuencias imprevisibles, de ahí que estos productos sean sometidos a estrictos controles sanitarios.

«Los niños en África no tienen opción. Como sociedad, no deberíamos de tener el derecho a decidir qué alimentos son ‘malos o peligrosos’ dadas las condiciones en las que se encuentra la hambruna global».

-Richard Roberts-

  • Pérez Porto, J y Gardey A. (2016). Definición de semillas transgénicas. [artículo en web]. Recuperado de: www.definiciones.de
  • Greenpeace (última consulta junio 2019). Qué sabes de los transgénicos. [artículo en revista]. Recuperado de: www.greenpeace.org
  • Semana educación (9 de septiembre 2018). El premio nobel de medicina que defiende los alimentos transgénicos. [entrevista en revista]. Recuperado de: www.semana.es
  • OMS (última consulta junio 2019). 20 preguntas frecuentes sobre alimentos transgénicos.[artículo en web]. Recuperado: www.who.int