3 alimentos que ayudan al crecimiento de los niños

Te vamos a mostrar cuáles son los alimentos más importantes para garantizar un adecuado crecimiento en los niños. ¡No te lo pierdas!
3 alimentos que ayudan al crecimiento de los niños
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 24 junio, 2022

Existe una serie de alimentos que ayudan al crecimiento de los niños y que se deben incluir en la dieta de manera regular. Hablamos, fundamentalmente, de productos frescos con elevada densidad nutricional, que deben predominar en la pauta variada y equilibrada para aprovecharlos al máximo.

Antes de comenzar, hay que destacar que optimizar la alimentación durante las primeras etapas de la vida es una prioridad, pues ayuda a que el organismo funcione correctamente y evita el desarrollo de ciertas patologías a futuro. Además, la infancia es el mejor momento para sentar buenos hábitos sostenibles a lo largo de los años.

Conoce los mejores alimentos que ayudan al crecimiento de los niños

A continuación, te vamos a mostrar 3 de los mejores alimentos que ayudan al crecimiento de los niños. Es importante, que te asegures de que la dieta no carezca de ninguno de los nutrientes esenciales que estos ofrecen. De lo contrario, se pondría el riesgo el buen funcionamiento del organismo de tu pequeño. ¡Toma nota!

1. Ternera

La carne de ternera es una de las mejores fuentes de proteína que se pueden incluir en la pauta. Estos nutrientes son determinantes para lograr el crecimiento del organismo y una buena salud muscular. También, marcarán la diferencia en cuanto a recuperación deportiva, ya que se encargan de reparar el daño producido en los tejidos luego de esta práctica.

De hecho, los niños necesitan un aporte superior de proteínas que los adultos en la pauta, pues se encuentran en pleno crecimiento. Según una investigación publicada en la revista Annals of Nutrition & Metabolism, los infantes requieren al menos 1 gramo de proteínas por kilo de peso al día. Y cuando mantienen un alto nivel de actividad física, la dosis debería incrementarse al menos hasta 1,5 gramos por kilo de peso.

Atrás ha quedado el mito de que las dietas altas en proteínas pueden condicionar negativamente el funcionamiento del riñón o del hígado. También, se ha derribado la teoría que afirma que estos planteamientos causan problemas en los huesos a medio plazo, debido a un incremento en la eliminación renal de calcio.

alimnetacion variada infantil nina nena come carne res cerdo vegetales plato cuchillo tenedor cubierto gorro cocinero feliz onmivoro
Las carnes rojas son fuentes de proteínas, hierro y vitamina B12. Además de otros nutrientes esenciales.

2. Arroz

Los carbohidratos complejos también son necesarios en la pauta infantil para lograr un buen crecimiento. Estos se descomponen en glucosa, uno de los elementos que activan las vías anabólicas del organismo. Entre ellas, la vía mTor, muy ligada con los procesos de crecimiento del tejido muscular, según refiere un estudio publicado en Cell.

La leucina (aminoácido esencial) también desarrolla esta función, por lo que se conoce que las proteínas y los carbohidratos actúan en el cuerpo de manera conjunta para favorecer el desarrollo.

Ahora bien, es clave garantizar que la mayor parte de los hidratos de carbono dietéticos sean de tipo complejo, pues se absorben de manera más lenta y generan menor impacto sobre las glucemias. De lo contrario, se podrían experimentar alteraciones en el buen funcionamiento del metabolismo.

arroz banasti yamani integral
El arroz es una fuente de hidratos de carbono de tipo complejo y de fibra, sobre todo la variante integral o yamaní.

3. Salmón

No solo las proteínas y los carbohidratos son importantes para el adecuado crecimiento de los niños. También lo son los ácidos grasos de la serie omega-3.

En primer lugar, las grasas contribuyen a evitar la destrucción de las proteínas del músculo, lo que evita el deterioro de la función de este tejido. Además, generan un efecto antiinflamatorio y previenen el desarrollo de muchas patologías complejas.

Asimismo, los ácidos grasos son determinantes para lograr que el sistema nervioso central de los niños se desarrolle y ejecute de manera adecuada sus funciones. 

Sin embargo, muchas dietas infantiles son carentes en este tipo de nutrientes. Los ácidos grasos omega-3 se encuentran, fundamentalmente, en los pescados azules. Por ello, se recomienda el consumo de dichos alimentos al menos un par de veces a la semana, para satisfacer las necesidades esenciales del organismo.

Plato de salmón con verduras.
El salmón es una excelente fuente de ácidos grasos de tipo omega-3 y de proteínas de alto valor biológico.

Incluye en la dieta alimentos que ayudan al crecimiento de los niños

Como has visto, existen varios alimentos que ayudan al adecuado crecimiento de los niños, por lo que es determinante que aparezcan en la pauta de manera frecuente. Todos ellos son fuente de nutrientes esenciales y contribuyen a mantener un óptimo estado de salud, lo que evita el desarrollo de patologías crónicas y complejas a lo largo de la vida.

Para terminar, es clave hacer especial hincapié en la necesidad de mantener una serie de hábitos saludables, más allá de la alimentación. Conviene fomentar la práctica de ejercicio de manera regular desde los primeros años de vida, hidratarse correctamente con agua y mantener una buena higiene del sueño todos los días.

Te podría interesar...
Los 7 alimentos que más rechazan los niños y qué hacer
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Los 7 alimentos que más rechazan los niños y qué hacer

Existen una serie de alimentos que los niños rechazan con relativa frecuencia, pero que deben incorporarse a la pauta.



  • Richter, M., Baerlocher, K., Bauer, J. M., Elmadfa, I., Heseker, H., Leschik-Bonnet, E., Stangl, G., Volkert, D., Stehle, P., & on behalf of the German Nutrition Society (DGE) (2019). Revised Reference Values for the Intake of Protein. Annals of nutrition & metabolism74(3), 242–250. https://doi.org/10.1159/000499374
  • Saxton, R. A., & Sabatini, D. M. (2017). mTOR Signaling in Growth, Metabolism, and Disease. Cell168(6), 960–976. https://doi.org/10.1016/j.cell.2017.02.004