Alergias primaverales durante el embarazo

Amanda 28 junio, 2017

A veces las alergias se presentan dependiendo de la época del año. Por ejemplo, estaciones como primavera e invierno, traen consigo un número de elementos capaces de desencadenar problemas respiratorios y alergias en general. Mientras conozcamos nuestra propensión a ciertos alérgenos, podemos controlar las reacciones alérgicas. Sin embargo, todo cambia con la maternidad. ¿Qué hacer por ejemplo, si sufrimos de alergias primaverales durante el embarazo?

En primavera son comunes las reacciones alérgicas porque en el ambiente pululan diversos elementos con características de alérgenos. Las gramíneas, el polen o los ácaros, se presentan con mayor intensidad en esta época del año. Ante esta situación nos ponemos en el compromiso de determinar cómo tratar este padecimiento.

Como sabemos, muchos medicamentos no son compatibles con el embarazo. Por lo tanto, es muy recomendable evitar el contacto con los principales agentes que pueden causarnos alergias. Si ya hemos identificado el elemento que nos causa el problema, es preferible evitarlo.

La clave contra las alergias primaverales es la prevención

 

Aunque las alergias no siempre se pueden prevenir, en la mayoría de los casos es posible eliminar los principales factores de riesgo. Dado que los alérgenos más comunes en primavera son los ácaros, la contaminación, olivos, gramíneas, polen y chopos; algunas medidas pueden salvaguardarnos.

La mujer embarazada puede prevenir las alergias primaverales de muchas maneras. El principal consejo de los expertos es la prevención. Tampoco debemos olvidarnos de tratar oportunamente los síntomas. En este proceso es determinante la comunicación con el médico tratante de nuestro embarazo.

Los especialistas recomiendan las siguientes medidas.

  • Evitar las áreas donde abunde la vegetación, especialmente aquellas en las cuales se halla con mayor frecuencia el elemento al cual somos más sensibles. Por ejemplo, algún tipo de árbol en específico, como las arizónicas o los chopos.
  • Si es inevitable tener contacto con la vegetación, flores o alérgenos presentes en el ambiente, es conveniente que usemos mascarillas. Aunque no es totalmente imposible aspirar estos elementos, al menos lo reducirá bastante
  • Para evitar que el viento traiga estas sustancias a nuestras casas. En días donde asole el viento, mantengamos las ventanas cerradas, y de ser necesario usemos mascarilla también dentro de la casa
  • Algunas alergias pueden incomodar mucho a la mujer embarazada. Sin embargo, además de las molestias, ciertos síntomas pueden ser riesgosos. Por lo tanto, si es necesario, cambiemos el lugar de dormir, comer o realizar la mayoría de las actividades.
  • En ocasiones el aire acondicionado puede provocar problemas respiratorios, lo mismo sucede con la calefacción. Por lo tanto, conviene permanecer en espacios donde el ambiente no sea demasiado seco. El humificador es una buena opción, en caso de ambientes secos.
  • Ten siempre a la mano los medicamentos que tu doctor te haya indicado para aliviar los síntomas.

 

Tratamientos de las alergias primaverales

 

Es muy necesario estar en contacto con el médico especialista para que nos indique el tratamiento que podemos seguir en nuestro estado. Por ejemplo, algunos síntomas causados por las alergias primaverales, pueden ser tratados de manera segura con fármacos. Es el caso de medicamentos para la tos, el asma o el picor en ojos y mucosa.

Como sabemos, en el embarazo no podemos improvisar qué tomar para aliviar tal o cual padecimiento. Sin embargo, es muy recomendable tratar los síntomas. El hecho de que sea una alergia conocida, que ya hemos padecido antes, no quiere decir que la dejemos pasar. En caso de embarazo cualquier síntoma excesivo, puede ser contraproducente.

Si tosemos demasiado o sufrimos una crisis de asma, esto puede complicarnos la salud. Dependiendo de la etapa de embarazo, algún problema respiratorio puede perjudicar seriamente el desarrollo del embarazo.

Los principales tratamientos son:

  • Contra el asma son recomendados y aceptados algunos broncodilatadores. Recuerda consultar al médico antes de tomar cualquier medida
  • Los antihistamínicos no están prohibidos del todo, pero son solo algunos los que se recomiendan en el embarazo. Es aconsejable utilizar únicamente los indicados por el especialista
  • En caso de ser absolutamente necesario, el médico recomendará mucolíticos, porque algunos están relacionados con la muerte fetal. Nunca uses este tipo de fármaco sin consultar a tu doctor. En cambio puedes usar sin problema suero fisiológico o agua salina.
  • Si estamos bien recomendadas, podemos usar algunas soluciones oculares para aliviar irritación y picor.

 

 

 

 

Te puede gustar