Alergia a la proteína de leche de vaca en niños

17 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza
¿Has oído a hablar de la alergia a la proteína de leche de vaca en niños? Te contamos cómo diferenciarla de la intolerancia a la lactosa, ya que suelen confundirse.

¿Sabías que la alergia más común en niños es la alergia a la proteína de leche de vaca? Además, es de las primeras que suele manifestarse, ya que la leche de vaca suele introducirse antes del año de edad y que el resto de alimentos alergénicos. Esto permite que su detección sea precoz y se pueda empezar el tratamiento cuanto antes para evitar riesgos.

Suele afectar al 2 % de los niños y tiende a persistir en la edad adulta. Lo más importante es diferenciarla de la intolerancia a la lactosa, ya que la cantidad de alimentos que hay que evitar es mayor. Por eso, conviene que permanezcáis atentos e informéis en el colegio, especialmente si vuestro pequeño se queda a comer allí.

¿Quieres saber cómo detectarla y actuar frente a la aparición de una reacción inesperada, conocer qué puede comer o cómo preparar la comida para evitar la reacción cruzada? Permanece atento porque vamos a contártelo todo a continuación.

Niño con dolor de barriga y un vaso de leche en la mano debido a que sufre intolerancia transitoria a la lactosa.

Diagnóstico y síntomas de la alergia a la proteína de leche de vaca

Ten en cuenta que se trata de una respuesta del sistema inmunitario, por lo que la detección se realiza mediante los anticuerpos IgE en sangre. Dicho esto, existen 2 maneras que permiten valorarlos, como el prick test y la analítica sanguínea. 

Por un lado, el prick test consiste en inyectar bajo la piel el alérgeno y observar la aparición de ronchas rojas y picores a lo largo del tiempo. En el caso de los niños, este método es el menos invasivo, por lo que es el más utilizado. Por otro lado, la analítica permite valorar la reacción de las células sanguíneas frente a las proteínas de la leche.

Ambos han de ir acompañados de la historia clínica que incluye los antecedentes familiares, la edad de inicio y el tiempo transcurrido entre la ingesta del alérgeno y los síntomas. 

Generalmente, se manifiesta mediante picores y rojez en la piel, náuseas, vómitos, diarrea, dolor abdominal y dolores respiratorios que aparecen al cabo de unas horas.  

Tratamiento dietético 

A diferencia de la intolerancia a la lactosa, los lácteos no son los únicos responsables de la alergia a la proteína de leche de vaca. También están implicados la carne de ternera y derivados, como las hamburguesas, las salchichas, los canelones, entre otros.

Además, hay gran similitud entre las proteínas de la leche y la carne de cabra y oveja. Por lo tanto, se tienen que evitar igual que cualquier fuente de lactoglobulinas y caseina. 

Se pueden encontrar en salsas, conservas, comida preparada, chocolate, cacao, cereales, algunos panes, embutidos y golosinas, ya que son utilizados como aditivos; incluso en jabones, cremas corporales y medicamentos. Por eso, antes de comprar, nada lee bien la etiqueta o pregúntale al vendedor para que te aconseje, ya que es obligatorio declararlo. 

Sin embargo, las trazas están exentas debido a que las cantidades son muy pequeñas y la mayoría de ocasiones su presencia es por contaminación cruzada por no disponer de líneas distintas de producción.  Por lo que, si no estás segura de que ese producto sea libre de proteína de leche de vaca, mejor no lo compres. 

Por último, recuerda utilizar utensilios distintos entre alimentos libres de este alérgeno y los demás, y prepararlos en zonas separadas para evitar su contacto. Además, limpia bien todas las superficies y cacharros tras utilizarlos. 

Alternativas nutricionales para niños con alergia a la proteína de vaca

Respecto a los lácteos, tienes a tu disposición fórmulas extensamente hidrolizadas a las que se les ha eliminado las proteínas causantes de la alergia. Si no, puedes recurrir a las bebidas vegetales, aunque debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones: 

  • La bebida de soja se aconseja introducirla a partir de los 12 meses
  • La bebida arroz está desaconsejada, ya que contiene grandes cantidades de arsénico, un mineral tóxico presente en el suelo de cultivo. 
  • El resto de bebidas, como la de avena y la de frutos secos, las puede consumir sin problema, aunque el valor nutricional no se parece a la leche porque apenas tienen proteínas y destacan por el contenido en hidratos y grasas de calidad, respectivamente. 
  • Escoge las que no lleven azúcares añadidos y, a ser posible, enriquecidas con vitamina D y calcio.
    Niño con la cara llena de roncha porque sufre alergia a la proteína de leche de vaca.

En cuanto a la carne, puedes ofrecerle a tu hijo pollo, conejo, pavo y cerdo, que son más tiernas. Además, si le das algún cítrico o pimientos en la misma comida, mejorarás la absorción de hierro. 

Aprender a vivir con alergia a la proteína de leche de vaca

Es normal que con el diagnóstico de la alergia a la proteína de leche de vaca en tu niño te surjan muchas dudas como las que te acabamos de resolver. El motivo es que son alimentos cuyo consumo se considera básico, al menos es lo que se pretende por su papel en el crecimiento óseo y prevención de la anemia.

Sin embargo, dispones de otros alimentos con los mismos beneficios, como el brócoli, las coles de Bruselas, las almendras, las alubias, los moluscos, el pescado y otras carnes. 

Además, al principio hay que vigilar bien al comprar o comer fuera e informar para que no se produzca el contacto e ingesta accidental. Por eso, siempre lleva contigo la adrenalina para reducir el impacto del shock anafiláctico, que se manifiesta mediante dificultad para respirar, mareo, sudoración y taquicardia, entre otros síntomas. 

  • Asociación Española de Personas con Alergia a los Alimentos y latex (AEPNAA). Alergia a la proteína de leche de vaca. [Consultado el 15 de septiembre de 2020] Disponible en: https://www.aepnaa.org/ver/leche
  • Kansu, A; Yüce, A; Dalgıc, B; Enis Şekerel, B; Çullu-Çokuğraş, F; Çokuğraş, H (2016) Consensus statement on diagnosis, treatment and follow-up of cow's milk protein allergy among infants and children in Turkey. Turk J Pediatr, 58(1): 1-11.
  • Martorell-Aragonés,A; Echeverría-Zudaire, L; Alonso-Lebrero,E; Boné-Calvo, J; Martín-Muñoz, M F; Nevot-Falcóet, S al (2015) Position document: IgE-mediated cow's milk allergy. Allergol Inmunopathol, 43(5): 507-26. 
  • Cuomo, B., Indirli, G. C., Bianchi, A., Arasi, S., Caimmi, D., Dondi, A., ... & Calvani, M. (2017). Specific IgE and skin prick tests to diagnose allergy to fresh and baked cow’s milk according to age: a systematic review. Italian journal of pediatrics43(1), 93. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/29025431/