Alergia LTP en niños

08 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Silvia Zaragoza
¿Has oído hablar de la alergia LTP en niños? Es la que se produce por las frutas y otros alimentos vegetales. Aprende cómo actuar respecto a la alimentación de tu hijo.

¿Tu hijo puede comerse el melocotón, pero no puede tocar su piel? Es lo que se conoce como alergia LTP (proteínas transportadoras de lípidos) en niños, que es una proteína de defensa que se encuentra en gran cantidad en la piel de las frutas, algunas verduras y hortalizas.

Además, se caracteriza por producir el síndrome de alergia aral (SAO) ya que se manifiesta mediante rojez, picor e hinchazón de cara, boca y ojos. También pueden producir síntomas digestivos.

Sin embargo, la gran mayoría son asintomáticos, tal como se ha visto en este estudio llevado a cabo en niños españoles, ya que es algo muy común en el área mediterránea. Normalmente, va asociado a una dermatitis cutánea.

También se dieron cuenta de que suelen reaccionar a 2 o más alimentos y que afecta al 26,3 % de los niños mayores de 5 años. Por eso, es necesario prestar atención a lo que comen. Incluso, se han detectado casos en los que se manifiesta tras practicar ejercicio, puesto que actúa como cofactor.

Antes de contarte qué alimentos es necesario evitar, ¿sabías que es muy común que presenten alergia al polen o al látex? Normalmente, al de las gramíneas, artemisia y al del platanero porque contiene las mismas proteínas.

Niño con la cara llena de roncha porque sufre alergia LTP.

Alimentos implicados en la alergia LTP en niños

Aunque es cierto que la mayor fuente de esta proteína son las frutas y algunas verduras y hortalizas, también se encuentra en los frutos secos, las legumbres, las semillas y en los cereales. Además, acorde a los niños diagnosticados, los que más alergia producen, por orden decreciente, son el melocotón, las nueces, los cacahuetes, las avellanas y el trigo. Se trata de alimentos de consumo habitual.

La mayoría pertenece a la familia de las rosáceas, de la que forman parte el melocotón, las fresas, la manzana, la ciruelas, las cerezas, las almendras, el membrillo y los nísperos.

También están presentes en el kiwi, en las crucíferas (col, coles de Bruselas, coliflor, brócoli, etc.), las judías verdes, la lechuga, el tomate, el apio, el nabo, los espárragos y la zanahoria.

Recientemente, el hospital de Valladolid ha publicado un estudio en el que un 30 % de los síntomas se producen por el ajo y la cebolla. Otros alimentos que hay que evitar son las habas, la soja, las lentejas, las castañas, las pipas de girasol, la mostaza, el lino, el hinojo y el azafrán.

Algo a tener en cuenta es que el contenido de las LTP varía según el grado de maduración y las condiciones climáticas o de la cosecha. Por eso, las frutas que contienen semillas tienen una mayor cantidad.

Inmunoterapia oral, un coadyuvante a la dieta muy prometedor

Ante el aumento de casos de alergias a lo largo del tiempo, se ha planteado la posibilidad de que pueda curarse mediante la inmunoterapia oral. Consiste en la administración del alérgeno en pequeñas dosis aumentándolas progresivamente. Siempre se realiza en presencia del alergólogo para monitorizar las reacciones producidas y la evolución en los marcadores sanguíneos.

Por un lado, la administración de extracto de melocotón por vía sublingual durante 1 periodo de un año y el seguimiento a los 3 años produjo un descenso en las IgE y el tamaño de las ronchas cutáneas. Hubo un aumento en las IgG4 que indican tolerancia.

Por otro lado, el zumo comercial también mostró resultados similares aunque a corto plazo. Una vez se comprueba que con el extracto o zumo es seguro, se le daría el alimento para valorar si lo tolera o no.

Niño probando frutas para comprobar si tiene alergía LTP.

Por tanto, ambos estudios coinciden en que la inmunoterapia oral es segura y eficaz, aunque se requieren más investigaciones. Mientras tanto, resulta de utilidad como complemento a la alimentación libre de frutas y alérgenos relacionados con la LTP.

Consejos para evitar sustos con la dieta

En resumen, la LTP es de las alergias más complejas por la gran cantidad de alimentos que engloba, la presencia de trazas y la dificultad para alcanzar las ingestas diarias recomendadas de determinadas vitaminas y minerales. Por esta razón, es importante que acudas a un alergólogo y a una dietista-nutricionista para que te asesoren y valoren si es necesario darle a tu hijo un suplemento con vitamina C.

Además, en caso de que sí tolere la fruta pero no la piel, se la puedes poner en un bol o en un plato aparte ya pelada. También conviene que vigiles los alimentos, medicamentos y cosméticos con sabor o aroma ya que suelen proceder de la fruta.

  • Armentia, A; Martín-Armentia, S; Pineda, F; B Martín-Armentia, B; Castro, M; Fernández, S et al (2020) Allergic hypersensitivity to garlic and onion in children and adults. Allergol Inmunopathol, 48(3): 232-36.
  • Aruanno, A; Urbani, S; Frati, F; Nucera, E (2020) LTP allergy/sensitization in a pediatric population. Allergol Inmunopathol, 8.
  • Pascal, M; Vazquez-ortiz, M; Folque, M M, Jimenez-Feijoo, R; Lozano, J; Dominguez, O et al (2016) Asymptomatic LTP sensitisation is common in plant-food allergic children from the Northeast of Spain. Allergol Inmunopathol, 44(4): 351-8.
  • Navarro, B; Alarcón, E; Claver, A;  Pascal, M; Díaz-Perales,A; Cisteró-Bahima, A (2019). Oral immunotherapy with peach juice in patients allergic to LTPs. Allergy Asthma Clin Inmunol, 15:60.
  • González Pérez, A; Carbonell Martínez, A;  Escudero Pastor, A I; Navarro Garrido, C; Miralles López, J C (2020) Pru p 3 oral immunotherapy efficacy, induced immunological changes and quality of life improvement in patients with LTP syndrome. Clin Transl Allergy, 10:20.
  • Gomez, F; Bogas, G; M Gonzalez, M; Campo, P; Salas, M; Diaz-Perales, A et al (2017) The clinical and immunological effects of Pru p 3 sublingual immunotherapy on peach and peanut allergy in patients with systemic reactions. Clin Exp Allergy, 47(3): 339-50.