Alergia al látex en niños

Óscar Dorado 7 septiembre, 2018
La alergia al látex es muy habitual en niños. Para que sepas cómo lidiar con este problema, en el siguiente artículo te contamos todo lo que debes saber.

La alergia al látex en niños es una reacción a los productos hechos de látex natural. Se trata de una alergia a las proteínas del árbol del caucho. De hecho, algunas personas no son alérgicas al látex en sí, sino a los productos químicos sintéticos que se encuentran en los productos de látex natural.

En líneas generales, hay algunos niños que son más propensos que otros a volverse sensibles al látex. Este es el caso de aquellos que han nacido con anormalidades del sistema urinario, de aquellos con espina bífida o de los que han sufrido muchas cirugías.

Del mismo modo, los niños que tienen alergias a ciertos alimentos también pueden ser alérgicos al látex, ya que tanto la comida como este elemento pueden compartir algunas proteínas. Estos son algunos alimentos que contienen las mismas proteínas que el látex:

  • Kiwi
  • Plátanos
  • Nectarinas
  • Melón
  • Papaya
  • Higos
  • Ciruelas
  • Tomates
  • Apio
  • Frutos secos
  • Castañas
  • Aguacate
  • Patata

Asimismo, los síntomas de la alergia al látex cubren casi todo el rango de reacciones de hipersensibilidad. Los problemas respiratorios son comunes, ya que las partículas del látex son transportadas al aire por el polvo que generalmente recubre el interior de los guantes.

Esta irritación se manifiesta, sola o en combinación, con rinitis, conjuntivitis, dificultades para respirar o un ataque de asma. También puede causar una reacción cutánea potencialmente grave en forma de urticaria.

Las alergias alimentarias comunes en niños afectan a una importante cantidad de pequeños.

Alergia al látex en niños

El látex de caucho natural, un líquido lechoso que se encuentra en los árboles de caucho, tiene una proteína contaminante que causa reacciones alérgicas. Este elemento está en los diferentes tipos de guantes, globos, gomas elásticas y borradores. También muchos juguetes están hechos de látex de caucho natural.

Debes saber que no hay cura para la alergia al látex en niños; el mejor remedio es evitar la exposición. Sin embargo, hay medicamentos que reducen temporalmente los síntomas.

Justamente en cuanto a las señales que evidencian esta alergia, se debe considerar que pueden desarrollarse durante varias horas. Asimismo, estos síntomas pueden ser inmediatos o no, e incluso ser considerados graves.

Los niños que tienen riesgo de alergia al látex deben ser evaluados por un especialista en alergias. La prueba de punción es un análisis muy sensible que identifica sujetos potencialmente alérgicos. Con otras pruebas cutáneas, se puede descubrir si existe alergia a las sustancias químicas sintéticas añadidas a los productos de caucho.

Además, los niños alérgicos deben utilizar un brazalete de alerta médica y notificar a todos los cuidadores, incluyendo dentistas, médicos, enfermeras, maestros, amigos y familiares del niño la sensibilidad a estos componentes.

“Este elemento está en los diferentes tipos de guantes, globos, gomas elásticas y borradores. También muchos juguetes están hechos de látex de caucho natural”

¿Cuáles son los síntomas de la alergia al látex?

En la mayoría de los casos, la alergia al látex se desarrolla después de muchas exposiciones previas al látex. Cuando un niño alérgico al látex entra en contacto con productos que lo contienen, puede experimentar los siguientes síntomas:

Por otro lado, en algunos casos la alergia puede provocar reacciones graves, en las que el niño puede tener problemas para respirar, opresión en el pecho o hinchazón de la garganta o la lengua. Estas reacciones severas requieren un tratamiento de emergencia.

Es por ese motivo que las personas alérgicas al látex deben informar sobre esta condición antes de cualquier procedimiento médico que involucre el uso de guantes.

Los padres deben tener ciertos cuidados para prevenir las irritaciones cutáneas en bebés.

También se debe tener en cuenta que el contacto físico directo con el látex no es necesario para desencadenar una reacción alérgica. Las reacciones asmáticas severas pueden surgir por la inhalación de proteínas de látex en el aire que resultan del polvo en el guante.

Asimismo, es posible ver reacciones cuando los productos hechos de látex entran en contacto con la piel del niño, ya sea en las membranas mucosas de la boca, los genitales o el recto. En esta línea, los estudios confirman que un historial familiar de atopia y antecedentes personales de cirugía previa se asocian con la alergia al látex en niños.

En definitiva, no olvides que los síntomas de una alergia de este tipo pueden parecerse a otras infecciones médicas. Por ello, siempre debes consultar al médico de tu hijo para llevar a cabo un diagnóstico. Además, debes enseñarle a conocer y evitar los productos que contienen látex y que pueden ser alérgicos para él.

Te puede gustar