Adicción al móvil hace sentir a tu hijo ignorado

El uso desmedido del celular puede afectar la calidad de vida de tu hijo. ¡Descubre en este artículo todos los detalles y evita el problema!
Adicción al móvil hace sentir a tu hijo ignorado

Escrito por Nicolás Forero, 14 octubre, 2021

Última actualización: 14 octubre, 2021

La relación con la tecnología es estrecha porque llegó a facilitar la vida de los seres humanos. Sin embargo, todos los excesos son dañinos y volverse esclavo del celular es un hecho que pone en riesgo el bienestar de los hijos.

El celular es una herramienta útil que permite tener una comunicación inmediata, chequear información y monitorear el trabajo. No obstante, muchos padres se han acostumbrado a esa era digital y no se despegan de su dispositivo electrónico ni en los tiempos libres.

De esa manera, muchas veces se pierde la posibilidad de consentirlos, vivir nuevas experiencias juntos y responder las dudas que les surgen. Esto debido a que hasta en las idas al parque el celular está presente e interfiere en la relación.

La situación es tan generalizada que un análisis de AVG Technologies reveló cifras preocupantes. Pues, 4 de cada 10 niños manifestaron que sentían que sus padres le ponían más cuidado al celular que a ellos.

Madre con adicción al móvil

Además, agregaron que eran muy poco frecuentes los momentos en que tenían una atención completa. Esto ya que sus padres les interrumpían los diálogos o les rechazaban las preguntas por preferir atender un asunto del celular.

Por otra parte, los trabajos escolares también han sido fundamentales para identificar que en la mente de los niños queda guardada esta desafortunada situación. Pues, cuando les piden que dibujen a su familia incluyen a los celulares en las manos de sus papás.



Inconvenientes que causa la adicción al móvil

La adicción al móvil por parte de los padres afecta las emociones de los hijos porque en la mayoría del tiempo se sienten relegados y poco importantes. Debido a ello, pueden tener una baja autoestima, ya que carecen de muestras de amor y felicitaciones que los hagan sentir motivados.

Esta adicción debilita el vínculo entre los padres y los hijos porque el diálogo es poco frecuente. Por esa razón, los menores no encuentran un apoyo constante con el que puedan desahogarse y sentirse comprendidos.

La carencia del diálogo también causa que los niños no estimulen de una manera óptima el lenguaje. De esa manera, durante el crecimiento pueden tener inconvenientes para expresarse y dudan de sus capacidades para poder construir relaciones sociales.

Del mismo modo, al niño no se le proporcionan las herramientas necesarias para que aprenda a desenvolverse y perder la timidez. A raíz de ello, es introvertido y se siente incómodo cuando a su alrededor hay muchas personas.

La adicción al móvil ocasiona que los padres no le dediquen un tiempo de calidad a sus hijos. Por ello, en muchas ocasiones se dejan de realizar actividades fundamentales para fortalecer el desarrollo motor y cognitivo de los pequeños.

Madre ignorando a su hijo

Como factor adicional, los niños crecen teniendo una relación distante con los padres. Debido a ello, en la adolescencia no los buscan para pedirles un consejo ni para hacerles saber los inconvenientes que se le presentan.

Asimismo, los niños se acostumbran a ese modo de convivencia. Por lo tanto, adquieren el mismo comportamiento y cada vez se alejan más de los entornos sociales.

¿Qué prevenciones se deben tener en cuenta?

Lo primero que tienes que realizar es un autoanálisis para saber si estás usando el móvil de manera excesiva. Para ello puedes evaluar si lo usas al comer, haces esperar a tu hijo para que te comunique una idea o siempre lo cargas en la mano.

Después, se puede optar por poner el celular en silencio cuando se le esté dedicando tiempo al niño. De esa manera, se evita que factores externos se entrometan a la situación y hagan sentir desplazado al pequeño.

También, hay que entender que no todos los mensajes que llegan a un celular son urgentes. Así se le da la prioridad necesaria al niño y se previene el  acto de prestarle atención a banalidades que pueden esperar.

Mamá disfrutando con su hija



Finalmente, los papás pueden organizar su rutina. Debido a ello, estipulan tiempos para trabajar, atender el celular, divertirse con los hijos y no ponen en riesgo ninguna de sus responsabilidades.

A tener en cuenta

En ningún momento se indica que el celular se deje de usar, simplemente es necesario ser equilibrados, dejar a un lado la impulsividad y atender de la mejor manera a los niños. De esa manera, se sigue de cerca su crecimiento, se le demuestra que tienen un apoyo incondicional y se le indica que el ámbito social es más enriquecedor que el virtual.

Te podría interesar...
Estar más pendiente del móvil que de tu hijo tiene consecuencias
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Estar más pendiente del móvil que de tu hijo tiene consecuencias

El uso continuo del móvil por parte de algunos padres genera que la interacción con sus hijos sea menos frecuente y de menor calidad.



  • CAMPO TERNERA, LILIA ANGÉLICA, JIMÉNEZ ACEVEDO, PAOLA ALEXANDRA, MAESTRE RICAURTE, KELLY MARGARITA, PAREDES PACHECO, NURIS ELENA, CARACTERÍSTICAS DEL DESARROLLO MOTOR EN NIÑOS DE 3 A 7 AÑOS DE LA CIUDAD DE BARRANQUILLA.