Adaptación de materiales para niños con discapacidad visual

17 septiembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
Los estudiantes con discapacidad visual tienen problemas para acceder a los contenidos escolares. Por ello, hay que adaptar los materiales a sus necesidades.

En el colegio hay que adaptar los materiales para niños con discapacidad visual, de forma que puedan acceder al currículum académico y a los contenidos de aprendizaje.

Esta es una medida básica para atender las necesidades específicas de apoyo educativo de los estudiantes que presentan problemas visuales importantes.

«Solo porque un hombre carezca del uso de sus ojos, no significa que carezca de visión».

-Stevie Wonder-

¿Qué es la discapacidad visual?

La discapacidad visual hace referencia a la presencia de deficiencias funcionales significativas a la hora de ver. Es decir, este concepto, engloba diferentes tipos de problemas visuales graves. Así, según Natalie Barraga, se puede distinguir entre:

  • Ceguera total: la visión solo permite percibir luz.
  • Ceguera parcial: la poca visión que uno tiene solo permite percibir bultos.
  • Baja visión: existen deficiencias importantes referidas a la agudeza visual, pero se pueden ver objetos a pocos centímetros. Por ello, son necesarias las adaptaciones para poder realizar diversas actividades de la vida cotidiana.
  • Visión límite: el déficit visual no es excesivamente grave, por lo que uno no se ve incapacitado para hacer las actividades del día a día, aunque, a veces, se requieren adaptaciones sencillas para poder llevar a cabo algunas de ellas.Niña leyendo en braille en la biblioteca.

Adaptación de materiales para niños con discapacidad visual

Los niños con discapacidad visual necesitan tener materiales escolares adaptados a sus necesidades educativas especiales, para garantizar un adecuado acceso y reproducción de la información que deben aprender. Dichas adaptaciones se pueden llevar a cabo a través de diversos recursos, como:

  • Amplicación.
  • Grabación.
  • Sistema Braille.
  • Relieve.

Materiales para niños con discapacidad visual: ampliación

La ampliación consiste en aumentar el tamaño del documento para facilitar el acceso de un material específico, de forma que su presentación sea clara, con un buen contraste y con un tamaño de letra no demasiado grande.

Esta técnica se utiliza solo en casos puntuales, puesto que es mejor utilizar las posibilidades de adaptación del ordenador, poniendo una letra más legible para los niños con problemas de visión y suprimiendo los fondos y malos contrastes.

Materiales para niños con discapacidad visual: grabaciones

Las grabaciones son una buena forma de hacer llegar la información a los estudiantes con discapacidad visual. Por tanto, se trata de transcribir oralmente los materiales para que los pequeños puedan acceder a ellos mediante la vía auditiva.

Aunque el principal problema de este método es que no todo se puede grabar, como, por ejemplo, los contenido de matemáticas, física, química, etc.

Materiales para niños con discapacidad visual: sistema braille

El braille es un sistema de puntos en relieve que se basa en la combinación de 6 puntos distribuidos en una pequeña celda. En este caso, hay que transcribir y adaptar los materiales para que puedan ser percibidos por el tacto.

Pero no todo puede adaptarse siempre, así que la decisión de su uso va a depender del tipo de información o del ejercicio. Además, para utilizar esta herramienta, es necesario que el niño domine y conozca el braille.

Materiales para niños con discapacidad visual: ilustraciones en relieve

Otra forma de adaptar el material para niños con discapacidad visual es a través del uso de ilustraciones en relieve, de modo que el estudiante, mediante el tacto, pueda tener una imagen global de la información.Niña con problemas de visión.

Para efectuar esta adaptación correctamente hay que tener en cuenta una serie de consideraciones:

  • Tamaño: debe ser abarcable entre las dos manos, incluyendo toda la información y pudiendo discriminarla fácilmente.
  • Sencillez: tiene que ser monotemático y con diferentes texturas y alturas.

Otras adaptaciones necesarias

Además de la adaptación de los materiales escritos, también es necesario adaptar el entorno, por lo que hay que tomar una serie de medidas referidas a los cambios físicos en el aula y en el centro escolar, como:

  • Contar con un pupitre que tenga el espacio suficiente para manejar el material específico.
  • Organizar los elementos de una forma fija y estable y avisar en caso de cambios.
  • Eliminar los obstáculos y barreras arquitectónicas que impidan la accesibilidad.
  • Tener una adecuada iluminación.
  • Andrade, P. M. (2010). Alumnos con discapacidad visual Necesidades y respuesta educativa. Guía de orientación para la inclusión de alumnos con necesidades educativas especiales en el aula ordinaria.
  • López, I. M. y Valenzuela, G. E. (2015). Niños y adolescentes con necesidades educativas especiales. Revista Médica Clínica Las Condes26(1), 42-51.