Actividades de verano para padres y niños

Si eres alguien que disfruta del verano, de seguro te parecerá una temporada fenomenal para compartir con tus hijos. Las actividades para padres y niños en esta época son muchísimas: ¡aprovecha cada momento!

Cuando llega la época estival, el clima nos invita a salir al aire libre y compartir momentos inolvidables con nuestros seres queridos. Las opciones son muchísimas y el tiempo que dura esta estación nos alcanza para hacerlas todas. Te ofrecemos algunas ideas de actividades de verano para padres y niños.

A estas condiciones climáticas tan favorables, tenemos que añadir el hecho de que llegan las vacaciones y los niños tienen mucho tiempo libre. Para los padres atareados, sentarlos frente a una de las tantas pantallas a disposición puede ser una tentación.

Sin embargo, no habrá nada mejor para su desarrollo que estar afuera explorando, desarrollando sus capacidades y, fundamentalmente, jugando. Los padres pueden no solamente cumplir con un rol de protección; ellos deben sumarse a los planes para pasar tiempo de calidad con sus pequeños.

Las mejores actividades de verano para padres y niños

Dado que es su período de vacaciones y es sumamente importante mantenerlos entretenidos y motivados, es lógico remarcar que debemos propiciar la participación del infante a la hora de elegir qué hacer. Aquí te ofrecemos una lista de sugerencias que pueden servirte para planificar maravillosas tardes juntos:

Juegos en el agua

De más está decir que las piscinas y parques acuáticos cobran una relevancia central en estos meses. Podemos aprovechar estos espacios tanto para las actividades lúdicas como para las deportivas. En este sentido, la natación y el ballet en el agua, entre muchos otros, alcanzan su punto de mayor auge.

Si no cuentas con una piscina en casa, por supuesto que puedes llevar a los niños a una pública o a un club. En otras ocasiones, puedes recurrir a algo mucho más sencillo: una manguera y unos cuantos globos de agua en el jardín y listo. ¡Diversión más que asegurada!

Practiquen un deporte

Si bien es una opción clásica en cuanto a actividades de verano para padres y niños, sin dudas se volverá una de las favoritas del pequeño. Los niños que hacen deporte suelen disfrutar mucho al practicarlo en cada momento que sea posible. Si esto, además, incluye la participación de sus padres, se divertirá todavía más.

Madre e hijos preparando masa para galletas en la cocina.

Enséñale a cocinar

En lugar de dejar al niño sentado mirando televisión mientras le preparas un licuado o alguna otra merienda, invítalo a la cocina para que vaya aprendiendo cómo se usa cada herramienta e ingrediente. Además, será un buen momento para que experimenten juntos: consúltale qué comida le gustaría probar —suelen verse atraídos por las que ven en los dibujos animados— e intenten hacerla. No solo estarás divirtiéndote con el niño, también le dejarás importantes conocimientos para su futuro.

“Nada mejor para el desarrollo de los niños que estar afuera explorando, desarrollando sus capacidades y, fundamentalmente, jugando”

Salir de paseo

Debido al receso escolar, las instituciones públicas suelen ofrecer muestras, ferias, exposiciones y otros eventos ideales para llevar a los niños a pasar el rato. Puede ser una época fantástica para recorrer también el zoológico, parques, museos e incluso el cine.

Debes considerar que a los niños pueden atraerle actividades sumamente sencillas. El motivo es que, durante el año, las actividades escolares y extraescolares, sumadas a las obligaciones laborales de los mayores, dificultan el poder disfrutar de estos momentos de conexiones tan íntimas.

Otra excelente alternativa es la de acampar con los niños. Puedes incluir, en este caso, a algunos de sus amigos o familiares. Con el lugar, no debes preocuparte en exceso: incluso hacerlo en un patio será toda una aventura para ellos. Será un momento inmejorable para una parrillada y una noche de historias de terror al aire libre.

Hacer un diario con las actividades realizadas

Puedes proponerle sacar fotografías, imprimirlas y pegarlas en el diario a modo de álbum. También pueden escribir juntos sus vivencias en la jornada, hacer dibujos y anotar sugerencias para la próxima vez. Incluso pueden dejar por escrito momentos o frases graciosas, o bien la opinión de un invitado a su tarde, como uno de los abuelos.

Llevar a tu hijo de campamento de verano te permitirá descansar a ti y disfrutar a él

Películas y videojuegos

El hecho de que debamos evitar las pantallas no quiere decir que las eliminemos por completo. De hecho, si intentamos hacerlo, de seguro nos ganaremos el regaño del infante. Entonces, ¿Qué mejor idea que unirse al plan? Con unas buenas limonadas, palomitas de maíz y algún aperitivo saludable, puedes asegurarte de que pase las horas de mayor calor, como la siesta, en el interior de la casa.

Con estas actividades de verano para padres y niños, las vacaciones pasarán en un abrir y cerrar de ojos por tanta diversión. Lo mejor de todo: fortaleceremos nuestra relación con los pequeños y se sentirán queridos, escuchados y atendidos por sus padres.

Categorías: Deporte y actividades Etiquetas:
Te puede gustar