¿Cómo ir de campamento con niños?

Agetna · 4 octubre, 2017

Para ir de campamento con niños lo primero que necesitamos es entusiasmo, el resto se trata de preparación y toma de las precauciones correspondientes. A la hora de irnos de aventura, salir de excursión y acampar al aire libre, son necesarias una serie de provisiones para que podamos disfrutar tanto como nuestros hijos.

¿Por qué ir de campamento con niños?

Ir de campamento tiene muchos beneficios, a pesar de que muchos son evidentes, muchas veces se dan por sentado y pasan desapercibidos. Para no desaprovechar ninguno, a continuación vamos a repasar algunos de los beneficios más importantes que tiene el ir de campamento con niños.

  1. Diversión y alegría al flexibilizar nuestra actitud en general.
  2. Contacto directo con la naturaleza.
  3. Recogimiento y sensación de paz al encontrarnos en un entorno excento de las distracciones de la vida cotidiana.
  4. Liberación las tensiones de la vida citadina.
  5. Exploración y renovación de nuestra capacidad de asombro.
  6. Toma de conciencia por los propios actos y sus consecuencias en el medio ambiente. También sensibilización y desarrollo del respeto por la fauna y flora.
  7. Tiempo de calidad en familia o entre amigos. Permite que nos acerquemos unos a otros.
  8. Reflexión acerca de los vínculos, interacciones y refuerzo de lazos afectivos.La diversión es uno de los motivos principales para ir de campamento.

Ir de campamento con niños se agradece mucho gracias a todos estos beneficios. La experiencia no solamente nos permite salir de la monotonía y las responsabilidades de la vida cotidiana sino que permite vivir otras experiencias.

A su vez, los niños pueden investigar a su alrededor y aprender de forma espontánea. Recordemos que no es lo mismo obtener diversos conocimientos a través del estudio académico que mediante la observación y el contacto directo.

Por ejemplo, al ir de campamento y toparnos con una colonia de hormigas, los niños pueden descubrir y aprender muchas cosas interesantes, como por ejemplo, la laboriosidad con la que trabajan estos insectos, su excelente capacidad de organización, entre otros aspectos.

Por otra parte, ir de campamento le otorga a los niños mayor libertad de la que puedan tener en su hogar. El espacio abierto les brinda mayor permisibilidad para hablar en voz alta, gritar, correr, dar saltos, ensuciarse, entre otros. También les permite pasar más tiempo junto a sus seres queridos.

Al estar alejados de la escuela o el colegio, el trabajo de sus padres y todas las responsabilidades extras que la vida moderna trae consigo, los niños pueden disfrutar el tiempo junto los adultos y conversar, intercambiar ideas y compartir en familia. También aprenden otro significado del trabajo en equipo.

Ir de camping con niños brinda la oportunidad de poner en práctica un estilo de vida responsable con el medio ambiente sin que ello reste la diversión y el ocio.

Preparativos para ir de campamento con niños

La mochila

¿Qué echar en la mochila? Esa es una de las primeras dudas que surgen cuando se planea un camping con niños, porque se trata de llevar todo lo que va a hacer falta, intentando, a la vez, viajar lo más ligero posible.

La mochila, sin lugar a dudas, debe contener:

  • Varias prendas de vestir. Trata de que sean versátiles y cómodas. No olvides incluir varias mudas de ropa interior también.
  • Útiles de aseo personal como: jabón, champú, cepillo de dientes, pasta dental, peine, papel sanitario y varias bolsas plásticas para recoger los desechos.
  • Al menos un par de toallas. (Una grande y una pequeña)
  • Zapatos cómodos.
  • Toallitas húmedas desechables.
  • Botiquín de primeros auxilios.
  • Repelente para los insectos.
  • Protector solar a prueba de agua.
  • Gorra, o cualquier otro sombrero de su preferencia. (También puedes incluir gafas de sol)
  • Biberón y chupete (si todavía los usa)

El camping es la manera de acerca a los niños a un estilo de vida natural en donde se aprende a vivir diferente: con muy pocas cosas y disfrutando, a plenitud, hasta lo más mínimo

Agua y alimentos

Como es mucho más difícil cocinar al aire libre, debemos procurar ir de campamento con varios envases plásticos con comida ya preparada o semi-preparada. De esta forma nos ahorraremos mucho tiempo que podremos invertir en actividades de ocio y esparcimiento.

Nunca está de más llevar algunos enlatados, bocadillos, snacks, frutas y/o golosinas, servilletas, y utensilios de comer desechables. Por supuesto, no deben faltar varios recipientes con agua potable para su consumo durante los días de campamento. Por supuesto, no pueden faltar los prismáticos ni la cámara fotográfica.

Otros útiles que vas a necesitar

  1. Tiendas de campaña.
  2. Linternas.
  3. Cerillos o encendedores.
  4. Bolsas de basura.
  5. Baterías de repuesto para todos aquellos aparatos que lo requieran (linternas, cámaras analógicas desechables, etcétera)
  6. Sacos para dormir o colchones inflables (con sus respectivas bombas)
  7. Mantas o un mantel plástico amplio para poder sentarse sobre ellos en el suelo. (Muchos optan por llevar, mesas y sillas plegables, pero si quieres optar por llevar menos cosas, las mantas pueden sustituir este tipo de mobiliario portátil)
  8. Alguna almohada pequeña o cojín por si le hiciese falta a alguien.
  9. Mosquitero.

Para ir de campamento con niños te sugerimos que busques previamente un lugar al aire libre que sea adecuado. Debes procurar que sea un sitio de bajo riesgo, evaluar el terreno, comprobar los lugares de abastecimiento y atención sanitaria más cercanos, entre otros aspectos importantes.

Evita los ríos demasiado caudalosos y con cascadas vertiginosas, así como las montañas con barrancos y lagos de gran profundidad. Si puedes, opta por lugares de campamentos ya acondicionados para esta actividad, para así tener mayor seguridad y confort.