8 señales pre-parto que hay que conocer

Paco María García 14 octubre, 2017

Las señales pre-parto son aquellas que nos indican que el momento de dar a luz está cerca. Es normal que un tiempo antes del alumbramiento, el cuerpo de la futura mamá se prepare para ello y lo manifieste. Sin embargo, no todas las mujeres presentan los mismos síntomas con igual intensidad. Incluso, en ciertas casos pueden pasar desapercibidos y generar dudas.

Esta fase no aparece en un momento determinado ni tiene una duración específica. En realidad, cada mujer experimenta las señales pre-parto de manera diferente. Así, el tiempo puede variar desde las horas previas al alumbramiento a una o dos semanas antes.

Señales pre-parto

Si bien no es posible predecir el momento exacto, sí es importante atender a algunos cambios que pueden aclarar dudas y calmar ansiedades. Veamos:

1          Mayor frecuencia de las contracciones Braxton Hicks

Estas contracciones, también llamadas “de entrenamiento” o “preparatorias”, se hacen algo más evidentes y se presentan de manera reiterada cuando el momento del parto está próximo. Si bien, lo hacen de manera irregular. Se producen porque el cuello del útero comienza a prepararse para la dilatación.

Pueden darse con una frecuencia de entre 10 y 20 minutos, lo que muchas veces confunde con el trabajo de parto. No obstante, la intensidad no aumenta y desaparecen con algo de reposo. Son, claramente, parte de una fase anterior.

El encajamiento es una de las señales pre-parto.

2          El bebé desciende y se encaja en la pelvis

El bebé se empieza a colocar y se produce el encajamiento. Esto provoca que se mueva menos porque tiene menor espacio. La mujer siente mayor peso y presión en la zona pélvica y el recto y una sensación de que puede respirar más cómodamente.

Normalmente el encajamiento se produce antes de la semana 37 o 38. Sin embargo, para las madres que ya han tenido otros hijos, puede producirse más tarde.

3          Cambios en el cuello del útero

Este comienza a ablandarse y se dilata. Se trata de un síntoma menos evidente. Po eso, llegada la fecha prevista de parto hay que realizar un control médico para comprobar el grado de dilatación y lo que aún falta.

4          Necesidad de orinar más frecuentemente

Sucede porque la vejiga tiene menos espacio, ya que es presionada por el útero. Aunque este síntoma puede darse durante varios de los meses de embarazo, se agudiza en la fase pre-parto.

5          Expulsión del tapón mucoso

Se trata de un flujo espeso que muchas veces va acompañado de algo de sangre. Al dilatarse el cuello del útero, este tapón que lo ha mantenido sellado se expulsa. Esta expulsión puede realizarse en un solo momento o a lo largo de varios días. Hay mujeres, no obstante, que no notan esta señal.

6          Necesidad de preparación

Está relacionado a un deseo de preparar todo aquello vinculado con el bebé. Lo llaman el instinto del nido o anidamiento. Y forma parte de un sentimiento y necesidad de la madre de dejar todo en orden para la llegada del niño. Generalmente se aumenta el nivel de actividad y se asimila a un patrón biológico que caracteriza también a otras especies animales.

7          Irritabilidad

Aunque no ocurre siempre, puede haber momentos en los que se presenten situaciones que generen una mayor sensibilidad e irritabilidad en la madre. Ello se debe a los múltiples cambios hormonales que se producen durante el embarazo, y especialmente en esta última etapa.

Es bueno preparar todo lo necesario antes del parto.

8          Romper aguas

Este es el signo que marca la inminencia del parto. Se le llama así al momento en el que la bolsa con líquido amniótico que protege y recubre al bebé se rompe. Cuando esto sucede, sale por la vagina un líquido blanquecino que se diferencia de cualquier otro proceso porque no es posible contenerlo.

Se debe tener en cuenta que, si al cabo de algunas horas no aparecen las contracciones por sí solas, es importante acudir al médico para que induzca el parto, dado que el bebé no puede estar mucho tiempo sin líquido.

En definitiva, la naturaleza actúa en el cuerpo de la mujer y lo prepara para dar a luz. No obstante, cada mujer experimenta esta fase de manera distinta. Lo ideal, pues, es conocer estas 8 señales pre-parto para identificarlas en el caso que aparezcan. De esta forma vivirás el proceso de manera más tranquila y podrás prepararte progresivamente para recibir a tu bebé.

Te puede gustar