7 ejercicios de gimnasia cerebral para niños

Marisol 29 enero, 2018
La gimnasia cerebral para niños es ideal para alternar las actividades estáticas con el desarrollo delos dos hemisferios cerebrales por medio de las habilidades lingüísticas, el cálculo matemático y el pensamiento simbólico.

La gimnasia cerebral para niños es una rutina de entrenamiento que prepara el cuerpo y la mente para el aprendizaje. Se trata de ejercicios que ayudan a liberar el estrés, concentrar la energía acumulada y despertar el cerebro.

Estas actividades pueden realizarse en casa o en el colegio y, además de ser convenientes, son divertidas para tus hijos.

La esencia de esta técnica es comprometer al cerebro a través de comandos corporales que lo estimulan. La gran ventaja de la gimnasia cerebral para niños es que puede ser practicada por personas de cualquier edad.

Si un día necesitas centrar tu atención en una actividad, haz uno de estos ejercicios antes de comenzar.

La gimnasia cerebral es una técnica que propone generar nuevas conexiones neuronales para lograr el equilibrio y mejorar el aprendizaje. Busca detectar y equilibrar las tensiones que se acumulan a lo largo de la vida en el área de aprendizaje y también en el desarrollo de la creatividad y el logro de metas.

–Susana Buscaglia–

Gimnasia cerebral para niños: una forma de potenciar el aprendizaje

1.- Dibujar el número 8

Pídele a tu hijo que dibuje el número 8 muchas veces usando sus dedos, es decir, haciendo la figura en el aire. También puedes darle una hoja de papel y enseñarle cómo trazarlo.

Lo importante en este ejercicio es que se use la mano no dominante. De esta forma se estimula el hemisferio creativo del cerebro y se activan los músculos de las manos.

2.- Gateo cruzados

Ayudan a eliminar el exceso de energía, lo que es ideal antes de empezar una actividad que demande concentración. En este ejercicio tan sencillo se activan los dos hemisferios cerebrales y trabajan juntos.

Lo único que debe hacer el pequeño es ponerse de pie y con el codo derecho tocar la rodilla izquierda. Luego se invierte el momento y con el codo izquierdo se toca la rodilla derecha. Los movimientos deben alternarse en repetidas ocasiones.

La gimnasia cerebral ayuda a los niños a prepararse para las tareas del colegio.

3.- Garabateo doble

Es una actividad de dibujo bilateral en la que tu pequeño deberá dibujar una figura simultáneamente con ambas manos. Con esta actividad se desarrollan habilidades lingüísticas escritas, el cálculo matemático y el pensamiento simbólico.

Este ejercicio es recomendable antes de empezar a hacer tareas complejas.

4.- Trazo del círculo y del cuadrado

Este ejercicio consiste que el niño dibuje con la mano derecha un triángulo, en el aire o en un papel. Sobre la misma superficie y al mismo tiempo, deberá dibujar con la mano izquierda un círculo.

Los movimientos deben repetirse hasta que las dos manos logren hacer su figura independientemente. Es un ejercicio de disociación que ayuda a potenciar el cerebro.

5.- Toques y círculos

Otra actividad para estimular las dos mitades del cerebro empieza con una mano en el abdomen haciendo movimientos circulares. Este movimiento se combina dando toques en la cabeza con la otra mano.

De esta forma lograrás que el cerebro llegue a un estado ideal para el aprendizaje, y así asimilar información nueva.

6.- Dedos meñiques e índices

Con el puño derecho cerrado, el niño debe levantar su dedo meñique. Al mismo tiempo, con el puño izquierdo cerrado, levantará su dedo índice. Luego, cuando des la indicación debe invertir los movimientos: en la mano derecha, el índice, en la izquierda, el meñique.

Esta actividad ayuda a mejorar la concentración y a desarrollar la motricidad fina.

Muchas veces es necesario que los padres ayuden a los hijos a realizar sus tareas.

7.- Ejercicios con el cuello

Respirando profundamente, invita al pequeño a relajar sus hombros y llevar la cabeza hacia atrás con los ojos cerrados. Luego debe empezar a mover la cabeza de lado a lado y a hacer pequeños círculos.

Durante todo el ejercicio es clave que se respire profundamente. Con estos movimientos se logra mejorar la respiración, lo que oxigena adecuadamente el cerebro.

Puedes crear una rutina de 5 o 10 minutos a diario en la que combines estos ejercicios y realizarla antes de la escuela. De esta forma prepararás a tus hijos para procesar eficientemente toda la información que recibirá durante el día.

Con la gimnasia cerebral para niños se desarrollan desde edades tempranas habilidades básicas. Entre ellas, la coordinación, el equilibrio, la motricidad fina y gruesa, la concentración y la percepción visual. Antes de hacer los deberes escolares, practica estas actividades para que los niños tengan mejores resultados.

Te puede gustar