7 cosas que no puedes decir a una mujer infértil

Hay cosas muy difíciles para las mujeres hoy en día, pero lo que puede llegar a ser realmente doloroso es cuando una mujer quiere ser madre pero no puede serlo. Cuando una mujer es infértil y no puede tener hijos de forma tradicional puede ser realmente doloroso para ella, independientemente de las circunstancias que tenga en la vida o de cuál sea su posición personal y económico actual.

Por este motivo, si conoces a alguna mujer infértil resulta primordial que empatices con sus sentimientos para no herirlos. Hay algunas cosas que no puedes decir a una mujer que sufre la infertilidad en su vida. Su mayor deseo es ser madre y no poder serlo de la forma que quiere es lo más doloroso que puede sentir en estos momentos. Por eso, evitar decir cualquiera de las siguientes frases.

7 cosas que no puedes decir a una mujer infértil

1. Pero si aún no estás casada

Es cierto, puede que una mujer no esté casada, o que ni siquiera tenga pensado tener pareja. Querer ser madre no implica necesariamente tener pareja, puede tener el deseo de ser madre soltera. Por este motivo, si una mujer sufre por su infertilidad no le recuerdes que no tiene pareja porque quizá no quiera tenerla. Y esto, deberás respetarlo al máximo.

2. Conozco a una mujer que tiene lo que tú y aprendió a estar bien

No, no tiene lo que ella, porque cada persona es un mundo diferente. Son muchas las causas de infertilidad y muchos los casos que se pueden solucionar y otros muchos en los que no. Simplemente no se puede comparar una persona con otra, no compares su sufrimiento con otra persona… Respeta su dolor. Contar las historias de éxito de otras personas puede hacer sienta el dolor aún más fuerte en su corazón.

3. Eres muy joven, quizá tengas un bebé más adelante

O no. Eso no se sabe. Su dolor es ahora, en el presente. Quizá sepa desde hace más tiempo que no podrá tener hijos y lleve otros tantos años intentando concebir un hijo. No importa tanto la edad que tiene sino el deseo de ser madre. Debe intentarlo por todos los medios porque es lo que quiere ahora, no en un futuro, no cuando pasen 10 años. El reloj materno suena en horarios diferentes dependiendo de cada mujer.

4. Con los avances actuales seguro que lo logras

Quizá sí y quizá no. Aunque estas palabras están bien intencionadas y cargadas de esperanza, puede que la mujer deseosa de ser madre encuentre la desesperación en estas palabras. Aunque la medicina moderna ha ayudado a muchas personas a tener bebés, a vencer el cáncer y a curar lesiones, es posible que a esta mujer le cause serias preocupaciones… La reproducción asistida cuesta mucho dinero y no todo el mundo se lo puede costear. 

 

 

5. Si tienes una vida saludable podrás quedarte embarazada

Es posible que estas palabras se las estés diciendo a la mujer equivocada. Quizá sepa muy bien la importancia de llevar una vida saludable y sepa comer sano, hace ejercicio regularmente y además no fuma, ni bebe, ni tiene aficiones que puedan perjudicar su fertilidad. Pero en ocasiones, cuando hay algún tipo de problema más grave, está claro que no es suficiente. 

6. Al menos no tienes que preocuparte de quedarte embarazada si no estás lista

Esto lo pueden decir personas que ya han tenido hijos, quizá porque a ellos les tocó ser padres de sorpresa, no se sabe. Muchos embarazos no son planificados y aún y así son la mayor bendición de la vida. Pero una mujer que lucha contra la infertilidad lo que quiere es poder desprenderse del sentimiento de no poder tener hijos y tener la posibilidad de tenerlo, cuando quiera tenerlos.

7. No tener niños no es tan malo, puedes ser feliz igualmente de otro modo

Quizá tú sí puedas, quizá estas palabras sean bien intencionadas, pero pueden doler mucho a una persona que está luchando contra la infertilidad. Una mujer infértil que quiere ser madre tiene un gran deseo irreemplazable: ser madre. Quiere sentir la opción de poder serlo, de poder disfrutar siendo madre, de abrazar a sus hijos, de poder conocer el amor más verdadero y puro que existe.

 

Categorías: Salud Etiquetas:
Te puede gustar