7 consejos para perder peso después de tener un bebé

María José · 10 febrero, 2017

Perder peso después de haber tenido un bebé no es tarea fácil, para muchas madres es incluso una tarea imposible. Hay mujeres afortunadas que con un poco de esfuerzo rápidamente vuelven a su peso de nuevo e incluso parece que su cuerpo apenas ha sufrido cambios. Esto no es lo habitual. Muchas mujeres sufren cambios permanentes en su cuerpo y además, no consiguen perder el peso cogido durante el embarazo. 

La pérdida de peso después de tener un bebé es diferente para cada mujer y es importante conocer el propio cuerpo para saber qué es lo mejor que se puede hacer para conseguir buenos resultados. No es necesario ser una mujer famosa o con dinero para perder peso después de tener un bebé, aunque sería más fácil teniendo un entrenador personal que te ayude con entrenamiento y una dieta personalizado… Aunque esto no significa que sea saludable.

Para perder el peso después de tener un bebé y que sea saludable para ti, deberás tener en cuenta algunas cosas, pero también, es necesario que tengas presente que para que esos kilos demás no vuelvan a ti rápidamente, será un proceso lento. Pero no te preocupes, porque si no apartas tu mirada de tus metas, entonces lograrás perder peso de forma saludable.

Consejos para perder peso después de tener un bebé

1. Las dietas de moda no funcionan

No es necesario que busques dietas de moda o las que son llamas ‘dietas milagro’ porque no funcionan. No hay una dieta milagro que te ayude a perder peso después de tener tu bebé… No hay una dieta que te ayude a adelgazar sin esfuerzo y sin constancia. Comprometerse a seguir una dieta rica en nutrientes es lo que te ayudará a perder peso de forma segura y a no recuperarlo.

2. No te saltes las comidas

Muchas nuevas madres se olvidan de comer o no lo hacen pensando que si no ingieren calorías podrán quemar esa grasa extra que tienen en el vientre. Pero esto no es así. El ayuno no es para nada recomendable para tu salud física ni mental. Saltarse las comidas no te ayudará a perder peso, solo te hará que tengas poca energía y que además, te sientas malhumorada la mayor parte del tiempo.

3. Come comidas más pequeñas, con mayor frecuencia

lose-weight

Trata de comer cinco o seis comidas al día, aunque la mayoría de estas comidas tengan un tamaño bastante reducido. Esto ayudará a equilibrar sus niveles de azúcar en la sangre, lo que evitará que tengas ganas de comer alimentos de alto contenido en azúcar y que evites los alimentos ricos en carbohidratos procesados. Además, si tu estómago está en constante movimiento, quemarás más calorías. 

4. No te saltes el desayuno

Hay mujeres que piensan que no pasa nada por saltarse el desayuno. Grave error. Es necesario comenzar el día con una comida adecuada que te aporte la energía que necesitas para el resto del día. Además, un buen desayuno también te ayudará a tener un mejor estado de ánimo. No tienes que saltarte ninguna comida del día, pero mucho menos debes saltarte el desayuno. 

5. Que no te falten las proteínas

Debes comer proteínas en tus comidas principales del día. En lugar de comer un pedazo de pan o un bizcocho tostado cuando tienes hambre, es mejor escoger un huevo cocido, unas rodajas de pollo, puré de garbanzos (hummus) o comer frutos secos y semillas. La proteína te ayudará a regular tus niveles de azúcar en la sangre y te mantendrá llena durante más tiempo.

6. Bebe mucha agua

Es sabido que se debe beber al menos 1,5 litros de agua por día, y más si está amamantando. Tanto los adultos como los niños a menudo confunden a tener sed con tener hambre. Mantén botellas de agua en cada habitación de tu casa y mantente hidratada. La deshidratación contribuye a la fatiga, lo que hará que quieras comer carbohidratos que no son saludables. El agua también te ayuda a eliminar la grasa cuando se está perdiendo peso.

7. No te olvides del ejercicio

how-to-lose-weight-fast-walking

Hacer ejercicio es la mejor manera de perder peso y de sentirte bien después de tener un bebé. El ejercicio te ayudará a quemar el exceso de calorías y también las endorfinas que liberes durante la actividad física harán que te sientas mucho más feliz y alegre. No es necesario tener que sacar grandes cantidades de tiempo para hacer ejercicio intenso, una caminata de 15 minutos es mejor que no caminar nada.