7 afirmaciones para el momento del parto

Macarena46 3 marzo, 2017

Nueve meses de espera y ansiedad sembrando ilusiones y renovando esperanzas. Doscientos setenta y cuatro días informándote, planeando y proyectando. Semanas tomando cursos de preparación para el momento del parto. Sin embargo, por lo general las cosas suelen salir del modo menos esperado.

En el instante menos pensado y de la manera jamás sospechada, eso que tanto deseaste simplemente comienza a ocurrir. El milagro de la vida se manifiesta sorpresivamente, sin previo aviso. Desde luego, todo es nervios, emoción y algarabía. Te invade un mix de sentimientos y sensaciones cruzadas.

No obstante, es importante tener siempre en mente una serie de afirmaciones para el momento del parto. Por ello, en este artículo de Eres Mamá, compartimos una serie de verdades que hacen al momento de traer vida al mundo. ¡Disfrútalas y consérvalas en tu memoria para cuando llegue el gran día!

Afirmaciones que te motivarán al momento del parto

  • Este es mi momento y, desde luego, yo puedo. Naturalmente las mujeres tenemos la fortaleza para afrontar un proceso tan complejo como el parto. También tenemos el derecho de hacer valer nuestros derechos y los del niño por nacer. Haz todo lo posible para disfrutar de este momento único y especial en que conocerás al amor de tu vida. ¡Atesora cada instante en tu corazón!
  • Mi cuerpo está preparado. El parto es un acto fisiológico y está especialmente diseñado para dar vida. No temas a este acto instintivo y natural. Disipa cada una de tus dudas, expresa tus deseos y tus miedos, escoge la mejor compañía y, por último, confía en tu anatomía. No olvides que la naturaleza es sabia, ¡entrégate a ella y todo desembocará en buen puerto!
  • ¡Es el mejor trabajo en equipo! En el momento del parto comprenderás que tú y tu bebé trabajarán juntos, a la par, unidos por un mismo objetivo. Impulsados por el mismo amor y el ardiente anhelo de vivir. Entenderás lo que es realmente la armonía y aprenderás a realizar tu labor en equipo. ¡Y vaya que este esfuerzo compartido valdrá la pena, la vida y la alegría eternas!
  • ¡Madre, relájate y goza! Tu cuerpo será quien decida en todo momento. Los cuándos y los cómos suelen ser determinados, en última instancia, por la naturaleza misma. Entonces, sabrás que tu trabajo no es más que relajarte. Como futura mamá no tienes más que limitarte a dejar que aquello tan inminente e inexorable finalmente suceda.
  • Piensa en positivo el dolor. No veas el lado negativo, piensa que cada dolor te permitirá ver la luz de la alegría que estarás por atravesar. Es decir, toma toda contracción como un acercamiento de tu bebé. Cada minuto que pasa es un avance en su camino para llegar a tus cálidos brazos. ¡Ya falta menos mami, y lo estás haciendo muy bien!
  • ¡Sí, estoy lista, por amor! El amor por tu bebé te dará la fuerza y valentía necesarias para pasar este momento del parto y otros tantos aún más difíciles. Y no, no temas, serás la mejor madre para tu hijo. Créelo con todas tus fuerzas y abraza esta fé: estás lista para recibir a ese pedazo de sol que te enseñará a vivir intensamente.
  • Lo temporal no opacará en absoluto lo eterno. Puede que sientas un dolor inexplicable e impensado en el momento del parto. No obstante, no te olvides que este dolor es pasajero. Todo mal desaparecerá cuando tengas a tu hijo en brazos, cuando sientas su aroma y sientas que el amor no te cabe en el cuerpo. Ahí entenderás que eso, tan efímero, que te hace sufrir será reemplazado por algo tan hermoso como eterno. Pues la existencia de tu bebé será infinita, y traerá el más incondicional y puro amor.
bebé durmiendo en brazos de mamá

Sí, futura madre, la vida está pasando a través de ti. Te atraviesa. No habrá mayor recompensa que ese pequeño, inofensivo e inocente ser lleno de cariño para dar. Él será el encargado de pintar y aromatizar tus días con felicidad. Una bendición se ha abierto paso en tu interior.

Te puede gustar