6 útiles para la alimentación del bebé

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 29 enero, 2019
Naí Botello · 29 enero, 2019
Las características anatómicas de los labios, lengua y paladar de los bebés han conducido a que se diseñen útiles específicos para facilitar la alimentación de los pequeños. Acompáñanos y descubre más sobre ellos a continuación. 

Los útiles para la alimentación del bebé surgen como respuesta a la imposibilidad obvia que tienen los niños en sus primeros meses de ingerir alimentos líquidos como la leche o el agua como los adultos, y desde luego, como herramienta funcional del mismo modo que los cubiertos de los adultos.

Los biberones, baberos, sacaleche, cubiertos, platos, vasos de bebés y hasta la sillita de comer se convertirán en los objetos de uso cotidiano más importantes del bebé, por lo que elegir los mejores modelos resultará necesario para los padres.

Útiles para la alimentación del bebé

No cabe duda de que alimentar al bebé constituye una de las tareas más importantes dentro de lo que implica el cuidado de un niño. Es tan importante este aspecto que no solo abarca el dónde o cómo depositar el alimento, sino también la higiene de los implementos y la seguridad del área bucal del niño.

Si bien existen en el mercado diversos productos con modelos especializados, queremos presentarte aquellos más indispensables, sin dejar de lado cómo debe ser el proceso adecuado para su limpieza.

1.- Biberón

Debemos comenzar necesariamente por el indispensable en la alimentación del bebé. Y es que con el biberón el pequeño podrá ingerir leche, agua y jugos, dependiendo de su edad y necesidades.

Con respecto a los biberones, la tetina resulta la pieza clave, pues coadyuvará en la succión, en la ausencia de gases, o la poca proliferación de bacterias. Entre los materiales con los que se elaboran figuran el látex, la silicona o el caucho.

Los trucos para almacenar la leche materna permiten no reemplazarla por la de fórmula cuando la madre no está.

Ahora bien, la higiene tanto del biberón como de todos los utensilios del bebé es fundamental para preservar su sistema inmunitario. Por eso debes recordar realizar un correcto lavado con agua limpia, jabón y un buen tallado con el cepillo, además de realizar un secado correcto. Y desde luego, saber que siempre los adultos deben realizar la limpieza con una buena higiene de sus manos.

2.- Sacaleches

El sacaleches es uno de los utensilios para la alimentación del bebé primordiales, pues permite extraer para luego almacenar las porciones de leche que necesita el niño y hacer que la madre no tenga que sustituir la lactancia natural por la fórmula.

Hay varios momentos que resultan ideales para extraer la leche haciendo uso de este instrumento. Los mejores son una hora después de que el bebé coma, o si ya conoces las cantidades de leche que consume el niño, lo puedes hacer simultáneamente mientras toma uno de tus pechos.

3.- Baberos

Los baberos impiden que los restos de comidas, derrames o vómitos ensucien la ropa del bebé manteniéndolo limpio y seco. Se recomienda contar con varios juegos pues suelen ensuciarse en cada comida, elegirlos de telas hipoalergénicas como el algodón, y solo utilizar los plásticos o de telas variadas a partir de los seis meses.

Como recomendación para su lavado, lo fundamental es usar detergentes para niños, evitar los suavizantes y lavarlos por separado sin mezclarlos con otras prendas del bebé.

4.- Platos y cubiertos

Cumple el mismo principio higiénico de la vajilla para adultos, pero están hechos considerando las medidas anatómicas de los niños, con materiales fácilmente lavables y ligeros para que no puedan romperse o causar daño a los pequeños.

Con respecto a su lavado, se recomienda utilizar jabones ecológicos y en baja cantidad, y secarlos muy bien con una toalla limpia antes de guardarlos.

La comida casera para el bebé ofrece muchas ventajas y es fácil de preparar.

5.- Vasos

Los vasos de los bebés están diseñados para que los niños de cortas edades puedan ingerir bebidas sin que estas se derramen sobre su ropaje, y con aberturas precisas para facilitar que sean ingeridas lentamente sin que el niño se ahogue. Para su higienización se debe aplicar el mismo principio que para el lavado de los platos y cubiertos.

6.- Sillita del bebe

La sillita del bebé cumple la función de ubicar al niño en una posición cómoda para que pueda ingerir sus alimentos correctamente. Cuentan con un cinturón de seguridad para el pequeño y una tabla con la proporción y distancia adecuada a su tamaño para que pueda tomar sus alimentos.

Esta silla para bebé permitirá también integrar al niño en la mesa de comer, para que de esta manera comparta el espacio con la familia y vaya aprendiendo sobre los modales y rutinas que se deben adoptar a la hora comer.

Como conclusión final, queremos reforzar la idea de que la correcta higiene de todos los útiles para la alimentación del bebé garantizará su buena salud. ¡No la descuides!