6 preguntas sobre la excedencia por maternidad

Yamila Papa · 8 agosto, 2018
Probablemente tengas muchas preguntas sobre la excedencia por maternidad. Es totalmente comprensible, ya que es un tema que puede generar dudas. Es muy importante que cuentes con toda la información antes de pedirla en tu trabajo.

Si estás por tener un hijo, en el siguiente artículo respondemos algunas preguntas sobre la excedencia por maternidad que pueden surgir en este período de tu vida. De esta manera, estarás bien informada al respecto y sabrás cuáles son tus derechos y obligaciones.

Preguntas sobre la excedencia por maternidad: qué saber

Cualquier persona que tenga un empleo puede solicitar la excedencia por maternidad o por paternidad, ya que esta se ampara en el Estatuto de los trabajadores. No se trata únicamente de dejar de trabajar para dedicarse al cuidado de los niños menores de tres años, sino que también es una manera de compatibilizar una actividad laboral remunerada con la crianza de los hijos.

Si te interesa este permiso, ten en cuenta las siguientes preguntas sobre la excedencia por maternidad, con su explicación específica:

1. ¿Cuándo se puede pedir la excedencia?

La ley indica que la excedencia por maternidad se puede solicitar desde el nacimiento del hijo; sin embargo, muchas madres la piden una vez que se cumple su licencia de 16 semanas, la cual es paga. La excedencia no tiene por qué ser ininterrumpida y también se puede pedir de forma fraccionada.

2. ¿Cómo se solicita la baja?

La excedencia debe solicitarse a la empresa mediante una carta escrita. Se recomienda hacerlo con una anticipación de 15 días. Consulta el estatuto del lugar donde trabajas para verificar que no haya alguna especificación diferente.

Hay algunas preguntas sobre la excedencia por maternidad que pueden surgir en este período de tu vida.

3. ¿Puede la empresa negarse a aceptar la excedencia?

No, ya que por ley todas las compañías están obligadas a aceptarla. Además, en el caso de ser despedida por dicho pedido o durante el período de baja, el despido se consideraría nulo.

Asimismo, también es inválido el despido de mujeres embarazadas, aquellas que se encuentran en licencia por maternidad o en la etapa de lactancia.

4. ¿Cómo afectan los derechos del trabajador por pedir excedencia?

Esta es una de las preguntas sobre la excedencia por maternidad más habituales. Debes tener en cuenta que durante todo el tiempo de baja voluntaria, ni la empresa ni el Estado pagará tu nómina. Es decir, que serás ‘desempleada’.

Ahora bien, durante el primer año de excedencia, se reserva el puesto de trabajo —se contrata a un reemplazo temporal—; pasados esos 12 meses, se le mantiene un puesto dentro de la misma categoría o grupo.

Además, el empleado tiene derecho a asistir a cursos de formación profesional, sobre todo aquellos que le sean de utilidad una vez que se reincorpore al trabajo.

“La ley indica que la excedencia por maternidad se puede solicitar desde el nacimiento del hijo; sin embargo, muchas madres la piden una vez que se cumple su licencia de 16 semanas”

5. ¿Puedo pedir una excedencia parcial?

Sí, ya que la ley permite a las madres trabajar menos horas durante los primeros tres años de vida de sus hijos. La jornada laboral puede reducirse desde un octavo hasta la mitad. Por ejemplo, si es de 8 horas, la mujer puede trabajar entre 4 y 7 horas. Por supuesto, esto quiere decir que cobrará menos que antes.

6. ¿La excedencia por maternidad es igual a la licencia por lactancia?

No, estas no son iguales. En la primera, la madre puede no trabajar —y no recibir ingresos— o bien hacerlo a tiempo parcial. En el caso de la licencia por lactancia, se reserva para aquellas mujeres con hijos de hasta 9 meses, quienes pueden ausentarse una hora cada día sin que se le reduzca el sueldo.

Por ejemplo, la madre puede entrar una hora más tarde o salir una hora más temprano; si el niño está cerca, puede tener dos ‘descansos’ de media hora en la jornada, además de la hora de almuerzo.

Para muchas madres la reducción de la jornada por maternidad es una herramienta fundamental para la crianza de sus hijos.

Por su parte, algunas empresas aceptan que la mujer acumule esas horas a cambio de días o medias jornadas de licencia. Si es una hora por día, al finalizar la semana tendrá cinco horas ‘a su favor’ y si las sigue acumulando hasta llegar a las ocho horas, podrá ausentarse un día entero.

Estas son las preguntas sobre la excedencia por maternidad más habituales. No obstante, si tienes más dudas, tendrás que consultar con el área de recursos humanos de la empresa donde trabajas. Recuerda que es tu derecho pedir licencia si quieres quedarte en casa cuidando de tus hijos.

Puedes llegar a un acuerdo con el empleador para ir menos horas o solo algunos días a la semana si no quieres dejar de percibir tu salario. En caso de que prefieras dedicarte 100% a la crianza de los niños, eso está contemplado por la ley.