6 juegos caseros para ejercitar la mente de los niños

9 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
Seguir ejercitando la mente de los niños durante la época de las vacaciones es esencial para un mejor desarrollo intelectual.

Aprender jugando. Ese es el objetivo que se debe establecer durante las épocas de vacaciones de los más pequeños. A pesar de que las vacaciones deben ser un periodo de descanso después de los duros cursos escolares, es muy importante que la mente de los niños se siga ejercitando.

No hablamos de realizar los típicos cuadernos de verano con ejercicios monótonos y similares que se realizan año tras año, sino del juego como herramienta de aprendizaje. A continuación, os dejamos una serie de juegos caseros para ejercitar la mente de los más pequeños. Tan solo necesitaréis folios, lápices de colores y mucha imaginación.

Juegos caseros para ejercitar la mente de los niños

1. El juego de las parejas

Uno de juegos más clásicos y sencillos pero con mayor aceptación por el público infantil es el juego de las parejas. Además de la diversión que este juego origina en los niños, todavía será más divertido que ellos puedan fabricar y elegir las parejas que se incluirán en él.

Para realizar este juego se necesitarán:

  • Las imágenes de las parejas que se desea escoger.
  • Cartulina con la misma forma y color.Juegos caseros para ejercitar la mente de los niños.

Esta cartulina la utilizaremos para pegar dichas imágenes en ella con el mismo tamaño para poder darles la vuelta y no saber qué tarjeta es cada una. El juego, en sí, consistirá en colocar todas las cartas boca abajo e ir dando la vuelta a cada tarjeta a la vez que se encuentra su pareja correspondiente.

Un juego fantástico para la agudeza visual y para la memoria con el que se podrán realizar diferentes variantes para entretener más a los niños.

2. Bingo del Abecedario

Un juego ideal para realizar con los más pequeños que hayan aprendido durante el curso escolar el alfabeto. El bingo del abecedario se trata de una variante del famoso juego realizado con números. 

Podéis realizar los cartones del bingo vosotros mismos utilizando diferentes colores para las letras: el niño repasará el abecedario sin ser consciente de ello mientras las dibuja.

A la hora de realizar el juego, se pueden ‘cantar’ tanto una línea, cuando se complete una fila entera con letras, como un bingo entero, cuando se tengan rellenadas todas las letras correspondientes.

3. Puzzles

Algunos de los juegos caseros para ejercitar la mente más clásicos son los puzzles o rompecabezas. Estos se pueden realizar a partir de folios o cartulinas de una manera sencilla y rápida.

Este tipo de juegos son ideales para que los niños ejerciten el pensamiento lógico y el razonamiento. También son idóneos para desarrollar otro tipo de habilidades, como la coordinación ojo-mano o la psicomotricidad fina.

Una variante muy original que se puede utilizar con este juego es crear puzzles con las fichas lego. Para ello, tan solo necesitaréis unas fichas de este tipo, una cartulina para poder dibujar las fichas y un bolígrafo o rotulador.

Una vez que se encuentre el contorno de las fichas dibujado y recortado de la cartulina, todas ellas se mezclarán para que sea el niño el que coloque cada ficha de cartulina con su correspondiente similitud en la ficha lego.

Un juego ideal para descubrir la geometría y ejercitar el razonamiento con los más pequeños de la casa.

Más juegos caseros para ejercitar la mente

4. Encontrar las diferencias

Pintar es una de las actividades favoritas de los más pequeños. Por este motivo, encontrar las diferencias en un dibujo en blanco y negro que luego ellos mismos puedan pintar les encantará.

Este juego es ideal para niños a los que les cueste mantener la concentración, ya que, además, ayuda a desarrollar la agudeza visual. Así pues, existen muchas plantillas de diferencias en internet, aunque también puedes realizarlas personalmente tú misma para tu hijo.Juegos caseros para ejercitar la mente de los niños.

5. La búsqueda del tesoro, uno de los juegos caseros para ejercitar la mente más divertidos

Un juego muy sencillo que encantará a los niños por las aventuras que con él vivirán. Se trata de un juego óptimo para desarrollar el razonamiento al ir encontrando las pistas que se proporcionen por el espacio en el que se encuentren.

Además, se desarrollará también la percepción visual, la concentración y la atención, pues los detalles serán esenciales en este juego. Asimismo, ofrece muchas posibilidades, teniendo la oportunidad de que las pistas que se crean sean operaciones matemáticas, adivinanzas o cualquier otra actividad que les permite, a su vez, desarrollar otra habilidad.

6. Adivinanzas

Para este juego casero para ejercitar la mente no necesitarás ningún tipo de material. Tan solo tu imaginación. El lenguaje y la melodía utilizados para recitar estas frases atrapa y engancha a los más pequeños, haciendo que su atención se centre completamente en ella.

Así pues, también se desarrolla la asociación de ideas y la formación de conceptos, así como la imaginación y el pensamiento.

  • Crespillo, E. (2010). El juego como actividad de enseñanza-aprendizaje. Gibralfaro.