6 consejos para que tu hijo sea más independiente

Es posible que cada vez te des más cuenta que tu hijo es muy dependiente de ti, necesita tu aprobación para todo e incluso es capaz de tener ansiedad por separación cuando tiene que estar bastante tiempo separado de tu lado. Pero un niño a medida que crece necesita hacer las cosas por su cuenta y ser más independiente, por eso como padres y madres es vuestro debe poder ayudarle a que lo sea.

Normalmente a los niños les cuesta ser independientes porque tienen miedo de cometer un error, tienen miedo a que les critiquen o quizá solo quieran llamar tu atención. No importa cuál sea la razón por la que tu hijo necesita ser más independiente, tú puedes ayudarle a conseguirlo. Pero si no sabes por dónde comenzar, no te pierdas las siguientes ideas.

Y nuestros consejos son:

1. Permite que tenga iniciativa

Aunque es cierto que los padres deben marcar límites a sus hijos, a veces está bien que los pequeños puedan tomar sus propias decisiones, aunque parezcan algo extravagantes.  Por ejemplo, si tienes un hijo de 2 años y quiere llevar una chaqueta que no combina con la ropa que lleva, ¡permítele que lo haga! Si quiere ponerse una chaqueta y hace demasiado calor, se dará cuenta por sí mismo que es mejor quitársela, por lo que podrá llegar a conclusiones bajo tu guía y su pensamiento, y así le estarás dando la oportunidad de aprender y crecer.

2. Deja que tome sus propias decisiones

Igual de importante es que tenga iniciativa, a que tome sus propias decisiones. Permite que desde que es pequeño sea capaz de tomar sus propias decisiones en cosas pequeñas para que pueda tener sus propias elecciones y se sienta bien consigo mismo. Por ejemplo, puedes permitirle que escoja el postre entre dos opciones, que elija la ropa que quiere ponerse por las mañanas entre dos opciones escogidas previamente por ti, etc. Esto le hará comprender que es capaz de tomar sus propias decisiones y que son aceptadas por los demás, sin críticas.

child-817373_640

3. Hacer una lista de tareas

Podéis hacer una lista de las cosas que podría hacer por sí mismo, como una lista de tareas (barrer la casa, cepillarse los dientes, etc.). Esta lista de tareas deberá estar acorde con la edad de tu hijo/a y después de apuntarla, habrá que darle la oportunidad de que se sienta lo suficientemente independiente para llevarla a cabo en solitario. Si consigue realizar las tareas como oportunidades de aprendizaje y crecimiento, ¡sin duda habrá que elogiarle por conseguirlo!

4. Olvida las perfecciones

Es posible que seas una persona perfeccionista y que lo plasmes sin darte cuenta en tus hijos. No es necesario que tengas que buscar la perfección en tus hijos, y mucho menos en ti mismo. Debes aceptar que tus hijos no van a hacer las cosas igual de bien que tú y con esto no pasa absolutamente nada. Si tu hijo derrama leche, en lugar de enfadarte, enséñale a limpiarlo sin criticarlo y dile que no pasa nada, porque es algo que suele ocurrir a todo el mundo.

girl-797837_640

5. No lo critiques, ¡elógialo!

Hay veces que los padres se centran sólo en las cosas que los hijos hacen mal y en ocasiones también, se pasan con las críticas. Pero para que los niños se sientan bien con lo que hacen, los padres deberán olvidar las críticas para siempre y centrarse en lo que los niños hacen bien. Si se elogia a los pequeños y se les muestra el camino para hacer las cosas bien, es muy probable que se esfuercen por conseguirlo de una forma motivada. En cambio, si nos centramos en la crítica de lo que se hace mal… lo más probable es que la autoestima de los pequeños se vea gravemente perjudicada.

6. Confía en él

Para que un niño pueda confiar en sí mismo, primero deberá sentir cómo confían los demás (sobre todo sus padres) en él. Para que sepa que confías en él, tendrás que darle oportunidades para hacer cosas por sí mismo, e incluso puedes practicar la ausencia de tanto en tanto en sus actividades para que realice las cosas él solo. Por ejemplo puedes decirle que tienes que irte 5 minutos a otra habitación y que después volverás. Así pon intervalos más largos hasta que tu hijo se dé cuenta que puede estar más tiempo haciendo las cosas por sí mismo… poco a poco será más independiente.

Categorías: Niños Etiquetas:
Te puede gustar