5 trucos para aliviar la picazón durante el embarazo

La vida de una mujer en estado de gravidez cambia por completo, sus hormonas, cuerpo y hasta su mente se muestran totalmente distintas. Comienza a experimentar cambios importantes sobre todo en la piel.  

Por lo general, las futuras madres se preocupan por manejar información que les permitirá tomar acciones en el momento de presentar tales cambios. Algunos de estos pueden ser superficiales;otros pueden dejar huellas importantes si no tomamos las medidas necesarias para afrontarlos.

Es el caso de la picazón durante el embarazo. Una situación muchas veces incómoda que no sabemos cómo tratarla, y en ocasiones deja marcas en nuestro cuerpo. Sobrellevarla sin mayores traumas, es parte de la realidad durante casi todo el proceso de gestación

El nombre científico es Colestasis Intrahepática del Embarazo (CIE), conocida también como Colestasis Obstétrica

¡La picazón en la piel durante el embarazo!

Cuando estamos embarazadas puede que nos pique todo el cuerpo, pero más en zonas como los senos, el abdomen y las caderas. Esto es conocido también bajo el nombre de “prurito, ocurre cuando nuestro abdomen se extiende haciendo espacio para el bebé, quien se encuentra en pleno crecimiento.

Las hormonas como el estrógeno, consiguen llegar a niveles tan altos, que esto se convierte en uno de los factores responsables de la terrible comezón

¿Sentir esta molestia que tan común puede ser?

Este es un síntoma muy frecuente que afecta a un 40% de mujeres embarazadas. Generalmente, se produce en el segundo o tercer trimestre cuando la piel se extiende más. Suele ser una molestia bastante común a lo largo de este maravilloso proceso en el que llevas a una pequeña y frágil criaturita dentro de tu vientre.

¿Cuál es el motivo que la produce?

Es necesario tener presente que los cambios tanto inmunológicos, endocrinológicos y metabólicos durante la gestación son importantes; por esta razón la textura o apariencia de la piel, no se escapa. Esto contribuye a que aparezca el prurito y traer consigo resequedad, picor al igual que escamas en nuestra epidermis.

Otro síntoma que puedes sufrir es que las palmas de las manos o pies se pongan rojos y presenten comezón. Esto se debe al aumento de la hormona estrógeno. Esto casi siempre desaparece en el momento de dar a luz.  

No debes alarmarte, porque a pesar de ser molesta, tanta picazón es perfectamente normal

Hay otros tipos de erupción que aparecen. Un ejemplo de estas es una especie de ronchas o manchas en el abdomen mucho más grandes que un sarpullido normal. Tan llamativas y grandes que parecen urticarias; estas se denominan pápulas, placas pruriginosas o urtacariformes del embarazo.

Trucos para aliviar la picazón

Una vez que tenemos claro los aspectos básicos sobre lo que significa los tipos de picazón, expondremos los 5 trucos que aliviarán este malestar.

  1.  Báñate con duchas frías, utilizando jabones suaves, antialérgicos, elaborados o contengan glicerina, almendras, avena, o áloe vera.
  2. Utiliza cremas hidratantes preferiblemente de ingredientes naturales o realiza tus propias cremas en base a miel, manzanilla, o aplícate aceites naturales como: coco, almendras o lavanda (este último es conocido por su alta calidad para embellecer la epidermis).
  3. Toma mucha agua, y si haces ejercicios suaves como caminar, hazlo en horas frescas, esto ayudará que tu circulación trabajé mejor y baja la comezón. No olvides aplicarte protector solar siempre, evitarás manchas en el cuerpo producto de las erupciones y el contacto con el sol.
  4.  Usa ropa holgada elaborada en fibras naturales como el algodón y que sea de colores claros
  5. Toma baños de inmersión con agua de avena, o bicarbonato de sodio este es un antipruriginoso.

Otros tips

Estos son algunos tips que puedes tener en cuenta para consolidar la efectividad de los trucos anteriormente indicados:

  • Trata de evitar las duchas o baños calientes, estas resecan la piel y agrava la picazón.
  • Utiliza detergentes y productos de limpieza naturales.
  • Enjuágate bien con agua fresca y usa toallas suaves.
  • Trata de no salir en las horas de calor, porque este puede agudizar la comezón.
  • Llama a tu médico inmediatamente si piensas que tienes colestasis, porque puede representar un problema muy grave para tu bebé.
  • En lo posible ubícate en lugares frescos, bajo sombra, evita el contacto con  objetos viejos, polvo y ácaros.

Las recomendaciones señaladas ayudarán a manejar este malestar y te permitirá estar más tranquila preparándote para ese día tan especial. La llegada un nuevo miembro de la familia.

Todas las sugerencias que proponemos deben ir de la mano con las indicaciones y consejos de tu médico. Así, tratamos de acompañarte seguramente, durante la mejor etapa de tu vida, la de ser mamá.

Categorías: Embarazo Etiquetas:
Te puede gustar