5 tips para poner límites y normas a niños de 2 años

22 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Aunque pensemos que es muy pronto establecer unos límites a los niños de 2 años, es importante empezar desde pequeños para que sepan qué se espera de ellos.

Los 2 años son una fecha clave en el desarrollo del niño; pasa a ser más autónomo y entra en una etapa de maduración y mayor exigencia. Durante este periodo, se contrapone a lo que no le gusta o no quiere, incluso empieza a utilizar las temidas rabietas. Por eso, es importante que pongamos límites y normas a niños de 2 años.

Podemos pensar que con 2 años es muy pronto para poner límites y normas al niño, pero es en esta edad cuando empieza a descubrir su entorno, su mayor autonomía, etc. Así, es importante que lo guíen determinadas reglas que debe respetar. Esto lo ayudará a tener una mayor seguridad y autoestima, un mejor desarrollo de su autocontrol y una mayor tolerancia a la frustración.

Las normas y límites no tienen por qué ser restrictivas; tienen que ser adaptadas a su edad y que le permitan descubrir su entorno. Así pues, aquí tienes algunas ideas para poner límites y normas a niños de 2 años.

Cómo poner límites y normas a niños de 2 años

Niño de dos años jugando con un tres sentado en el suelo.

Disponer normas claras, firmes y coherentes

Las normas y límites deben cumplirse siempre; no tiene que haber ninguna excepción, porque, si no, el niño puede llegar a confundirse sobre cuándo sí debe o no cumplir las normas.

También deben ser claras y directas. En lugar de decir “¿Te baño ahora?” o “¿Podrías recoger todos los juguetes que has sacado?”, diremos: “A la ducha, que es la hora del baño” “Recoge los juguetes que has sacado”. Las órdenes tienen que ser claras. Utilizaremos una forma cariñosa para decirlo, sin gritar ni amenazar, pero sí con firmeza.

No poner muchos límites, pero sí claros

Tenemos que establecer pocos límites, pero estos tienen que ser claros, es decir, el niño tiene que entender con ellos cómo debe comportarse. Cuando pongamos un límite, es importante que le expliquemos el por qué. Por ejemplo, en lugar de decir “No subas y bajes corriendo las escaleras”, diremos: “No bajes y subas la escalera y menos tú solo, porque podrías caerte y hacerte daño”.

Establecer límites de forma positiva

Utilizaremos un lenguaje en positivo en lugar de imponer. Así, el niño no verá las normas como una obligación y será más receptivo a la hora de cumplirlas. Esto también beneficiará su autoestima y seguridad, puesto que así estamos respetando su libertad.

Ayudarlo a reconocer sus emociones

Para un niño de 2 años es muy complicado reconocer las emociones (ira, miedo, tristeza). Es importante que eduquemos su inteligencia emocional y le expliquemos por qué se siente de esa manera. Así, el niño empezará a reconocer cuándo siente cada una de las emociones y, de esta manera, podrá manejarlas mejor.

No gritarle o hacerle frente cuando tiene una rabieta

Si el niño se encuentra en un momento de enfado, es mejor que nos esperemos a hablar con él cuando se tranquilice. Cuando esté más calmado, mostraremos nuestras comprensión y cariño, pero no aceptaremos sus peticiones, porque, si no, en otras ocasiones utilizará la rabieta para poder conseguir lo que quiere o desea.

Niña enfadad porque le han puesto límites y normas con 2 años.

¿Qué aprenden los niños gracias a las normas y límites?

  • No siempre puede ser lo que desee. Esto lo ayudará a superar la frustración y comprenderá que no todo está permitido.
  • Si fracasa o tropieza, eso no supone el fin. De esta forma, aprenderá a ser constante, a luchar y a esforzarse para conseguir sus metas, y que todo éxito lo podrá conseguir si se esfuerza.
  • Respetar a los demás. Las normas y límites no solo las ponemos para el bien del niño, sino como unas normas de comportamiento con el resto de personas, respeto a los padres, amigos o personas de las que el niño se rodea.
  • Darse cuenta de que no solo existen él. Un niño de 2 años piensa que toda gira a su alrededor. Las normas y límites lo ayudarán a entender que no solo está él en el mundo.

Sobre poner límites y normas a niños de 2 años

Estos consejos pueden ayudarte a establecer límites y normas a niños de 2 años y hacer más fácil la crisis de los 2 años. Es una edad un poco complicada porque pasan de ser más bebés a empezar a ser más independientes, y esto los hace enfadarse con facilidad si no tienen lo que quieren. Unas normas y límites le darán la seguridad y el autocontrol que necesitan en este momento.