5 remedios naturales para adelantar el parto

Óscar Dorado 15 junio, 2018
Por diversos motivos, muchas mujeres buscan maneras de propiciar el nacimiento de su bebé de manera natural. Si estás ansiosa por la llegada de tu pequeño, puedes valorar utilizar alguna de las opciones de esta lista de remedios naturales para adelantar el parto. 

Los remedios naturales para adelantar el parto son muy populares entre las futuras mamás. Las ganas de conocer al pequeño provocan que las mujeres utilicen este tipo de recursos para adelantar este momento tan especial.

Algunos de estos suplementos adicionales no deberían llevarse a cabo antes de las 36 semanas, para asegurar que no alienten accidentalmente el trabajo de parto prematuro.

Además, la mayoría de los métodos no tienen pruebas sólidas de que funcionen; por eso siempre es bueno hablarlo previamente con el médico para confirmar su seguridad.

Debes tener en cuenta que cualquier tipo de inducción del trabajo de parto puede aumentar el riesgo de parto por cesárea y cualquier otro tipo de intervenciones de urgencia. Sé cautelosa y precavida al aplicarlo, si decides hacerlo.

5 remedios naturales para adelantar el parto

Esta es una lista con los remedios naturales para adelantar el nacimiento del pequeño más conocidos:

1. Té rojo de hojas de frambuesa

El té rojo de hojas de frambuesa es la primera alternativa de esta lista de remedios naturales para adelantar el parto. Su consumo ayuda a equilibrar las hormonas y tonificar el útero, ya que es rico en vitaminas A, B, C y E, además de contener minerales importantes como el magnesio, el potasio y el calcio.

El té rojo de hojas de frambuesa acorta la duración del trabajo de parto y puede reducir la necesidad de intervenciones médicas. Te recomendamos tomar de de 3 a 4 tazas de té por día en el tercer trimestre de embarazo.

El té rojo de hojas de frambuesa es la primera alternativa de esta lista de remedios naturales para adelantar el parto.

2. Aceite de onagra

El aceite de onagra se recomienda para las pacientes embarazadas que han sobrepasado la fecha estimada o que ya han experimentado un rebasamiento durante la gestación anterior. 
Se trata de un aceite muy rico en ácido linolénico, por lo que ayuda a que el cuello uterino se ablande y decolore en las últimas semanas antes del parto. En consecuencia, favorece la producción de prostaglandinas.
Puede tomarse en cápsulas por vía oral o insertar las cápsulas directamente en la vagina; de este modo, se asegura de colocarlas cerca del cuello uterino.

“Aprende a respetar el sagrado momento de un nacimiento. Algo tan frágil, tan fugaz y tan elusivo como el amanecer”
—Frederick Leboyer—

3. Aceite de ricino

El aceite de ricino es la herramienta de inducción natural clásica. Este método debe usarse con precaución y solo con la aprobación del médico. Hace que los intestinos comiencen a contraerse, lo que puede estimular al útero para que se contraiga.

Sin embargo, debes saber que las contracciones intestinales causan diarrea; esta puede ser incómoda, en el mejor de los casos, y causar la deshidratación, en el peor de los escenarios.

Por lo tanto, si llevas a cabo este método, asegúrate de beber mucha agua de coco para mantener la hidratación y los niveles saludables de electrolitos. Debido a que el aceite de ricino no tiene buen sabor, puedes introducir una cucharada en un batido o en un vaso de jugo de naranja.

4. Piña

La piña contiene la enzima bromelina, que promueve la dilatación cervical; por lo tanto, favorece la aparición del trabajo de parto. Debes saber que contiene solo cantidades muy pequeñas de esta enzima con acción proteolítica.

Sin embargo, comer grandes cantidades de piña puede estimular el intestino y, como con el aceite de ricino, aumentar la actividad uterina. Te recordamos que la piña esté fresca, ya que la bromelina se destruye cuando la piña se enlata o se procesa en jugo.

Caminar es uno de los más eficientes remedios naturales para adelantar el parto.

5. Caminar

El último de estos remedios naturales es caminar. Además de ser un excelente entrenamiento de bajo impacto para las futuras mamás en general, ayuda a que el bebé baje hasta el cuello uterino hacia el final del embarazo.

Asimismo, caminar estimula la liberación de oxitocina, la hormona que ayuda a desencadenar y regular las contracciones. Por esto, muchas madres que se acerquen o pasen la fecha de parto tal vez deseen aumentar sus caminatas para ayudar a mover la labor de forma natural.

Por último, te recordamos que antes de probar los remedios naturales para adelantar el parto es necesario que hables con el médico para analizar cualquier riesgo o posible complicación.

En la mayoría de los casos, es mejor dejar que el bebé establezca su propia fecha de nacimiento, incluso si eso implica esperar una o dos semanas más. ¡En unas pocas horas llegará para iluminar tu vida!

Te puede gustar