5 Remedios caseros contra las piernas hinchadas

Agetna · 30 marzo, 2017

Tener las piernas hinchadas es común durante la gestación. Sobre todo, cuando se acerca el final de la misma, muchas mujeres se quejan de que sus piernas, sus pies y sus dedos se ponen inflamados.

Aunque algunas de estas féminas suelen llevar una vida normal aun teniendo edemas en las piernas, a otras, junto con el abultamiento del vientre y el exceso de peso, les resulta complicado caminar, acostarse, levantarse, y realizar cualquier otra acción.

Con el objetivo de que reduzcas la retención de líquidos en tus piernas en Eres Mamá te traemos estos consejos. Son remedios caseros, ideas, que puedes llevar a la práctica sin importar las semanas de embarazo que tengas.

Todas ellas son totalmente inocuas tanto para ti como para la salud tu bebé.

Date duchas de agua fría y caliente

Lleva tus piernas a la ducha. Busca un espacio seguro y cómodo en donde sentarte y deja que el agua que sale por el perlizador (aireador) “riegue” tus extremidades inferiores.

Primero deja que el agua tibia permita adaptarte al cambio. Luego cambia el regulador y pon el agua más caliente. Estate así durante medio minuto.

Vuelve a manipular la ducha y estimula tus vasos sanguíneos con agua fría. Mantén la temperatura durante otro medio minuto.

Para mejorar la circulación en tus piernas y hacer que estén menos inflamadas alterna entre agua fría y agua caliente alrededor de 10 minutos cada vez que te vayas a bañar.

Incluye en tu dieta frutas y vegetales diuréticos

Las frutas y los vegetales diuréticos son esos que te hacen liberar líquidos de manera natural. Entre los más recomendables teniendo en cuenta que estás embarazada podemos citarte:

  • La uva
  • La piña
  • Los espárragos
  • La naranja
  • El tomate
  • La fruta bomba
  • El apio
  • El melón
  • El perejil
  • La manzana
  • El limón
  • La pera

Acuéstate y pon las piernas en alto

Acuéstate sobre la cama y deja que las piernas descansen apoyadas en la pared de manera que te queden más levantadas que el resto de tu cuerpo.

Esto ayudará a reducir la presión que hay en ellas. Si pasas alrededor de 15 minutos en esa posición notarás que enseguida se te mejoran.

Hazte un drenaje linfático manual en tus piernas

El drenaje linfático manual es un procedimiento terapéutico que consiste en masajear tus piernas con el propósito de estimular los ganglios linfáticos para mejorar la circulación de la linfa (líquido transparente que circula por los vasos linfáticos para transportar los desechos hasta los ganglios linfáticos quienes se encargan de destruir los patógenos).

Este masaje que se realiza alternando entre presiones y movimientos rítmicos a favor de la circulación de la linfa tiene múltiples beneficios para el cuerpo de la mujer embarazada:

  • Aliviar las molestias en las piernas
  • Reducir los hematomas
  • Desinflamar las várices
  • Evitar la retención de líquidos
  • Mejorar el funcionamiento de los riñones
  • Reducir la celulitis
  • Mejorar el estado emocional

Bebe infusiones con propiedades diuréticas

Muchas de las plantas medicinales que se encuentran en el mercado tienen propiedades diuréticas.

Un buen remedio contra las piernas hinchadas es beber diariamente una infusión de:

  • Saúco
  • Diente de león
  • Llantén
  • Mielenrama
  • Verbena
  • Ortiga
  • Cola de caballo

Remedios caseros contra las piernas hinchadas

Para finalizar, te ofrecemos una serie de consejos que van a ayudarte en tu propósito de reducir la hinchazón de tus piernas. Esperamos que te sirvan.

  • Bebe abundante cantidad de agua
  • Come bajo en sal. El exceso de sal además de todos los contratiempos que le trae a la salud de cualquier persona, en tu estado, puede favorecer la retención de líquidos
  • No te sientes y dejes las piernas colgando hacia abajo. Cada vez que vayas a reposar busca una banqueta y cualquier asiento en donde apoyar tus piernas para que estas queden o más elevadas o a la misma altura en la que estás
  • No lleves licras o sayas que te aprieten
  • Usa cosméticos y geles relajantes para piernas que te ayuden a descongestionarlas
  • Evita estar mucho tiempo de pie. A pesar de que se recomienda no estar ociosa durante el embarazo tampoco abuses de tu cuerpo. Si estás de pie muchas horas seguidas esto aumenta la inflamación de tus piernas
  • Evita usar tacones. Además de ser peligrosos porque puedes caerte, dificultan la circulación de la sangre