Postres caseros hechos con frutas

Agetna · 26 diciembre, 2016

Todas las frutas constituyen una importante fuente alimenticia. Aportan energía y son alimentos reguladores muy efectivos en las dietas. Son ricas en vitaminas, minerales, fibra y como contienen mucha agua resultan efectivas para hidratar el cuerpo. De preferencia, deben consumirse de manera natural y siempre que se pueda con toda su corteza para así aprovechar cada una de sus propiedades.

Pero a pesar de las bondades que ofrecen las frutas y lo agradables que son al paladar no todos los niños gustan de ellas.

 3 postres caseros hechos con frutas para ofrecerle a tu niño

jugo_de_frutas3

Mermelada de papaya y guayaba

Para hacer la receta de mermelada de fruta bomba y guayaba debes reunir:

  • 5 guayabas bien maduras
  • 1 papaya pequeña bien madura
  • 3 tazas de azúcar refinado
  • 1 pizca de sal

Modo de preparación

Lava las guayabas con abundante agua y córtales los extremos. Pícalas en porciones.

Coge la papaya, pélala, retírale las semillas y pícala en rodajas.

Pon las frutas en un recipiente resistente al calor. Cúbrelas con agua, agrega el azúcar y ponlas a cocinar a fuego lento y sin taparlas. Remuévelas a cada rato para que no se peguen en el fondo y déjalas cocinar durante 10 minutos aproximadamente.

Luego de esto, retira el recipiente del fuego y deja que las frutas se enfríen.

A continuación, echa todo en una batidora y bate durante 2 minutos; si necesitas más agua para aclarar la mezcla se la puedes agregar.

Cuela el batido y añádele la pizca de sal, comprueba que el azúcar está a tu gusto y ponlo a cocinar durante 5 minutos sin taparlo. Como la vez anterior debes remover la preparación a cada rato para evitar que se haga caspas en el fondo.

Cuando veas que la mermelada está espesa bájala, déjala enfriar, refrigérala y sírvesela a tu hijo.

Mermelada de piña

postressanos-p

Aunque a veces la piña puede ser un poco picante y por eso es rechazada por algunos los niños; en mermeladas es sumamente agradable.

Para este postre casero los ingredientes que necesitas son:

  • 1 Piña
  • Azúcar refinado al gusto

Modo de preparación

El dulce se piña se comienza pelando la piña y dejándola totalmente sin ojos. Luego de eso hay que cortarla en rodajas y aprovechar solo la masa que queda alrededor del centro; es decir, el núcleo duro se desecha.

Cuando la piña esté cortada en dados colócala dentro de un recipiente resistente al calor, tápala con agua, agrégale 2 o 3 tazas de azúcar y ponla a cocinar sin taparla.

A medida que los dados de piña se van cocinando quizás necesiten más azúcar, eso está en dependencia de la acidez que tenga la fruta.

La elaboración de este dulce queda a la vista y la perspicacia de la chef, así que no debes dejarlo para irte a hacer otros quehaceres, al menos no por largo tiempo.

En este postre casero notarás que la fruta se va consumiendo a medida que se cuece y va encerrando dentro de sí el azúcar. Luego de 10 a 15 minutos el agua debe haberse evaporado y haber dejado una almíbar espesa; si no es así, dale un poco más de cocción.

Cuando la preparación esté lista retírala del fuego, deja que se refresque, refrigérala y sírvesela a tu niño ¡Ah! Y compartan la degustación, estamos seguras que aun cuando no seas amante de la piña este dulce va a encantarte.

Helado Tutifruti

El helado tutifruti es más sencillo de hacer de lo que parece. Para elaborarlo reúne los siguientes ingredientes:

  • 2 tazas de frutas: Piña, platanito, guayaba, papaya, melocotón, manzana y mango (troceadas todas juntas hasta llenar las 2 tazas)
  • 2 tazas de leche
  • ½ taza de azúcar refino (1 taza si se prefiere más dulce)

Modo de preparación

Echa una taza de frutas en la batidora, agrega el azúcar y la leche. Bate durante algunos minutos hasta lograr que las frutas se desintegren. Cuela el batido y ponlo a congelar.

Toma la otra taza de frutas y échala en la batidora. Bate a intervalos y vete despegando la fruta de las paredes de la batidora. Haz esto varias veces para lograr que las frutas se pongan bien pequeñas pero sin dejar que se unan en un batido.

Espera algunos minutos para que el batido dentro de la nevera se congele un poco. Sácalo, agrégale las frutas, revuelve y ponlo otra vez a congelar.

Luego de media hora aproximadamente tendrás un delicioso y nutritivo postre casero que darle a tu pequeño.