5 razones para planear un segundo embarazo

Amanda 3 febrero, 2016

Muchas veces, el segundo embarazo no requiere planificación, solo llega por sorpresa. Sin embargo, aquellas parejas que están determinadas a tener más de un hijo pueden comenzar a planearlo inmediatamente después del primero y con cientos de razones; aunque existen ciertos factores que tomar en cuenta para hacer estos planes.

Una vez que se haya evaluado medicamente los intervalos y cualidades físicas de los padres para volver a ser padres, lo demás es cuestión de tiempo. Por lo general, una pareja tiene muchas razones para querer volver a ser padres, pese a que no siempre las condiciones estén dadas.

barriga-de-embarazada-con-manos-de-familia

En este caso, lo más valioso es el amor y la disposición para agrandar la familia. En algunas ocasiones, la razón más común para planear un segundo embarazo es la necesidad de darle un hermanito al hijo mayor, algo que en mi opinión es un poco egoísta con el hijo que está por nacer.

Sin embargo, muchas madres han manifestado ser aficionadas al embarazo, valoran la sensación de llevar un hijo en el vientre y todos los cambios que se producen en ella, ya sea emocional, física o mentalmente. Las mujeres con estas características, siempre tendrán las respuestas correctas para justificar la maternidad.

¿Por qué planear un segundo embarazo?

madre-embarazada-con-niña

Una madre que es feliz puede tener cientos de razones para volver a ser madre, pero hay algunas que merecen total reconocimiento. En esta oportunidad, detallamos al menos cinco razones para sentirnos más seguras de que es la decisión correcta.

  • La pareja se fortalece, porque tienen una meta en común, que está llena de amor y mira hacia el futuro, pensando en familia y momentos felices.
  • Es un momento ideal para crear hábitos saludables. Para garantizar un embarazo sin complicaciones debemos mejorar nuestra alimentación y eliminar hábitos riesgosos, como fumar o consumir alcohol de manera excesiva.
  • Revivir la dicha y buena disposición de los abuelos y el resto de la familia. Durante el embarazo, recibimos más bendiciones, somos más consentidas y nos miran con mayor ternura.
  • Nos conectamos con la energía que da la vida y nos hace sentir en armonía con la naturaleza. Crecemos como persona, reconocemos el valor de nuestras madres y nos enorgullecemos de ser mujer.
  • Será una experiencia diferente que vale la pena vivir, nuestras expectativas para el futuro crecen, porque estamos generando vida y queremos vivir mucho más para disfrutar de la familia que hemos creado.

¿Cómo saber si estamos listos para planear un segundo embarazo?

Una de las ventajas de planificar un embarazo es que, de alguna manera, se garantiza que el bebé va a iniciar su formación de manera saludable y controlada. Para comenzar, lo primero es buscar la evaluación de un especialista, el cual va a determinar si existen las condiciones favorables para el propósito que nos planteamos.

Los médicos evaluaran factores como la edad de los padres y del hermano mayor, los intervalos entre el nacimiento de uno y el otro. Además, indicarán si hace falta la administración de vacunas o algún medicamento si existiera la necesidad de controlar alguna enfermedad.

Sabremos que estamos listos, no solo porque lo queremos, sino también porque un médico nos ha dado el visto bueno para empezar a buscar un segundo hijo. En este caso la planificación requiere identificar nuestros días fértiles y adecuar nuestros hábitos para mejorar las posibilidades.

Otros aspectos a considerar son los niveles de estrés, el estilo de vida y la estabilidad económica. En este sentido, es recomendable que sean solucionados adecuadamente, aquellos inconvenientes que amenacen un embarazo saludable; para esto es preciso llenarnos de energía positiva y buscar razones coherentes para mejor nuestra situación.

49c2f3d94a7fdef513d3571218f1ccca

Dependiendo del intervalo de tiempo en que nacen ambos hijos, existen ventajas y desventajas. Si son muy seguidos, se criarán como iguales, ambos bebés y sin muchos beneficios adicionales; pero cuando ha pasado cierto tiempo, ambos hijos serán criados casi como únicos, porque vivirán su infancia por separado.

Cualquiera que sea el caso, una familia siempre debería estar lista para recibir a sus hijos con amor. Aunque sabemos que planearlo nos puede llenar de ilusión y renovará nuestra esperanza, todos los hijos son bienvenidos, motivo de alegría, reconciliación y ganas de seguir luchando.

Te puede gustar