5 planes para realizar en primavera con los niños

La primavera es una de las mejores estaciones para realizar planes divertidos con los niños. Normalmente hace buen tiempo y una temperatura más agradable que invita a salir con ellos e inventar actividades divertidas. Aunque a veces también puede hacer viento o llover, lo normal es haga buena temperatura para poder hacer actividades al aire libre.

Una estación diferente a la que se tienen que acostumbrar los niños. Aunque es frecuente que sufran el cansancio primaveral e incluso alergias, lo normal es que los niños estén más activos y alterados. Sienten los cambios de la primavera y suelen estar nerviosos en muchos momentos. Los padres seguro que notamos ese cambio y deduciremos que necesitan un cambio en sus rutinas diarias.  Tras momentos de gran actividad, los niños se sentirán de nuevo cansados y se calmarán.

Los pequeños suelen disfrutar de todas las actividades al aire libre en esta estación. Son buenos los planes que fomenten la curiosidad sobre el entorno, la exploración de la naturaleza y la aventura. También les gustarán las actividades que suponen  juego y diversión en familia.

Podéis inventar excursiones a algún paraje natural o zona de montaña o a algún zoológico para descubrir animales. También podéis crear con ellos un huerto urbano en la terraza de vuestro piso. A los niños les encantará que hagáis alguna actividad física en familia e incluso que inventéis manualidades divertidas.

Explorar la naturaleza en primavera

La primavera es la estación de las flores y es la mejor época para observar la naturaleza. Los niños podrán descubrir animales como los caracoles, las lagartijas, las coloridas mariposas o las mariquitas. Les encantará hacer una excursión en familia por algún paraje en la que se pueda disfrutar de la naturaleza. Podrán conocer fenómenos naturales como la floración o la polinización.

Podemos ir recogiendo muestras de plantas, flores e incluso piedrecitas para hacer una cuaderno sobre la primavera. En casa tendrán que pegar todo lo que han recogido y buscar sus nombres. Ellos pueden escribir comentarios e incluso inventarse poemas cortos.

primavera

Un huerto urbano

Podemos crear en la terraza o si tenemos en jardín un pequeño huerto urbano. La primavera es la temporada de nuevas frutas y verduras. Las fresas, las naranjas, los espárragos trigueros, los guisantes, las frambuesas o los pomelos.

Una buena idea para que los niños se familiaricen con este tipo de frutas y verduras y conozcan sus propiedades como fuente de vitaminas y minerales. Lo mejor es comprar macetas grandes  alguna maceta o incluso huertos verticales para las terrazas. Así podrán ir observando cómo nacen los tallos y hojas gracias al efecto de la luz del sol y el agua. Tendrán que responsabilizarse de regar su huerto urbano todos los días.

primavera

Una visita al zoo

Otra buena idea es visitar lugares donde los niños puedan observar animales al aire libre como el zoológico. Animales como las jirafas, los elefantes, los leones o las cabras. Podrán observar los comportamientos de los animales y sus características.

Pueden llevar una libreta en la que apunten lo que más les ha gustado o dibujar animales o plantas. También podéis visitar una granja escuela o salir simplemente a la montaña e intentar descubrir animales de la zona como pájaros o insectos. Una forma divertida de que los niños aprendan a respetar el medio ambiente.

primavera

Actividades físicas con los niños

También es una estación perfecta para salir con los niños a hacer ejercicio. Podéis montar en bicicleta, patinar, hacer running o caminar en familia. Cuando llegue el verano, el calor limitará las actividades físicas a ciertas horas del año.

Ejercicio estupendo para ayudar a que abandonen su sedentarismo habitual. Además también es una época estupenda para hacer deporte en equipo como fútbol o baloncesto al aire libre.

Manualidades divertidas

Si el día sale nublado o lluvioso otra buena idea es pasar la tarde haciendo actividades con los niños relacionadas con la primavera para fomentar su creatividad. Una buena idea es dibujar flores grandes o insectos como mariposas o libélulas en cartulinas blancas. Una vez recortadas se pueden pintar en colores vivos.

Por último podemos pegarles una cuerda o un hilo y colgarlas de los techos, las lámparas y las ventanas de la habitación para celebrar la llegada de la primavera. Seguro que pasáis una tarde divertida y muy entretenida.

 

 

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar