5 juegos para fomentar la escucha en niños

Pamela González · 12 marzo, 2018
La pérdida de interés, la impaciencia y la distracción pueden producirse por no saber escuchar. Los juegos para fomentar la escucha en niños son muy recomendables para que aprendan a escuchar sin perder el interés.

¿Tus hijos te escuchan o te oyen? Pues sí, hay una diferencia. Seguramente te oyen, el problema es que no te prestan atención y no hacen caso a lo que les dices. Afortunadamente, son niños y les encanta jugar; por eso te presentamos 5 juegos para fomentar la escucha en ellos de forma amena y divertida.

¿Cómo funcionan los juegos para fomentar la escucha?

Estos juegos se basan en distintas directrices que los niños deben seguir. Si no prestan atención no podrán desarrollarlo bien. Pueden servir para niños de educación ordinaria que tengan dificultades para concentrarse. También para aquellos que muestren dificultades en el lenguaje.

En ocasiones, no es suficiente con decirles la orden: debes darles ejemplos de cómo se realiza el juego. Si tienes que mostrárselo varias veces para que capten la idea, no dudes en hacerlo.

Refuerza una actitud positiva mediante la motivación y el apoyo. Es recomendable que tú u otro adulto esté involucrado en el juego, así puede mantener el hilo de la acción. Si en algún momento los niños se distraen y dejan de jugar, tú puedes interferir para que no pierdan el interés.

Si ves que después de varios intentos alguno de los niños no logra entender el juego, entonces inténtalo en otro momento o inicia otra actividad. Es posible que este pequeño en particular necesite mayor atención u otro tipo de técnica.

5 juegos para fomentar la escucha

Juego: “El pueblo dice”

Se les dice a los niños que ejecuten una acción luego de escuchar la frase “El pueblo dice”. Así les dirás, por ejemplo: “El pueblo dice que nos toquemos la nariz”; “El pueblo dice que levantemos el pie derecho” u otras frases de ese estilo.

  • Puedes hacerlo un poco más complejo pidiéndoles que jueguen con los ojos cerrados.
  • También prueba diciéndoles qué hacer sin decir la frase “el pueblo dice”. Si están escuchando no deberían realizar la acción.
Los pequeños sacan grandes ventajas de los juegos para fomentar la escucha.

Juego: “Ensalada de frutas”

Prepara tarjetas con imágenes de frutas. Que los niños se pongan en círculo y reparte una fruta a cada uno. Nombra dos frutas a la vez, por ejemplo naranja y manzana.

Los niños que tengan esas frutas deberán intercambiar lugares. Explícales antes de comenzar que cuando digas la frase “Ensalada de frutas” todos deben intercambiar lugares.

  • Añádele complejidad retirándoles las tarjetas una vez que las hayan memorizado.
  • Varía el juego cambiando las tarjetas de los niños después de varias rondas, así estarán atentos a su nueva fruta.

Juego: “Escuchad atentos”

Esta actividad es muy sencilla pero mantiene vivo el interés de los niños. Léeles un cuento o una historia y pídeles que hagan una acción cada vez que dices una palabra determinada.

  • Por ejemplo, cada vez que dices el nombre “María”, deben levantar la pierna derecha.
  • Hazlo más complejo especificando más palabras y acciones cada vez que repitas dichas palabras.

“Si en algún momento los niños se distraen y dejan de jugar, tú puedes interferir para que no pierdan el interés”

Juego: “El sombrero de hablar”

Consigue estos materiales: tarjetas con temas para dialogar, un sombrero y un reloj de arena (esto es opcional, puedes usar el cronómetro de tu reloj). Coloca a los niños formando un semicírculo y ponte delante de ellos. El juego consiste en darle el sombrero a un niño y hacerle escoger una tarjeta.

El pequeño deberá hablar sobre el tema escogido durante un minuto y luego pasarle el sombrero a otro compañero para que este escoja una tarjeta y repita el proceso. Mientras esperan su turno, el resto de los niños deben permanecer en silencio.

Los juegos para fomentar la escucha son perfectos para hacer al aire libre.

Juego: “Vamos de compras”

Esta es una actividad muy entretenida y dinámica. Consiste en comenzar con la frase “Vamos a comprar” seguida de una palabra, por ejemplo “Vamos a comprar manzanas”.

Luego, el niño a tu derecha deberá continuar con la frase añadiendo una palabra más y repitiendo la frase completa. Quedaría así: “Vamos a comprar manzanas verdes”.

  • Después, le toca al siguiente niño, quien repetirá lo que se dijo anteriormente y añadirá una nueva palabra, y así sucesivamente.
  • El juego finaliza cuando la frase se hace muy larga y resulta difícil repetirla entera.
  • Puedes variar el comienzo de la frase y decir por ejemplo: “Vamos a la escuela” o “Vamos a trabajar”.
  • Si algún niño se traba y no sabe qué decir para continuar con la frase, lo puedes guiar haciéndole una pregunta o dándole una pista. Por ejemplo: “Las manzanas son verdes y …”.

Dinámica de los juegos

Sin importar qué juegos para fomentar la escucha escojas, trata de mantener vivo el interés de los niños. Si ves que en algún momento decae el ánimo del grupo, cambia de juego o invierte los papeles.

Después de un tiempo, los niños se involucrarán más en los juegos y el progreso será más evidente. Fíjate qué actividad les atrae más y trata de ir haciendo variaciones para mantenerlos motivados.