Ideas para hacer que los niños coman hortalizas

Naí Botello · 10 junio, 2018
Sabemos lo importante que resulta que los niños coman de forma equilibrada, por eso les traemos estas ideas para hacer que los niños coman hortalizas, ya verás qué fácil es.

Las ideas para hacer que los niños coman hortalizas nunca están de más, y es que para muchos padres es todo un reto lograr que nuestros hijos las consuman. Pensando entonces en la lucha diaria de muchos hogares, les daremos estos fáciles consejos para que, al fin, nuestros niños dejen el plato limpio y la renuencia a comer hortalizas.

Lo primero que debes saber es que si les impones que coman hortalizas sólo conseguirás que los niños las rechacen más y vinculen la acción con un tipo de castigo. Debes comprender que debe ser un proceso gradual, hasta que poco a poco se familiaricen con el aspecto de estos alimentos así como sus respectivas texturas y sabores.

El truco para conseguir el éxito, sin mucho esfuerzo, está en saber disimular las verduras, de manera que nuestras niños las consuman sin saberlo, o en todo caso de una forma en la que sientan empatía al hacerlo. En otras palabras, la sutileza es lo más indicado.

Ideas para hacer que los niños coman hortalizas

Como les adelantamos al principio, el objetivo de disimular  la presencia de los veIdeas para hacer que los niños coman hortalizas.getales radica en la introducción gradual de las hortalizas. Así podemos conseguir que se asimilen mejor el sabor, hasta que puedan llegar al punto de comer una guarnición de verduras directamente. Toma nota de las siguientes propuestas.

Cremas de vegetales y crutones

En todas las guías de recetas infantiles encontrarán como primera opción las cremas de vegetales. Y es que sin duda con este tipo de preparaciones los vegetales pasan desapercibidos. Las cremas más recomendadas son las que tienen un sabor más dulce como el calabacín, el maíz, la auyama o calabaza, la acelga, y la batata.

Acompañadas de crema de leche, queso crema y crutones de pan resultarán deliciosas. No olvides que cuando los platillos se muestran divertidos nuestros niños las comen con más emoción, así que antes de servir puedes decorar la sopa con una sonrisa hecha de crutones de pan.

Haz presentaciones divertidas con las hortalizas

A los niños les encantan los platos con presentaciones en las que predominen los colores llamativos como el rojo, amarillo o verde, así como también cualquier forma que le resulte divertida como caras, formas de animales, avioncitos o la que se te ocurra.

Esto permitirá que la hora de comer sea un espacio lúdico en el que también puedas contar historias que los induzcan a comer de forma más animada. Así como nuestros padres nos alentaban con las historias de cómo Popeye se transformaba en un hombre fuerte luego de comer espinacas, tú también puedes asociar la figura de las hortalizas que preparaste para tu niño con su superhéroe favorito.

Ideas para hacer que tus hijos coman hortalizas.

Comida rápida saludable o con extra de vegetales

Una buena oportunidad para hacer que los niños coman hortalizas, es preparar en casa recetas de comida rápida como pizzas o hamburguesas pero en las que se incluyan muchos vegetales. El niño no podrá resistirse a la tentación de comer su platillo favorito, y si disimulas bien los ingredientes de seguro no notará que está plagado de hortalizas.

Las recomendaciones incluyen sustituir en las pizzas los embutidos por vegetales, preparar hamburguesas en donde coloques entre las capas del pan champiñones, tomate, lechuga finamente picadas de manera que se haga imperceptible su presencia.

Educa con el ejemplo

Resulta importante que nuestros niños nos vean consumiendo muchas hortalizas y también frutas. Los niños siempre tienden a copiar las actitudes y formas de conducirse de los padres. Si notan que ellos consumen con frecuencia verduras, sentirán un gran interés y curiosidad por probar lo que sus padres comen con tanto gusto, por eso, trata de provocarlos y describe con mucho detalle cada uno de los sabores que estas experimentando al degustarlos.

Ahora bien, si por el contrario notan que sus padres se sientan a la mesa y en su platos no hay verduras no entenderán por qué ellos sí deben consumirlos, allí comenzará también la renuencia a comer.

Por último, trata hacer que las hortalizas se vean apetecibles desde el punto de vista de un niño, no del tuyo. Por otra parte ten en cuenta que no tendrán el mismo sabor unos vegetales hervidos a unos vegetales salteados o gratinados. Si a tu hijo le gusta el queso gratina las verduras, también puedes empanizarlas o agregar los ingredientes y sabores que más le gusten.