5 recetas de verdura para niños

Los niños deben comer verduras, porque son muy saludables y contienen cantidad de nutrientes. Hay recetas de verdura para niños muy divertidas y atractivas para ellos.

Hay una preocupación constante en la mente de todas las madres lograr que sus hijos coman verduras. Frecuentemente, en las esperas del pediatra y en reuniones de amigas, uno de los temas obligatorios es el intercambio de recetas de verdura para introducirlas en la mesa.

Se trata de una preocupación justificada. A pesar de que las verduras poseen un alto contenido en vitaminas, minerales, fibra y agua; sin embargo, su sabor y su textura no suelen ser los más queridos por los paladares infantiles.

Beneficios de comer verduras

Su alto valor nutricional combinado con su bajo contenido calórico hace que las verduras sean una comida sumamente saludable. Ciertamente las verduras previenen la obesidad, la diabetes, el colesterol y algunos trastornos digestivos.

Las recetas de verdura buscan contrarrestar los efectos negativos de la comida chatarra y las golosinas que los niños consumen a menudo. Por lo tanto, es imprescindible incluirlas en la dieta. A continuación te comentamos cuáles son los aportes nutricionales de algunas verduras:

  • Tomate. Tiene un alto contenido en vitaminas A y C y en minerales.
  • Zanahoria. Es fuente de vitamina A.
  • Lechuga. Tiene propiedades activadoras del funcionamiento intestinal. Además, cuenta con vitaminas A, C y B2.
  • Pimiento. Es un estimulante gástrico que abre el apetito. Es antibiótico, evita infecciones. Posee mucha vitamina A y C.
  • Pepino. Tiene un alto contenido en agua, por lo que previene la deshidratación.
  • Brócoli. Posee buena cantidad de proteínas y fibra.  Aporta vitamina A, B1, B2, calcio y hierro.
  • Espinacas. Es rica en potasio, calcio, fósforo, magnesio, vitaminas C, E, A y B9.
Recetas de verdura para niños

5 recetas de verdura para niños

1. Crema de verduras varias

Esta crema suele agradar a los niños, porque su consistencia suave la hace fácil de comer. Incluye tantas verduras como se desee incorporar, o bien, tantas verduras se tengan a mano.

Para que sea más nutritiva se puede agregar caldo o pollo en trozos. También se puede añadir carne magra.

Preparación

  • Pela y corta todas las verduras.
  • Coloca en una olla y cúbrelas con agua. Añade el pollo o la carne magra.
  • Agrega una cucharada de aceite y algo de sal.
  • Hierve hasta que todo esté perfectamente cocido.
  • Licúa todo para obtener la crema.
  • En el momento de servir, se puede incorporar un yogur natural.

2. Soufflé

El soufflé es muy práctico a la hora de su preparación. Permite incorporar verduras diferentes. Al añadirles con huevo y leche, se convierte en un alimento mucho más nutritivo.

Preparación

  • Prepara una salsa blanca con: 1 taza de harina, 1 taza de leche, 3 cucharadas de manteca o margarina derretida, sal y nuez moscada.
  • Agrega las verduras cocidas y picadas: ½ taza de brócoli, ½ taza de zapallo, 1 zanahoria, ½ taza de espinaca.
  • Añade 4 yemas y las 4 claras batidas a punto de nieve.
  • Coloca en una fuente enmantecada y lleva al horno durante 20 minutos.
  • Es preferible servir en caliente.

3. Puré de calabaza

El puré de calabaza es ideal para acompañar carnes. La calabaza es rica en fibra, potasio, betacarotenos y vitamina C, E y B.  Un plato de puré de calabaza es muy nutritivo y generalmente los niños lo aceptan muy bien.

Preparación

  • Hierve 1 kilo de calabaza.
  • Cuando se enfríe un poco, escurre un poco la calabaza y hazla puré con un triturador.
  • Agrega leche y manteca o margarina derretidas.
  • Se puede servir tanto en caliente como en frío.
  • Se puede sustituir la calabaza por espinacas o zanahorias.

4. Sándwich vegetariano

El formato sándwich siempre es bien recibido por los niños. Se trata de una receta de verdura útil, rápida y práctica que permite comerse en cualquier momento y en cualquier lugar.

Preparación

  • Unta dos rebanadas de pan de molde con queso crema.
  • Agrega las verduras cocidas: tomate, choclo, puerros cocidos, algunas rodajas de berenjenas.
  • Condimenta al gusto (con sal, pimienta, mostaza) los vegetales.
  • También se puede añadir huevo duro, nueces o lechuga.
recetas de verdura para niños

5. Hamburguesa vegetariana

Esta es una de las recetas de verdura para niños que más éxito tiene. Es atractiva y fácil de preparar. La sola mención de la palabra “hamburguesa”  prepara favorablemente a los niños para comer ese alimento.

Preparación

  • Cocina un brócoli y córtalo en trozos pequeños.
  • Agrega queso crema, ½ cebolla picada y rehogada, 1 morrón rojo picado, aceite de oliva, 2 huevos y pan rallado.
  • Amasa la mezcla con las manos para preparar las hamburguesas.
  • Cocina en la sartén o en el horno.
  • Se puede servir al plato con puré o ensalada o en dos panes.
  • Prueba crear presentaciones divertidas para lograr mayor disfrute.

El aspecto del plato predispone al niño a aceptarlo o a rechazarlo. Por tanto, jugar con las decoraciones de las distintas recetas de verdura puede ayudar en gran medida a que los alimentos sean mejor recibidos. ¡Todo se trata de ser astutos!

Categorías: Recetas saladas Etiquetas:
Te puede gustar