5 frases de Cervantes para adolescentes

Fernando Clementin · 6 mayo, 2018
Los escritores nos han dejado mucho más que sus obras. En sus escritos podemos encontrar frases que, pese a su antigüedad, siguen igual de vigentes y son tan necesarias como en aquellos tiempos.

Miguel de Cervantes es reconocido como la mayor figura de la literatura española. Su obra principal, El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha, lo ha llevado a ese pedestal, que además le significó ser siempre un referente en cuanto a lecciones de vida. Estas frases de Cervantes para adolescentes son, sin dudas, muestra de su sabiduría.

Don Quijote, tal y como se conoce a su creación principal, es el libro más traducido y editado de la historia, solo superado por la Biblia. Esto, además del hecho de que se convirtió material de lectura en muchísimas escuelas del mundo, indica a las claras su magnitud.

Cervantes, su autor, fue dramaturgo poeta y hasta soldado, además de escritor. En su juventud, fue exiliado a Italia y también estuvo preso por cinco años junto a su hermano. Una flotilla turca los raptó y, tras varios intentos de fuga, finalmente consiguió su libertad en 1580 tras pagar un rescate de 500 escudos.

Esta historia de vida, sumada a sus contactos con la realeza en aquel siglo XVI, hicieron de Cervantes un hombre respetado y escuchado. No es sorpresa, por lo tanto, que sus frases sean recordadas y valoradas aún hoy.

Las mejores frases de Cervantes para adolescentes

1. “Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama”

En una etapa de sentimientos encontrados y confusión entre amor y deseo, Cervantes aporta una cuota de claridad al asunto. Esta frase puede hacer reflexionar a los adolescentes sobre qué sienten específicamente hacia otra persona. Sin dudas, algo que merece la pena considerar en estos años tan cargados de emociones.

El amor y el deseo en la juventud son otros temas en las frases de Cervantes para adolescentes.

2. “Entre los pecados mayores que los hombres cometen, aunque algunos dicen que es la soberbia; yo digo que es el desagradecimiento, ateniéndome a lo que suele decirse: que de los desagradecidos está lleno el infierno”.

Aquí, el autor español destaca la virtud de ser agradecidos. En el camino de la vida habrá muchas personas que te tenderán una mano: nunca los olvides.

El día de mañana, ojalá que con tus objetivos ya cumplidos, debes mirar atrás y ser capaz de mirar a la cara a quienes te dieron un empujón de aliento en su momento. Si es necesario retribuir la colaboración, por supuesto, ni siquiera lo dudes.

3. “Al bien hacer jamás le falta premio”

Es común ver en estos días el mensaje de que los malos nunca la pagan o de que da lo mismo ser honesto o no, si al fin y al cabo no hay premios ni castigos para nadie. Cervantes, en cambio, no lo piensa así.

Con estas sabias palabras, el histórico poeta deja en claro que para él, tarde o temprano, todo en la vida vuelve. Si haces el bien, entonces, obtendrás en tu vida recompensas por dichas acciones.

4. “La senda de la virtud es muy estrecha y el camino del vicio, ancho y espacioso”

Nuevamente, una señal de alerta para el sinuoso camino de la adolescencia. En él, los jóvenes se topan con muchas distracciones y tentaciones; algunas de ellas no son para nada saludables.

Es importante, entonces, saber dejarlas de lado y seguir el camino de la virtud. Aunque pueda parecer ‘aburrido’ o ‘que no vale la pena’, cumplir con las obligaciones y ser responsable te conducirá a buen puerto el día de mañana.

5. “Por la calle del ‘ya voy’ se va a la casa del ‘nunca'”

La procrastinación es un mal cada vez más presente en la sociedad actual. Tenemos distracciones en cada lugar al que volteamos la mirada.

En todos los aspectos, postergar las tareas no hace más que ir en contra de los objetivos. Es así tanto en lo académico, como en lo laboral y en lo cotidiano. También las relaciones sociales y las decisiones emocionales suelen estar cargadas de incertidumbre y posposición.

6. “No hay libro tan malo que no tenga algo bueno”

Claro, como apasionado de las letras, las frases de Cervantes para adolescentes no podían omitir la transmisión del amor por la lectura.

Tenemos un lenguaje enorme, pero cada vez lo usamos menos y de peor manera. Además, los libros también aportan grandísimas lecciones de vida que merecen ser escuchadas, ya sea para seguirlas o para estar en total desacuerdo. Como afirma el autor, todos te dejarán alguna conclusión importante.

Las frases de Cervantes para adolescentes también buscan despertar la pasión por leer en ellos.

Otras valiosas frases de Cervantes para adolescentes

  • “Pocas o ninguna vez se cumple con la ambición que no sea con daño de tercero”
  • “En las desventuras comunes se reconcilian los ánimos y se estrechan las amistades”
  • “La verdad puede ser estirada, pero nunca se rompe, y siempre surge por encima de las mentiras, como el aceite flota sobre el agua”
  • “El tiempo madura todas las cosas, ningún hombre nace sabio”
  • “¿Qué locura o que desatino me lleva a contar las ajenas faltas, teniendo tanto que decir de las mías?”
  • “Contra el callar no hay castigo ni respuesta”

De una figura tan emblemática y capaz como Miguel de Cervantes, no podemos más que extraer buenas enseñanzas. Es importante transmitirlas a los más jóvenes, dialogarlas con ellos y, sobre todo, alentarlos a aplicarlas. Que hayan sido pronunciadas o escritas siglos atrás no significa que carezcan de actualidad; más bien, es todo lo contrario.

Anímate a compartir las frases de Cervantes para adolescentes y a comentarlas en familia. Sin duda, todos aprenderán mucho y de una forma muy amena.

Imágenes cortesía de: Salminter