5 consejos para mantener las encías sanas de tu bebé

Los adultos son los responsables de mantener las encías sanas del bebé desde que nace. Esto favorece el correcto desarrollo del niño y evita complicaciones. Te contamos cómo hacerlo.
5 consejos para mantener las encías sanas de tu bebé
Vanesa Evangelina Buffa

Escrito y verificado por la odontóloga Vanesa Evangelina Buffa el 06 abril, 2021.

Última actualización: 06 abril, 2021

Mantener las encías sanas del bebé no es una tarea muy difícil, pero sí importante. Cuidar la boca de los más pequeños desde antes de que aparezcan los primeros dientes ayuda a tener una sonrisa saludable.

Una boca sana no solo evita evita molestias, sino que también permite al niño alimentarse y hablar de manera correcta. Además, los dientes de leche deben guardar el espacio para los definitivos.

Con prácticas simples en el hogar se pueden evitar complicaciones en un futuro. Además, se van generando hábitos de cuidado que los niños incorporarán a medida que crezcan.

5 consejos para mantener las encías sanas de tu bebé

Es responsabilidad de los adultos prestar atención a los dientes de los más pequeños. Teniendo en cuenta estos 5 consejos se puede comenzar de manera temprana a cuidar la boca de los bebés.

1. Limpiar las encías

Como ya lo adelantamos, el cuidado de la boca del niño debe comenzar lo más temprano posible, antes de que aparezcan los primeros dientes. Esto permite mantener las encías sanas, evitar la proliferación de bacterias y aliviar las molestias típicas de la erupción dentaria.

Madre con una gasa limpiando la boca de su hijo para mantener las encías sanas del bebé.

La manera correcta de hacerlo es utilizando un trozo de gasa o trapito limpio envuelto en el dedo índice y mojado con agua. Con el mismo se limpia el tejido gingival del bebé haciendo movimientos suaves de barrido, frotando y masajeando las encías.

Lo ideal es realizarlo al menos una vez al día, aunque si se puede hacer más veces, mucho mejor. La limpieza de la noche, antes de que los niños se vayan a dormir, es la más importante. Cuando los pequeños empiezan a comer alimentos, tomarse un momento para limpiar la boca después de cada comida es lo ideal.

En la época de la erupción dentaria estos masajes sobre la encía alivian al niño. Se puede enfriar la gasa en el refrigerador un rato antes de usarla para aumentar el efecto placentero.

Aunque aún no haya dientes, este hábito prepara al niño para el cepillado dental cuando las piezas empiecen a salir. Hacer esta actividad a la misma hora todos los días es aconsejable para que lo interiorice como parte de la rutina.

2. Evitar las caries

La caries dental es una de las enfermedades más frecuentes en los niños. Poner en práctica hábitos que evitan su aparición desde edades tempranas es vital para prevenirla.

Mantener las encías sanas del bebé evitará el deterioró dental que ocasiona esta dolencia. Sobre todo, permite evitar la caries del biberón, una forma de esta enfermedad que afecta a los más pequeños.

Los incisivos negros y con huecos son la imagen típica de esta afección. La misma puede terminar con la pérdida de las piezas dentarias a muy temprana edad.

Cuando los líquidos azucarados quedan depositados mucho tiempo sobre las superficies de los dientes de leche se genera la destrucción de los mismos. Seguir estos consejos puede ayudar a evitar la caries del biberón en los más pequeños:

  • Evitar líquidos azucarados: no se debe dar de beber al niño ningún líquido con alto contenido de azúcar, jugos, refrescos o agregar azúcar a la leche.
  • Impedir que el niño se duerma con el biberón en la boca: la permanencia de la mamadera y su contenido en la boca del bebé mientras duerme favorece la formación de las caries.
  • No endulzar las tetinas: si el pequeño usa chupete o biberón, no mojar las tetinas en azúcar, dulces o jarabes para calmarlos.
  • No prolongar el uso del biberón: el niño a los 12 meses ya tiene la capacidad de usar un vaso por sí mismo.
  • Evitar la transmisión: la saliva de los adultos contiene las bacterias responsables de la caries. Se debe evitar probar sus comidas o soplarlas y limpiar sus chupetes o juguetes con la boca.
  • Limpiar la boca del pequeño: si el niño se duerme con el biberón, se debe limpiar la encía para eliminar los restos de líquido adherido a las mismas.

3. Cuidar los dientes que erupcionan

Como ya mencionamos, mantener las encías sanas del bebé con la limpieza con gasa permite preparar al niño para el momento de la erupción dentaria. Cuando empiezan a salir los primeros dientes es momento de comenzar a usar el cepillo.

El cepillo de elección será uno acorde a la edad del niño, con un cabezal pequeño y cerdas suaves. El cepillado lo debe realizar el adulto al menos dos veces al día. Se debe procurar limpiar todas las superficies dentarias, encías y lengua.

Como el pequeño aún no puede escupir, el uso de pasta dependerá de las recomendaciones del odontólogo. Se puede utilizar una pequeña cantidad, del tamaño de un grano de arroz, de manera segura. Aunque un profesional será quien mejor asesore a cada familia.

4. Vigilar el consumo de azúcar para mantener las encías sanas del bebé

La dieta para los más pequeños debe ser nutritiva y saludable. Los alimentos con un alto contenido de azúcar no solo son nocivos a nivel nutricional, sino que también favorecen la proliferación de las bacterias que ocasionan las caries y la gingivitis.

La leche materna exclusiva hasta los 6 meses de edad es lo más recomendable. Si no es posible, se debe dar la leche de fórmula que aconseje el pediatra, sin agregados de azúcar al biberón.

“La OMS y UNICEF recomiendan el inicio inmediato de la lactancia materna en la primera hora de vida; la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses de vida; la introducción de alimentos complementarios seguros y nutricionalmente adecuados a partir de los seis meses, continuando la lactancia materna hasta los dos años o más”.

Organización Mundial de la Salud (OMS)

Desde los 6 meses se deben incorporar de manera progresiva alimentos con diferentes sabores y texturas. Esto no solo satisface la curiosidad del pequeño, sino que también tiene ventajas nutricionales. Además, ayuda al correcto desarrollo de la boca, favoreciendo las funciones de la masticación y el habla.

Limpiar las encías del bebé es fundamental para tener una boca saludable.

Asimismo, no está de más decir que no es aconsejable dar jugos, refrescos, golosinas, dulces, galletas y pasteles a los más pequeños.

5. Consultar al odontopediatra

Es muy importante realizar una visita al odontopediatra antes del primer cumpleaños del niño. El profesional se encargará de examinar la boca y constatar que todo marche bien.

En el caso de que haya algún problema, indicará cómo resolverlo. Y estas visitas ayudan a que el niño se acostumbre a las consultas y al profesional, sin tener miedo.

Además, será quien mejor aconseje a los padres sobre el cuidado de la boca y cómo mantener las encías sanas del bebé. El dentista podrá despejar las dudas respecto a la técnica de cepillado, la necesidad de uso de pasta dental y los hábitos que pueden generar problemas en la boca.

Mantener las encías sanas de tu bebé para una sonrisa saludable

En el primer año de vida del niño la boca cumple un papel fundamental. Es la conexión con el resto del mundo; con ella se comunica, se alimenta y también siente placer.

El tejido gingival irá cambiando y le permitirán al pequeño comer, sonreír, babear, morder y hasta hacer muecas. Mantener las encías sanas del bebé es fundamental para que pueda desarrollarse con normalidad.

Cuidar la boca de los más pequeños desde edades tempranas favorece el correcto crecimiento de los dientes y maxilares y evita complicaciones. Además, genera hábitos de salud que se prolongan, para que los niños de ahora sean adultos del mañana con sonrisas saludables.

Te podría interesar...
¿Cuándo debe empezar a lavarse los dientes un niño?
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
¿Cuándo debe empezar a lavarse los dientes un niño?

La higiene y la salud bucal de tu hijo dependen de ti. Recuerda que un niño debe empezar a lavarse los dientes desde los 6 meses y con un cepillo e...



  • Pinto, José M., Daniela B. Chávez, and Catalina Navarrete. "Salud bucal en el primer año de vida. Revisión de la literatura y protocolo de atención odontológica al bebé." (2018).
  • Pina, D. Infante. "La recomendación de lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de vida: algunas consideraciones." Acta pediátrica española 76.3/4 (2018): 40-43.
  • Valarezo-Bravo, Tannya L., and Silvana M. Mariño-Solis. "Prevalencia de caries temprana de la infancia en cuatro guarderías del norte de Quito-Ecuador." Dominio de las Ciencias 3.1 (2017): 278-297.
  • Revelo Navarrete, Carlos Eduardo. Prevalencia y severidad de caries de la primera infancia y sus factores de riesgo en niños de edad preescolar. BS thesis. Quito: UCE, 2019.
  • Lombardi Nieto, Luis Ricardo. "PREVALENCIA DE CARIES DE BIBERÓN EN LOS NIÑOS ATENDIDOS EN EL HOSPITAL REGIONAL HERMILIO VALDIZÁN HUÁNUCO 2017." (2018).
  • Díaz-Sánchez, David Alexis, Claudia Milagros Paredes-Quiroz, and Carmen Kanashiro-Irakawa. "Conocimientos sobre caries de infancia temprana en personal de salud del primer nivel de atención, Cajamarca-Perú-2017." REVISTA ODONTOLOGÍA PEDIÁTRICA 17.2 (2018): 4-13.
  • Ayesta Gil, Alejandra Cecilia, and Kathy Lizbeth Guevara Cajan. "Relación entre el nivel de colonización de Streptococcus mutans en niños de 0 a 36 meses y sus madres, en el Centro de Salud Cerropón de las Brisas en la provincia de Chiclayo–2017." (2018).
  • Astoreca, V., and M. Mercadier. "Importancia de la promoción y prevención de la salud bucodental en la embarazada, su relación con binomio madre-hijo y cuidados del niño en la primera infancia."